domingo, 1 de julio de 2012

criaturas de las profundidades II

Ivy Jacobsen

John White


6 comentarios:

Carmela dijo...

Nunca me atrajo, por ejemplo, volar, pero si quiero saber que se siente al volar, me sumerjo y nada bajo el agua. Entrar en ella, dejarse rodear, no, no es esa la palabra, en realidad es hacerse una con ella, comunión de espíitus, vuelta a la placenta, volver a lo que somos mayoritariamente, agua.
Sumergir una mano en ella y sentir que somos, aunque la vida nos apartó, nos hizo salir, siempre estará en nosotras.
Al menos para mí.
Un beso, Say.

stalker dijo...

en esas profundidades: la piel del mundo...

también se dijo que la piel es lo más profundo que tenemos: sentimos, entonces, en superficie, en dulce, estremecida profundidad epitelial

las caricias y los cuentos se dan ahí: ínferos de la piel del "alma", deslizamiento que escribe una vida... piel como palimpsesto que se reescribe y nos recrea, matriz de todos los cuentos...

las aguas abisales, genesíacas, tenuemente iluminadas, también están dentro de nosotros, en la cueva donde nacen los mitos: si bajamos ahí podemos desactivar el miedo, podemos ovillarnos cerca de algún animal calentito (el perro Nemo!)

lo remoto íntimo, lo nutricio, el anhelo por destruir todos los centros verticales (infame logos patriarcal) para vivir nadando, en la más pura y radiante fluctuación creativa: poema, entonces, tus imágenes

poema, visión, delicadeza

todo ello, dentro, y aun más cerca

/abrazo!

Say dijo...

“Desde el centro de mi vida brotó
una gran fuente,
sombras azules y profundas,
sobre el celeste azul del mar”.
Louise Glück

Carmela, siempre somos atraídas por el agua...

una irresisteble fuerza nos lleva a sumergirnos para conectar con lo más profundo de nosotros...

nadar es volar...

un acuático beso!

Say dijo...

stalker,
imagino a los dibujantes de estos dibujos. me los imagino en su habitación, inclinada la cabeza, inmóviles, sostienen el lápiz o el pincel, detenido en el aire, para escuchar con atención los sonidos que llegan del fondo del mar...

"el "alma", deslizamiento que escribe una vida..."

"aguas abisales, genesíacas, tenuemente iluminadas, también están dentro de nosotros, en la cueva donde nacen los mitos"

stalker, es así, como dices,"si bajamos ahí podemos desactivar el miedo",

"¿Qué estamos haciendo aquí, y por qué están nuestros corazones invisibles?". Anne Carson,"Tipos de agua"

querer transmitir, stalker, algo que no sea la perfección, sino, otra cosa, otra cosa,

"lo remoto íntimo, lo nutricio, el anhelo por destruir todos los centros verticales..."

si nos sentimos criaturas en las profundidades...

ay, stalker, clarividente,delicado,
intuitivo,

un beso enorme!

ana dijo...

Say, somos criaturas abisales con inmensos ojos llenos de agua, a veces iluminados vagamente por un rayo de luz que baja hasta nuestra profundidad, hasta nuestra estremecida epidermis, pequeño temblor, colores escondidos.
preciosas imágenes, flores que danzan acuáticas, peces angelicales que preparan el vuelo, el barco que somos,el bestiario de la profundidad, la vida que nos vive...
abrazos!

Say dijo...

ana,
células talladas, escamas brillantes en nuestra piel, medusas pelágicas, contracciones rítmicas de todo nuestro cuerpo para nadar en las profundidades insondables, flores que danzan, pez aletas y alas, mundo sumergido, vida sensorial, el bestiario de las sombras, la vida que nos vive,

todo ahí, en nuestra estremecida epidermis,

un beso, anamaría, embelesada en los sentidos