viernes, 13 de julio de 2012

The Evening Light


Amplia y de color amarillo es la luz del atardecer
Tierna la frescura de abril
has tardado tanto,
Sin embargo, me alegro de que hayas venido.

Siéntate aquí cerca de mí
Y mira con alegría:
Aquí está el cuaderno azul
Con los poemas de mi infancia.

Perdóname que no hice caso al sol
Y que  viviera en el dolor
Perdona, perdona que yo
Confundiera a muchos otros contigo
Anna Ajmátova, "The Evening Light"
Imagen, Ally Francesca

4 comentarios:

stalker dijo...

más que versos, certera caricia...

ajmatovizarse sería descarrilar dulcemente, y hallar en otro surco más dulzura, otra oblicuidad de vida...

Say dijo...

dulcemente me inclino hacia adelante para escuchar...me encanta todo lo que dice Ajmátova!

ana dijo...

pura dulzura y una caricia de luz que desciende hasta el lugar de ajmatovizarse, allí mismito donde nace el ronroneo y el siéntate aquí cerca de mí

Say dijo...

siéntate aquí cerca de mí...