martes, 1 de noviembre de 2011

Chambre dans le quartier


Ser sacudida con fuerza, y parte de mí quiere no haber tenido estos sueños de las últimas noches, la lluvia caída, las nubes a la deriva, el beso, la fiebre y todo el corazón. recordando lo que decíamos cuando se movían las copas de los árboles mientras mirábamos el cielo, en la isla de los Cíclopes, después escuchamos el ruido de unas hélices, el agua calmada sobre las piedras, en la memoria las patas de mi perro sobre mi pecho besándome con sus babas, las partículas y el pequeño triángulo de la cicatriz, la forma en que me agarra, la dulce rendición, el aspecto sentimental canino, y la paz de los ronroneos de mis gatas cazando mi pelo, me gustaría estar contigo, en mi estado de emergencia, en el camino secreto de Granada, con el núcleo hincado del amor como un cuchillo, trozos de mí misma en ti, los colores del fuego y de la tierra, esta habitación llena de rugidos, los escritos extraviados, y la fiereza de mi locura, mi corteza de animal. tengo un hechizo entregado a la vida. y me han crecido plumas y piel de perro cobrizo, me acurruco en este nido crepuscular, mi pecho es suave, mi garganta emite sonidos del destino, la sábana se desliza, nuestras manos tocándonos, me acuerdo de tu abrigo desabrochado, de nuestra respiración y después la ternura, salgo llena de algas, los vendajes me aprisionan, me desgarro para salir corriendo, no hay manera de llegar más a ti.

Imagen, Deborah Paawe

14 comentarios:

Stalker dijo...

indescriptible belleza en ese devenir-animal, ese devenir-planta marina, que es abrirse a una multiplicidad donde todas las voces recaen en una misma ternura, donde todo el decir se resuelve en el proyecto de una lengua de acogida que busca encarnarse en la pureza del arraigo y del ahora.

al leer todas estas líneas uno siente que no queda nada por decir. Que queda todo por cantar. Hasta el grito más desaforado. Hasta que sepamos que en la última ternura ya no habrá miedo

abrazo

Adriana Alba dijo...

Sencillamente hermoso.

Un gusto haberte visitado.

Cariños desde Argentina.

EMMAGUNST dijo...

T R I S T Í S I M O

marcela dijo...

Por fin emerges con esas algas repletas de deseo y de pasión. Un día de santos; todos esos que no nos ayudan a cerrar heridas. Estaba esperando sentir tus letras, cosidas con sangre de amores imposibles. Esos que nos hacen mas frágiles, no mas fuertes.Por eso merecen la pena.
Todo mi cariño

Say dijo...

"Hasta que sepamos que en la última ternura ya no habrá miedo"

Stalker, esta ternura está tan metida dentro...

ahora sólo nos falta no tener miedo, que el corazón y en las entrañas la vida nos arroje a la vida.

un abrazo

Say dijo...

Adriana Alba,
un saludo cariñoso!

Say dijo...

emmagunst,
los destellos de las habitaciones, mis dedos, mi cuerpo, donde permanecen huellas...

un beso!

Say dijo...

marcela,
un día de santos, y hermosas presencias en nuestra memoria, las que nos ayudan a seguir curándonos...

mi compañera de apasionados sentimientos! las que vivimos los amores hasta perdernos...sin saber luego cómo saldrá nuestra fragilidad adelante...

viajeras de los anhelos...

un abrazo enorme

C C dijo...

Magma de palabras. Lava que pre-tende y no llega, no es introducido al antojo de las cercanías. Es curioso como te partes en la conciencia animal buscando refugio, buscando Polifemos y las cepas de los peces que llegan a Granada. Magma de palabras que hacen isla, que estampan en la boca impavidez y la sal de la tierra. Como dice stalker ...encarnarse en la pureza del arraigo y del ahora. El tiempo que ocurre, y no el que pasa. No el gesto, si no la palabra.

Un gran abrazo say.

El Joven llamado Cuervo dijo...

Hay un deambular animal en este texto. Creo que no digo nada novedoso. Pero el texto aúlla, rasga, muerde...

Say dijo...

C C,
ese magma que nos desborda siempre...

en Granada...mis vacaciones de niña en veranos y diciembres...y en caminos secretos, días vividos de amor en un trozo de tierra donde no se piden credenciales...

en los animales que hemos amado- amamos esa conciencia animal. nosotros simbióticos convertidos. en su inocencia y en su forma de dar.

un abrazo lleno de sal y de tierra y de miradas compartidas...

Say dijo...

El Joven,
un beso!

marcela dijo...

Querida Say, querida...Resistimos.
Merece la pena lo que nos deshace, porque volvemos y nos hacemos de nuevo.
Besos.

Say dijo...

sí, es verdad marcela,
el amor permanece para siempre, y después de caer, los sueños vienen otra vez a nuestro favor, hemos vivido lo incesante y resistimos...y en la mirada tenemos dulzuras y fuegos...

un beso mi querida marcela