martes, 1 de noviembre de 2011

Lámparas encendidas hasta el amanecer


"Me arrojaron miles de campanarios
en mi Neva helado,
y desde esa noche me conoce todo el mundo
como la reina del insomnio"

Anna Ajmátova

Imagen, Alexander Demianchuk

8 comentarios:

Stalker dijo...

¡Has cantado!

Como lámpara encendida hasta el amanecer...

marcela dijo...

Ni los médicos curan ni los poetas alivian,
la sombra de un fantasma te perturba día y noche...Ese insomnio que tan bien conozco.

Say dijo...

Stalker,
estamos solos escribiendo con nuestra lámpara encendida,

toda la noche...

tanta música en las palabras, en el silencio, en escrituras de fragua...tanto querer decir tanto, tanto sentir...

Say dijo...

marcela,
ni los médicos, ni los poetas...nuestro insomnio nos envuelve llevándonos y trayéndonos...atormentadas unas veces, otras metidas en una rendida calma...todo el mundo dormido y nosotras velando despiertas...

El Joven llamado Cuervo dijo...

Una pequeña condena, para ver el mundo cuando todos duermen.

Say dijo...

El Joven llamado Cuervo,
reminiscencias de Poe en tu nombre, te das cuenta?! con el corazón salvaje y bombeando rojo, rojo, rojo...

“¿Por qué uno se siente tan diferente por la noche? ¿Por qué es tan emocionante estar despierto cuando todo el mundo está dormido? Tarde-que es muy tarde! Y sin embargo, cada segundo me siento más y más despierta, como si estuviera lentamente, casi con cada respiración, despertando en un mundo nuevo, maravilloso, mucho más emocionante y excitante que con la luz del día. ¿Y qué es esta extraña sensación de que eres un conspirador? Ligeros, sigilosamente nos movemos por la habitación. Cojo algo del tocador y lo dejo de nuevo sin el menor ruido. Y todo, absolutamente todo, hasta la cama te conoce, responde, comparte tu secreto " Katherine Mansfield.

ana dijo...

no dormir y has regresado
encendida en antorcha
fuego y luz

que te aticen los campanarios
que crecen sobre el Neva


abrazos insomnes

anamaría

Say dijo...

anamaría,
un abrazo con la visión de los ríos helados de Rusia...abajo en las profundidades las aguas fluyendo en su necesidad más extrema.

insomnias de la noche,

tus palabras como transformación poética, como realidad de nuestra existencia. éstas somos nosotras. habitando estos mundos.

un beso azul-rojizo, está amaneciendo...