sábado, 30 de abril de 2011

Aliaga

“No puedo correr, he echado raíces, y la aliaga me hiere
con sus talegos amarillos, su armadura de espinas.
Si rompiera a correr, tendría que seguir corriendo para siempre.”


Sylvia Plath


Imagen, Justin Hollar

4 comentarios:

Maia dijo...

¿No es mejor correr para siempre que echar raíces donde sólo hay dolor?

Say dijo...

Tendríamos que empezar a correr y no detenernos...

surgirán encuentros para descansar y quedarnos en un cuerpo para amarlo...?!

trilceunlugar dijo...

Me llamo Rosa Aliaga, pero no pincho te lo prometo. Me encanta tu blog.

Say dijo...

trilceunlugar,
Rosa Aliaga...qué preciosa combinación de flores y sonidos tiene tu nombre!

Y claro! seguro que esas espinas de la rosa y la aliaga, son tan tiernas que sólo producen cálidos
roces.

Un abrazo