domingo, 1 de julio de 2012

Réquiem y otros escritos, Anna Ajmátova



-Pro domo mea diré que jamás he abandonado la poesía, ni volando ni reptando, aunque mis rígidas manos, con las que me aferraba a la borda del bote, muchas veces recibieron golpes de remos capaces de enviarme al fondo. Debo confesar que de cuando en cuando el aire a mi alrededor perdía humedad y permeabilidad al sonido; que al bajar el cubo al pozo oía  en vez del grato chapoteo del agua un golpe seco contra la piedra, y en general sobrevenía una asfixia que duraba años.

-Los últimos días, además, siento sin cesar que donde quiera que esté, algo me está pasando. Todavía no está claro en qué sentido. Sea en Moscú o en algún otro lugar algo me está arrastrando, como si fuera el aire caliente de un horno inmenso o la hélice de un barco de vapor.

-(...) Todos saben que hay gente que intuye la primavera desde la Navidad. Hoy me parece haberla intuido, aunque todavía no hemos tenido invierno. Guardan relación con ella tantas cosas milagrosas y alegres que temo echarlo todo a perder diciéndoselo a alguien. También me parece que estoy de alguna manera ligada a mi rosa coreana, a mi demoníaca hortensia y a toda la silenciosa vida negra de las raíces. ¿Tendrán frío ahora? ¿Hay bastante nieve para protegerlas? ¿Las mira la luna? Todo me concierne de un modo vital, y yo no las olvido ni siquiera cuando duermo.

-Abedules

En primer lugar, nadie ha visto jamás tales abedules. Me da miedo recordarlos. Es como una alucinación. Algo temible, trágico, como el altar de Pérgamo, maravilloso y peregrino. Además, me parece que allí debía haber cuervos. No hay nada mejor en el mundo que esos abedules, inmensos, vigorosos, antiguos como los druidas o más aún. Han pasado tres meses, pero yo no puedo volver en mí, lo mismo que ayer; sin embargo, no quisiera que fuese un sueño. Me hace falta que esos abedules sean de verdad.

Anna Ajmátova

16 comentarios:

Carmela dijo...

Hermoso.
"Me hace falta que esos abedules sean de verdad".
Un beso, Say.

Say dijo...

Carmela,
sí, nos hace falta que esos abedules sean de verdad,

necesitamos que toda esa vida que nos concierne de un modo vital permanezca siempre viva,

un beso, Carmela

Tera dijo...

Son de verdad los abedules! No se sabe por qué se sabe, pero es algo que se sabe... Se notan por dentro, inmensos, vigorosos, antiguos como druidas o más aún!

Mil besos en pergamino, Say!

ana dijo...

no puedo volver en mí, he alucinado abedules, no los olvido ni siquiera cuando duermo...
Gracias Say por hacernos inevitable la poesía
besos

Say dijo...

Tera,
es verdad, los sentimos ahí, por dentro, con una fuerza tal...

sabemos que no pueden desaparecer, dejarnos solas...

besos en pergamino

Say dijo...

ana,
la rosa coreana, las demoníacas hortensias, toda la silenciosa vida negra de las raíces,

la alucinación en abedules, la vida o más aún, nada se olvida, ni siquiera cuando duermo...

un beso vigoroso y antiguo

stalker dijo...

ayer, mientras leía estos párrafos, un alarido inhumano recorrió el edificio donde vivo: muchos daban rienda suelta a sus desaforados instintos ante las pantallas de televisión. Esta obscena catarsis patriótica me hizo pensar en la silenciosa vida de las raíces...

la silenciosa vida negra de las raíces percute en el corazón de Ajmátova y nos lleva a otro tiempo...

¿sabes? a veces he pensado que uno podría aniquilar la mirada contemplando el perfil de Ajmátova: esa dulzura angulosa que encuentro, sutilmente transmutada, en sus poemas...

en "La decadencia de Occidente" (escrito hace un siglo pero de rabiosa actualidad) Spengler hace un examen metafórico de muchos árboles, concediéndoles el aura de potencias anímicas, esencias numinosas, fuerzas telúricas... extrañamente, no encuentro el abedul, quizá desvanecido en un intersticio entre la realidad y el sueño...

y eso me lleva a pensar en lo hermoso que sería poder abandonarnos, de vez en cuando, al placer de las metamorfosis: ser, por un tiempo, un árbol o un poema de Ajmátova, verso frondoso en el que descargar el peso del "alma" y su lastre, recuperarnos en una amable presencia totémica, recargar el aura ya mermada por la inflación de palabras y la existencia ego-centrada. Menguar, hacer la fotosíntesis, sentir la silenciosa raíz de la vida penetrando en la tierra y el verso ascendiendo como savia en una pura explosión sensitiva...

abrazos!

Say dijo...

Staker,
ganaron los de la roja. lo que nos faltaba!

sobredosis de opio...éste más peligroso y brutal que aquel del que nos hablaba Marx...

me da pena que un país esté tan ciego.

una cosa es jugar, cada cual, lúdicamente, al fútbol, al ajedrez, al parchís o al voleibol (era a lo que yo jugaba en el cole y en el instituto:)), qúe sé yo; y otra es esto, esta manipulación terrible e infernal que los poderes mafiosos y los Estados han conseguido con el deporte.

realmente, la gente ?es irrecuperable?

el no pensar es ya el software implantado en el disco duro de sus cerebros!!

¿merece la pena morirse en ese limbo de indiferencia e idiotez?

“El poder de la ideología de la industria cultural es tal que la conformidad ha sustituido a la conciencia.” Adorno

y sí,“uno podría aniquilar la mirada contemplando el perfil de Ajmátova: esa dulzura angulosa que encuentro, sutilmente transmutada, en sus poemas”.

Ajmátova, me encanta!

su lucha, su solidaridad con las mujeres que conoció en la cola de aquella cárcel, lo escribió en Réquiem y tantas cosas hermosísimas sobre el amor y la desesperación y la vida y la resonancia de la memoria, y todo, todo, cada átomo, de alegría o desesperación, que compuso su vida ardiente...

Joseph Brodsky: “Ajmátova era, dicho brevemente, una persona sin hogar y -utilizando su propia expresión- sin pastor. Los conocidos la llamaban “la reina errante”, y realmente en su cara- sobre todo cuando se levantaba e iba a nuestro encuentro en el apartamento de alguien- había algo de reina ambulante y sin abrigo.
A todos nos producía una suave quemadura espiritual el destello de este corazón, de esta inteligencia, de esta fuerza moral que ella irradiaba.”

En contraposición, su marido Nikolái Punin,empeñado en aniquilarla.

“En la Casa del Fontanka Punin disponía de un estudio. Anna vivió con él y con la ex de él. (Ajmátova vivió épocas donde no tenía recursos económicos, como tantas mujeres que aguantan ciertas cosas sólo por esta circunstancia). Una vida llena de turbulencias de ese matrimonio. Una amiga de la pareja, E. Gerstein, contó que Punin no podía soportar la idea de que Anna fuera poeta. Cuando los invitados de la casa se interesaban por la obra de Anna, Punin los cortaba rápidamente , intentando rebajar a su mujer ante todos, diciendo cosas como por ejemplo: “Anna, ¡ ve a limpiar el pescado!”. Una tarde de invierno Ajmátova invita a su casa a sus amigos para leerles sus poemas. Una vez empezó la lectura, Nikolái Punin irrumpió violentamente: “Anna Ajmátova-gritó-¡usted es una poeta digna como mucho de la atención de una aldea de provincias!” Por esa razón Anna pasó más de una década sin escribir.

este es un ejemplo de lo que expresa en “Pro domo mea”,

stalker, es la brutalidad, la testosterona, el orgullo macho, la incapacidad de amar.

Splenguer. Abedules.

quizá Splenguer no mencione a los abedules por su aura onírica. por su tendencia a desaparecer.

recuerdo abedules enormes rodeando la casa del sur en Granada. recuerdo una balsa de agua natural,Parpacén, creo que ahora la nombrarían Parpa-Zén...pero, ahora, ya no existe. desapareció.

en esa balsa me bañé en momentos maravillosos. esos abedules, que la rodeaban, fueron mis padres, eran antiguos sí, remotos, inmemoriales, nunca pensé que algo así pudiera desaparecer, con sus fuertes ramas largas, largas, vigorosas, a las que me agarraba para balancearme hasta alcanzar lo más lejos el centro de la balsa donde era más profunda el agua...me zambullía loca de felicidad, después mi amiga, mi cómplice, hacía lo mismo. los abedules eran nuestros ardientes seres de la felicidad....

stalker, sólo podremos encontrar esa paz totémica volviendo a la simplicidad, en todo lo que no está calculado, vida salvaje alimentada de la tierra...y en los seres incorruptibles como Ajmátova...

mi querido búfalo...pienso de verdad, que nada está perdido mientras uno mantenga un poco de honestidad y dignidad en su interior...

un beso abedul!

c c Rider dijo...

En barco a la isla de Seurasaari, donde
los peces pequeños se llaman esguines.
Un hombre lanzó un cuerno de madera de abedul
hacia el mar sin noche.

Esta es una traducción que hice de Carolyn Forchè mientras leo la entrada y “escucho” los comentarios tan maravillosos. Entrecomillo pues en el piso colindante vive un señor que tiene días como el de hoy en los que se dedica a gritar e insultar, pegar, y no me puedo concentrar como quisiera.
Pero el cuenco permanece.
besos

Say dijo...

cc,
en la isla de Seurasaari donde los peces pequeños se llaman esguines...ese hombre lanza desesperación hacia ese mar sin noche, en ese cuerno de madera de abedul irán tallados los viajes de su alma, la soledad, el tiempo, la inmovilidad...querrá que en ese cuerno alguna música se forme y que le llegue a él a través de los cantos del mar. quiere soñar viajes, ciudades, otra vida...


cc,
vaya! qué pesadilla te ha tocado con ese señor del piso colindante. si grita y pega, yo llamaría a la policía, quizás tenga a su víctima tan aterrorizada que ella misma no pueda pedir ayuda, y podamos llegar a otro caso de mujer asesinada por la violencia machista. no sé. además, no tienes que identificarte, lo puedes hacer anónimamente, para que no tengas nada que ver con semejante energúmeno. dios mío, que hartura de estos tipos violentos, amargando la vida a los que tienen la desgracia de cruzarse con ellos. tenían que estar todos muertos para dejar al prójimo vivir en paz.

la traducción es muy buena, has hecho un buen trabajo,

un beso cc!

c c Rider dijo...

El año pasado ya llamaron y no pasó nada, es complicado, creo que los tres integrantes de la familia tienen problemas mentales, eternos desarraigados, es así de crudo, y ese padre de familia trasciende en punta de violencia.

Abrazos gigantes.

stalker dijo...

Querida Say:

sigo tu estela cuando dices que una cosa es el deporte y otra la construcción socio-mediática insoportable que se ha hecho de él: el fútbol se ha convertido en la más eficaz herramienta de alienación colectiva, un arma de destrucción de las conciencias, de embrutecimiento global para la que parece no haber antídoto...

resulta sonrojante pensar que hay "cracks" de la liga o de la selección que en un segundo (un segundo de tiempo del cronómetro) ganan más que trabajadores esclavizados en todo un año, pensar que lo que se van a embolsar los "héroes" de la Roja en concepto de primas millonarias por la victoria bastaría para salvar muchos miles de vidas en el Sahel... o aquí mismo, donde los comedores sociales están saturados y familias enteras pasan ya hambre y viven en la intemperie o en chabolas insalubres...

¿cómo es posible que una sociedad esté tan ciega y embrutecida que no sólo permita, sino que fomente, semejante barbaridad?

¿cómo es posible que se ensalce y se aplauda a esos campeones de la insolidaridad, atrincherados en sus casas lujosas mientras muy cerca, cada vez más cerca, muchas personas pasan apuros extremos o incluso mueren porque las mandan a casa en urgencias debido a los recortes en sanidad?

¿tiene sentido aceptar acríticamente esta desmesura, este absoluto sinsentido?

el fútbol es uno de los aliados del capital, por el lado de la anestesia colectiva inducida y por el de los pingües beneficios que reporta... además de exacerbar los instintos más zafios y la vieja pasión nacionalista, depredadora, excluyente, que busca siempre la humillación del otro (uno de los lemas de la Roja hace pocos años era: "¡A por ellos, oéeee!" ¿puede imaginarse un lema más soez?)

anoche, por la ventana, oía frases como: "¡Yo soy ejpañol, ejpañol, ejpañol!" (con "j") y otras maravillas por el estilo...

y claro, el fútbol en sí mismo, como deporte, no me parece mal (yo mismo jugaba), pero en su justa medida, sin esta desmesura obscena, antiestética, tan grosera y falta de ética...

en los últimos años se ha sobredimensionado como parte de una estrategia rentable de sumisión y silencio... justo lo que necesitan para que los ciudadanos dóciles no reaccionen cuando han decidido empezar a desmontar el "Estado del bienestar" (o del medio-estar, como acertadamente dicen algunos...)

en fin, muy triste pensar que esos futbolistas millonarios nos representan, que una bandera y unos colores nos representan... 2500 años de civilización y estamos en el punto cero (o en negativo...)

me expreso crudamente porque sé que me comprendes y compartes este punto de vista... la verdad es que sí, todo esto me desalienta, me desalienta...

pero luego tomo aire y continúo :)

separo esta primera parte de mi comentario de la segunda, para que esta última no se vea contaminada por la fealdad!

un beso, Say!

stalker dijo...

Ajmátova es un belleza que no cesa, que las lenguas del futuro atesorarán y no dejarán caer...

las humillaciones que sufrió, intolerables: pero al final su palabra y su recuerdo se han impuesto frente a las coacciones machistas, creo que su fuego interior la hizo sobreponerse a circunstancias tan atroces y por eso ha sido testigo privilegiada de las atrocidades cometidas en su tiempo... ningún marido ridículo y celoso de sus versos y su personalidad desbordante habría podido jamás silenciarla...

la balsa y los abedules y la inmersión en el centro, donde las aguas acogen, profundas... recuerdo muy bien esa sensación porque no muy lejos de esa balsa, en las Alpujarras almerienses, otro niño (stalkerciño, lo llamaremos) se sumergía en aguas amigas con una alegría análoga... esas aguas estaban a veces cubiertas de plantas acuáticas, y en ellas pululaban renacuajos, algún pez y todo tipo de insectos de superficie... fue el descubrimiento de la vida y también de la muerte, porque una vez, jugando inconsciente, maté una rana, y me di entonces cuenta de la enormidad de la muerte, de su dureza, su intransigencia, la imposibilidad de deshacer lo que el juego inocente había perpetrado... un aprendizaje que tuve que hacer solo, como todos los otros aprendizajes (los adultos estaban siempre en otro lugar, un lugar remoto, inexpugnable, y apenas atendían a los niños: creo que ése fue el inicio de una libertad intelectual radical, que ya desde pequeño, en la escuela, me hacía desafiar a los profesores cuando descubría que intentaban engañarme con verdades sesgadas, ilógicas, incompletas: heredadas; stalkerciño aprendió pronto a desactivar los sofismas, a seguir el hilo lógico de un discurso y demostrar sus inconsistencias, sus fallos internos, su desmedida propensión a con-vencer sin fomentar el espíritu crítico... de niño esto no lo expresaba con estas palabras, claro!)

la balsa y los abedules y la inmersión en el agua, el renacimiento en el agua: dejarse acoger por esa dulzura cristalina, matricial, sosegante... caricia en todo el cuerpo, agua-caricia inextinguible, para la piel y el corazón hambriento, para la vida en desmesura... y la complicidad en los juegos de tu amiga, y los abedules propicios, druidas, expectantes, velando los juegos interminables, la piel compartida, la luz en la fruta cercana, la paleta de colores de la tarde moribunda...

todos esos momentos no se perderán en el tiempo: reverberan de algún modo, en este enorme mecanismo de resonancias (universo, lo llaman), en dulces e inesperadas correspondencias... quiero pensar que toda esa felicidad entró en las cosas y vivió ahí una vida plena y secreta que luego fue entregada, transmutada, a otros seres, como una llama alimenta a otra llama, en una cadena de alegría eterna, indómita, inagotable...

hemos de buscar las raíces del pensamiento salvaje y seguir cultivando ahí

seguir cultivando como antídoto, para compensar los desequilibrios del mundo

para transmitir esa alegría y cuidar los brotes tiernos, la crisálida, la imposible geometría, la breve luz, el sueño...

abrazos y más!

Say dijo...

cc,
pues yo insistiría, llamaría a los servicios sociales del ayuntamiento para ver si a esta familia se la puede ayudar, porque si no, esto será eterno, no tendrá fin y la degradación mental y física de los tres irá a más. Y para ti, teniéndolos tan cerca, será muy duro. el desasosiego, la tensión y el malestar por esta situación tan infernal, te mantendrá en una situación de impotencia y tristeza.

podéis hacer una reunión todos los vecinos y habitantes del bloque donde vives, para ver a qué institución u organismo podéis llevar un escrito para que se intervenga y darle una solución de alguna manera.

cc,te envío un abrazo enorme y ánimos y perseverancia en hacer esas llamadas!

Say dijo...

stalker,
el fútbol no entraría en la categoría de deporte, más bien se ha convertido en una herramienta del totalitarismo de Estado para manipular las conciencias de las personas y mantenerlos en la más absoluta incapacidad de actuar o pensar individualmente.

mezclarlo con la política, el patriotismo y el orgullo nacional les ha dado tantos réditos en las urnas que alimentarán al monstruo hasta traspasar todos los límites éticos. complacer a las capas bajas de la sociedad organizando Juegos Olímpicos, ligas, superligas, copas, supercopas, etc, etc, y mientras España se quema la masa enfervorizada adorando a los supermillonarios, mientras familias son desahuciadas de pisos miserables. ni siquiera en esos precarios pisos les dejan vivir. Mi amiga B. cuando puede, va a las concentraciones para evitar el desahucio de alguna familia, y ahí están cuatro gatos, y encima los mossos dando palos a los que se resisten a dejarlos entrar.

todo ese espectáculo de la gente gritando ¡A por ellos, oéeee!" o "¡Yo soy ejpañol", me produce repugnancia, me da asco. Es patético.

la masa, en este estado de hipnosis y manipulación mental, la ignorancia, la sumisión y la docilidad para ir y venir donde se les determina, me deja una sensación de impotencia y desolación, porque salir de esto será muy difícil.

y claro que estoy de acuerdo contigo, y tu indignación creo que se queda corta para lo que yo siento, a mí, ya sabes, que esta ceguera de la gente, y la inacción, la amnesia, esta indiferencia y apatía ante cosas tan graves e inaceptables, me tiene rabiosa y espero que en algún momento esto de un giro.

cuando a la gente se la deje sin nada en absoluto, sin derechos, sin atención sanitaria, sin posibilidad de estudiar, porque volvemos a lo de antes, sólo podrán hacerlo los ricos, matrículas altísimas y costes prohibitivos para las clases medias y bajas, cuando sean conscientes, entonces qué, ¿reaccionarán?

espero que sí.

un beso ácrata y libertario!

Say dijo...

Stalker,
qué precioso,

"Ajmátova es un belleza que no cesa, que las lenguas del futuro atesorarán y no dejarán caer..."

"las humillaciones que sufrió, intolerables: pero al final su palabra y su recuerdo se han impuesto frente a las coacciones machistas, creo que su fuego interior la hizo sobreponerse a circunstancias tan atroces y por eso ha sido testigo privilegiada de las atrocidades cometidas en su tiempo... ningún marido ridículo y celoso de sus versos y su personalidad desbordante habría podido jamás silenciarla..."

la entereza, la honestidad de esta mujer es emocionante. es tan alentador saber que ha existido, conocer toda su trayectoria, sus poemas, su escritura, que nos muestra su forma de ser, su conciencia ética y existencial tan hermosa.

aquellas Alpujarras almerienses, dieron a stalkerciño toda su sabiduría.

entre árboles, plantas acuáticas,renacuajos heridos, piedras vividas, erosionadas por siglos de vida en las montañas, el agua reververando desde el centro de la tierra, el universo reflejado en sus juegos de dulce niño,

toda esa felicidad inocente entró en las cosas y en el cuerpo...

y como una cadena de resonancias antiguas, ancestrales, indómitas, inagotables llegan,

desde los escritos de Ajmátova, desde los recuerdos infantiles...

nada se pierde, todo permanecerá en toda la silenciosa vida negra de las raíces...en las raíces del pensamiento salvaje,

un abrazo grande!