jueves, 26 de julio de 2012


31 comentarios:

EMMAGUNST dijo...

sos tan tierna Say...y yo estoy tan "sacada" de mi eje...tus elecciones, tus escritos tan llenos de una ternura que siento tan lejana...no sé. Creo que fui perdiendo el rumbo.

Te abrazo fuerte.

Say dijo...

pero emma, yo te siento profundamente llena de sentimientos y de anhelos que viven muy ardientemente dentro de ti.

tenemos etapas de nihilismo y vacío, pero son etapas que se pasan, porque la vida empuja con su aullido interminable, como dice Goytisolo en su poema Palabras para Julia,

y además sólo hay que ver tu pasión creativa en tu blog, los destellos constantes que tu alma muestra en cada uno de los poemas que traes,

querida emma para mí eres una mujer maravillosa. a mí me encantas.

la persona que un día esté a tu lado será muy, muy afortunada,

el rumbo se está haciendo en cada día que vivimos, no lo has perdido...lo llevas dentro y está rebosante de pasión...

un abrazo enorme!

Anónimo dijo...

me llama la atención la nota encima de Praga...

un saludo, rama

Vera Eikon dijo...

Si de algún modo no cambia nuestra faz, no hay amor. Porque el ser amado es un umbral hacia nosotros mismos, y es en nuestras marcas donde nos reconocemos...Bico, Say

Say dijo...

rama,
la nota abarca un círculo mágico, en una porción de territorio que significa mucho para mí, no es sólo Praga, es Berlín, Viena, otras ciudades...es el mapamundi que conjuga sentimientos de amor,

por eso lo puse así, con ese pequeño papelito, en esa frase, quiero decirle a ella lo que significa en mi vida,

también hablo de la ausencia, de la distancia...

un saludo

Say dijo...

Vera,
"Si de algún modo no cambia nuestra faz, no hay amor" .

los verdaderos amores entran en el alma, los otros no, por eso los reconocemos...

Bico, Vera!

Anónimo dijo...

Precioso, parece como de película, como aquello que nunca pasará. Yo es que no creo en el amor asi, mucho más en los platónicos.
Saludos!
Maria

Anónimo dijo...

qué bella frontera y nota, Say...

un saludo

rama

ana dijo...

Vera y tú son mujeres extremadamente tiernas y apasionadas, de una particular belleza y singularidad. Comparto ese sentir de Emma, cuando las leo, a veces nos sentimos perdidas en el mapamundi, muchas ciudades duelen...
las abrazo

Anónimo dijo...

vaya, hoy dejé varios comentarios, pero no sé que ha pasado...

un saludo....tus textos son preciosos


rama

Say dijo...

rama,
frontera y nota...líneas imaginarias donde escribimos, enlazando puntos significativos, mensajes de amor...

Say dijo...

ana,
Vera, y emma, y tú...belleza, pasión y singularidad...

"a veces nos sentimos perdidas en el mapamundi, muchas ciudades duelen..."

las huellas de esas ciudades marcadas en nuestra biografía para siempre...

un abrazo anamaría

Say dijo...

rama,
a veces tarda un poco en aparecer los comentarios, pero están guardados...

y es una alegría verlos,

gracias!

un saludo

PÁJARO DE CHINA dijo...

un mapa solo tiene sentido cuando lo habitan cuerpos. los libros deberían escribirse así: cuerpos como notas que atraviesan mapas. de todas esas geografías no quedará nada, excepto el espacio (intangible y vacío) que los cuerpos experimentaron alguna vez. en los ríos hay brazos; en las calles, hebillas en el pelo; en las cordilleras, vértebras y coxis; en las estaciones de tren, aromas a cara recién lavada. en los muros colgamos los besos que el viento se llevará y en los parques escondemos los deseos, para que no los encuentre y lo deshaga el insomnio.

mi cuerpo dice, en este mapa estremecido en el que se desplaza como un gato o un guerrero, que say es necesaria, para dejar constancia de cosas así.

Anónimo dijo...

me impresiona mucho esta foto, creo que has dado con alguna clave,que solo puede estar en un mapa, donde las líneas acucian a la irrealidad a marcarse para siempre...

un saludo, rama

Say dijo...

rama,
es un mapa del corazón,

escribo unas letras,

mi mensaje de amor,

recorto ese papelito,

lo coloco en el círculo mágico, sí, como dices, "donde las líneas acucian a la irrealidad a marcarse para siempre..."

mis labios hablan desde el anhelo de tantas cosas hermosas con ella...

la clave está en que, en mi corazón, una mujer es amada para siempre...

Say dijo...

Pájaro de China,
la alegría es una emoción, tenerte también, y sentirte en tus palabras conectar con todas estas geografías, las que nos atraviesan, las que habitan en el cuerpo, que son llaga, tortura, o dulzura, pero que son amor,

amar lo pequeño, la flor dadá sobre su chaqueta, su bonito cinturón en las montañas de las amatistas, su mirada, la hebilla en el pelo, el pequeño colgante de plata sobre su pecho en forma de corazón, las cordilleras, vértebras y coxis, besados, el extremo y dulce deseo en sus dedos dentro de las grutas resplandecientes...la respiración, los suaves sonidos...

el amor tan abundantemente, dejando charcos en este mapa, en esta tierra...

ah, y los parques amados,

"en los parques escondemos los deseos, para que no los encuentre y lo deshaga el insomnio"

y las cartas de amor...

cartas de amor con el rocío en la piel, noches sin dormir, las ojeras azules cada vez más profundas...

mi querida Mariel, la luz de la luna y el amanecer conviven con una marca...no tenemos palabras, pero balbuceamos a través de la helada, a través de una conmocionante Antarctica, todo el amor, donde el espejismo no es espejismo es realidad...

un abrazo fuerte!

Carmela dijo...

La piel grabada con cada montaña, valles y llanuras vividas. Ríos que ya corren por nuestras venas y cuevas donde perdemos dulcemente la cordura. Ser parte de su mapa, ser su mapa y perderse en él.
Un beso, Say

Say dijo...

Carmela,
amar y tener eso para siempre...

un beso, Carmela

c c Rider dijo...

Kokoro
(1914),
by Natsume Soseki
(1867-1916)
Translated by Edwin McClellan, 1957
________________________________________

Part 3: Sensei and His Testament

I RECEIVED two or three letters from you this summer. If I remember rightly, it was in your second letter that you asked me to help you find a suitable post. When I read it, I felt that the least I could do was to answer your letter. But I must confess that in the end, I did nothing. As you know, my circle of acquaintances is very small. Indeed, it would be more correct to say that I live alone in this world. How could I, then, have been of any help to you? However, that is of little importance. You see, when your letter came, I was trying desperately to decide what I should do with myself. I was thinking, "Should I go on living as I do now, like a mummy left in the midst of living beings, or should I...?" In those days, every time I thought of the latter alternative, I was seized with a terrible fear. I was like a man who runs to the edge of a cliff, and looking down, sees that the abyss is bottomless. I was a coward. And like most cowards I suffered because I could not decide. Unfortunately, it would not be an exaggeration to say that at the time I was hardly aware of your existence. To go further, such a matter as your future livelihood was to me almost totally without significance. I did not care what you did. It was not, to my way of thinking, worth all the fuss. I put your letter in the letter rack and continued to worry about my own problem. One brief and contemptuous glance in your direction, that is about all I thought you deserved. Why should a fellow, I asked myself, as comfortably placed as you, start whining for a job so soon after graduating? It is because I feel that I owe you some sort of explanation for my conduct that I tell you all this. I am not being purposely rude in order to anger you. I believe that you will understand when you have read my letter. At any rate, I should have at least acknowledged your letter. Please forgive me for my negligence.

Say dijo...

cc,
la carta de Natsume Soseki,

"...cuando la carta llegó, yo estaba tratando desesperadamente de decidir lo que debo hacer con mi vida. Yo pensaba: "¿Debo seguir viviendo como lo hago ahora, como una momia en medio de los seres vivos, o yo debería ...?",

yo debería...,

yo debería,

yo debería,

yo quería mirar hacia abajo esas montañas para siempre, encontrar el mar. no quería la ciudad, no quería perder mi vida de la mañana a la noche, no quería sacrificarme por una vida de normalidad dedicada a conseguir algo que el mundo nos había dicho que era importante.

no, la vida ha llegado a significar algo más,

incluso si nos pasamos la vida buscando cómo salir de este engranaje...

la carta de Natsume está llena de dolor, de ira, y de desesperación...

es un profundo conocimiento...

nuestro interior nos sigue llevando a lugares como este...

melodías que llenan tu alma, mientras escuchas la escritura de Kokoro de Natsume Soseki,

cc,
un abrazo!

Carmela dijo...

Espero que andes en alguno de esos círculos que amas de tu mapa y estes bien. Te extrañé.
Un beso

Say dijo...

hola Carmela,
ando enredada en una vorágine laboral y también entre los dulces dragones de fuego en los círculos de mi mapa...

yo también te extraño, aunque te visito en silencio,

entrar a tu casa es entrar en los mares donde se encuentran arrecifes de aves...los dedos sienten la sinfonía húmeda de los cuerpos...

un beso Carmela, entre el sonido y la espuma de las olas

Carmela dijo...

Un abrazo Say, y me alegro de saber de ti.
Besosss

Say dijo...

gracias Carmela,
un abrazo grande!

Anónimo dijo...

es una pena que no sigas publicando tus textos...


esperamos nuevas entradas

gracias...
un saludo
rama

Say dijo...

rama,
gracias por tus palabras,

yo no tengo nada seguro, no sabría qué contestar...

al mismo tiempo en mis manos todo...


un abrazo







Anónimo dijo...

que todos tus proyectos se cumplan, este posteo es muy muy bonito

rama

Say dijo...

rama,
esa persona que intenta ser "normal", pero que no lo es, soy yo.

la más frágil, la del desvencijado bote, soy yo.

siempre hablo al corazón de alguien...

siempre digo "te amo"

y todos los sueños, los planes, los proyectos, los hago desde la dulzura...

gracias rama

Anónimo dijo...

ah, say, me habías asustado...jeje

pues mira, te diré algo, niña guapa, deja de preocuparte por ser "normal" y sé feliz, feliz...es lo que importa


entiendo lo que has querido decir....todos gastamos ingentes energías en intentar ser lo que no somos: normales, valientes,exitosos artistas....

un beso, say...y gracias por tu blog,

rama

Say dijo...

rama,
un beso!