jueves, 3 de marzo de 2011

Sello

"Dolor en los huesos al despertar después de haber creído que se durmió junto a quien se ama.”
Proust

Imagen, Joanna Pallaris

6 comentarios:

Curiyú dijo...

Y el dolor se torna aún más terrible, cuando se sueña con la persona que se amo, y esa persona ya no está.
La distancia o la muerte te entran como un cuchillo, pasando del sueño a la vigilia.

mariajesusparadela dijo...

Seguramente aun duele más el alma.

Maia dijo...

Sí, así se siente una efectivamente. Duelen los huesos, duele la vida. Hermosa la fotografía.
Un abrazo,

Say dijo...

Curiyú,
el desvelo del amor.

Say dijo...

mariajesus,
es así...van tan unidos el alma y el cuerpo...

Say dijo...

Maia,
es un dolor para el que no hay ningún tipo de remedio. Duele la vida.

Un abrazo