lunes, 14 de marzo de 2011

Súbito silencio


Existe el súbito silencio de la multitud
que se cierne sobre el jugador inmóvil en la cancha.
y el silencio de la orquidea.

El silencio del jarrón que cae
antes de que impacte contra el suelo,
el silencio del cinturón cuando no está castigando al niño.

Lo estático de la taza y del agua que contiene,
el silencio de la luna
y la quietud del día lejos del estruendo del sol.

El silencio de cuando te abrazo en mi pecho,
el silencio de la ventana que está sobre nosotros,
y el silencio de cuando amaneces y te das la vuelta.

Y existe el silencio de esta mañana
que he roto con mi bolígrafo,
un silencio que se había acumulado toda la noche

como la nieve al caer en la oscuridad de la casa -
el silencio de antes de que escribiera una palabra
y el silencio más pobre de ahora.

BILLY COLLINS

Imagen, Angelo Inanoria

6 comentarios:

emmagunst dijo...

y no hago mas que escuchar cada silencio que describe, es PRECIOSO

Maia dijo...

Hay, cierto, tantas clases de silencios...
Es un poema hermoso. Beso

Say dijo...

emma,
cada silencio nos entra dentro...

Say dijo...

Maia,

Un beso...atronadoramente silencioso

Curiyú dijo...

Me quedo con el silencio de cuando te abrazo en mi pecho.

Say dijo...

Yo también Curiyú!