viernes, 29 de junio de 2012

Plainwater, Anne Carson




D’ETRE SOBRE LE BONHEUR BIEN AIMÉE
Día tras día pienso en ti tan pronto como me despierto. Alguien ha puesto los gritos de los pájaros en el aire como joyas.

SOBRE LAS PIEDRAS DEL SUEÑO
Camille Claudel pasó los últimos treinta años de su vida en un manicomio, preguntándose por qué estaba allí y escribiendo cartas a su hermano el poeta, que había firmado los papeles. Ven a visitarme, decía. Recuerda que aquí convivo con locas; los días son muy largos. No fumaba ni paseaba. Se negaba a esculpir. Aunque le daban piedras del sueño, mármol y granito y pórfido, ella las rompía y luego recogía los pedazos para enterrarlos fuera de los muros por la noche. Por la noche era cuando sus manos crecían, cada vez más grandes hasta que en la fotografía semejan dos trozos de otra persona cargados sobre sus rodillas.

SOBRE LAS ORQUÍDEAS
Vivimos haciendo túneles porque nos han enterrado en vida. Tus túneles, para mí, lucirán extrañamente inútiles, orquídeas arrancadas de raíz. Pero la fragancia permanece. Un Niño Pequeño huyó de Amherst hace unos Días, escribe Emily Dickinson en una carta de 1883, y cuando se le preguntó a dónde iba, respondió: “Vermont o Asia.”

SOBRE LA HERIDA NOCTURNA DE HÖLDERLIN
“Quizá el rey Edipo tenía un ojo de sobra”, dijo Hölderlin y siguió escalando. Por encima de los árboles hay un espacio blanco como la cara interna de una muñeca. Las rocas permanecen. Los nombres permanecen. Los nombres cayeron sobre él con un siseo.

SOBRE EL HEDONISMO
La belleza me hunde en la desesperación. Ya no me importa saber por qué sólo quiero marcharme. Cuando miro la ciudad de París anhelo rodearla con mis piernas. Cuando te veo bailar se abre una inmensidad tan cruel como un marinero a merced de la calma chicha. Toda la noche florecen en mí deseos redondos como duraznos: ya no puedo recoger los que caen.

SOBRE OVIDIO
Lo veo ahí, en una noche como esta pero fresca, mientras la luna se desliza por calles oscuras. Cena y camina de regreso a su habitación. La radio está en el suelo; el dial, verde y luminoso, brilla suavemente. Ovidio se sienta a la mesa; los exiliados suelen escribir muchas cartas. Ahora rompe a llorar. Cada noche, alrededor de esta hora, se viste con la tristeza como si fuera ropa y continúa escribiendo. En sus ratos libres aprende el idioma local (gético) para componer un poema épico que nadie leerá nunca.

SOBRE  VAN GOGH
La razón por la que se bebe es para entender el cielo amarillo el cielo grande y amarillo, dijo Van Gogh. Cuando volvió a mirar el mundo vio los clavos que sujetan los colores a las cosas y vio que los clavos eran de dolor.

"Conferencias breves" de Anne Carson, Textos incluidos en "Plainwater: Essays and Poetry"

16 comentarios:

Darío dijo...

Claudel, como tantos hombres pensaba eso. Adentro o afuera, no hay forma de eludir esa sombra...Un abrazo.

arponauta dijo...

oh, no conocía a Anne Carson. imagino que no están traducidos estos textos que pones, ¿lo has traducido tú? gracias :-)

stalker dijo...

Say:

estas traducciones de Anne Carson son un verdadero regalo y aire fresco en esta noche de calor tórrido, irrespirable...

sigo a Anne Carson desde aquel libro maravilloso que publicó Pre-Textos hace algunos años: "Hombres en sus horas libres". Me fascinó entonces la hibridación de generos, la precisión en la expresión, la libertad que se concedía la poeta ensayista... esa libertad absoluta que se encuentra pocas veces (y que para mí alcanza su estrella más pura en Jorie Graham o en Chantal Maillard)...

por todo ello, doblemente feliz, te agradezco estas traducciones...

diría que el niño del texto-poema llegó a Oriente y que no cesaron sus revoluciones :-)

"Toda la noche florecen en mí deseos redondos como duraznos: ya no puedo recoger los que caen".

y esos deseos frutales serán comidos por dulces animales nocturnos que luego nos ofrendarán su lentitud y su mirada: poema al filo de lo impronunciable mismo...

un abrazo!

ana dijo...

Estupendos textos donde la mirada de Anne sale de si y se hace tan pequeña que penetra los lugares ocultos de las cosas, cielo amarillo o piedras del sueño, todo gotea hasta hundirnos en los pliegues en que resbalan juntos la belleza y el dolor.
Gracias Say por traerlos,
abrazo redondo como durazno

Say dijo...

Darío,
los hombres en la vida de Camille Claudel no pudieron ser más crueles y despiadados, desde su hermano hasta Rodin, que se apropió de muchas de las obras que esculpió Camille.

Pasó los últimos treinta años de su vida encerrada en un manicomio, escribió muchas cartas pidiendo ayuda, pero todos la abandonaron. después de morir allí encerrada, pasaron años hasta que su hermano el "poeta" se hiciera cargo de su cuerpo. cuánta misoginia y odio al talento y a la genialidad de esta hermosa mujer.

Ella misma era consciente de ello:

“No he hecho todo lo que he hecho para terminar mi vida
engrosando el número de recluidos en un sanatorio,
merecía algo más.
Necesito ver a alguna persona que sea amiga”.

“Tras apoderarse de la obra realizada
a lo largo de toda mi vida,
me obligan a cumplir los años de prisión
que tanto merecían ellos…”. Camille Claudel


un abrazo, Darío!

Say dijo...

arponauta,
por desgracia, no están traducidos estos textos. aún ninguna editorial española lo ha editado, no entiendo por qué. es maravilloso. yo he hecho esta traducción para traer aquí algo de lo mucho hermoso que hay dentro. meditaciones poéticas deslumbrantes.

arponauta, de la misma autora, si te apetece conocer más de ella, puedes leer "Hombres en sus horas libres", Ed. Pre-Textos. creo, que conociéndote :), te encantará tanto como a mí.

un abrazo

Say dijo...

stalker,
para mí traer estas pequeñas traducciones me reconforta. siento la emoción de hacerlo, mientras las voy escribiendo. y para mi mente y para mi corazón,es como ese aire fresco en una noche de calor tórrido...

también cuando leí "Hombres en sus horas libres", me fascinó, y como a ti, me recordó muchísimo la escritura de Chantal Maillard. la ruptura de los géneros, la libertad poética radical, la memoria, memoria vital y memoria lectora, viajes creativos a la propia vida personal, vida en carne y mente abierta en canal, obsesiones, imágenes, fragmentos, aliento, juego y delirio...

sí, stalker, yo también lo creo. el niño llegó a Oriente y no cesaron sus revoluciones, y Emily estará a su lado escribiendo y escribiendo desde su subversiva, y salvaje y sublevada rebeldía.

"Toda la noche florecen en mí deseos redondos como duraznos: ya no puedo recoger los que caen".

deseos,

deseos "al filo de lo impronunciable mismo..."


un abrazo fuerte!

Say dijo...

ana,

"cielo amarillo o piedras del sueño, todo gotea hasta hundirnos en los pliegues en que resbalan juntos la belleza y el dolor".

anamaría, gracias a ti, por dejar este hermosísimo texto-poema,

un abrazo redondo como durazno!

Anónimo dijo...

Anne Carson, no la conocía...

rama
(gracias)

Tera dijo...

Preciosas traducciones!!

En Constanza, a orillas del Mar Negro, hay una estatua de Ovidio con estos versos inscritos:

"At tibi qui transis, ne sit grave quisquis amasti."

Say dijo...

“Yo soy el santo rezando en la terraza-mientras los animales mansos pacen hasta el mar de Palestina. soy el sabio del sillón oscuro. Las ramas y la lluvia se arrojan por las ventanas de mi biblioteca.

Yo soy el peatón de la carretera por medio de un bosque enano, el rugido de las esclusas ahoga mis pasos. Puedo ver por mucho tiempo el lavado de la melancolía de la puesta del sol.

Yo bien podría ser el niño abandonado en el muelle en su camino hacia alta mar, el chico de la granja que camina por la alameda, la frente tocando el cielo...”
Arthur Rimbaud , Iluminaciones

rama, Rimbaud, Anne Carson,y algunos otros maravillosos poetas de las iluminaciones...

ahí estoy, en esos senderos...

(gracias a ti)

un saludo

Say dijo...

...si alguna vez has estado en el amor, no permitas que sea demasiado para ti...


"¿Qué pasaría si una mujer contara la verdad sobre su vida?
Se quebraría el mundo."
Muriel Rukeyser


Tera,un beso!

Angi La Fiera dijo...

...la cara interna de una muñeca... Oooooh... Solo esa imagen me da para varios días, Say. Gracias.

Say dijo...

Angi,
son textos muy visuales los de Carson...en nuestra cabeza se desarrollan historias sin fin...

y sí, una imagen nos puede dar para varios días :)

un abrazo!

marcela dijo...

"¿Qué pasaría si una mujer contara la verdad sobre su vida?
Se quebraría el mundo."
Muriel Rukeyser
Y punto. Besos

Say dijo...

marcela,
es lo que me une a ti...

lo que sé que tú sabes...

si contáramos la verdad de nuestra vida...se quebraría el mundo...

sí.

un beso enorme!

y punto.

:)

(estoy intentando engañar a blogger para dejarte un mensaje en entradas tuyas que me identifican. algunos mensajes se los comió el mundo sideral de la red...no sé si tiene que ver con que no he cambiado la "interfaz", que blogger me dice que cambie...)

pero rodearé hasta llegar...