sábado, 12 de noviembre de 2011

Las cuerdas defraudadas

las otras mujeres que trabajan en la fábrica no dicen nada, están ya tan curvadas sobre la cinta de producción, me gustaría decirles, incendiadlo todo, escaparos para vivir, ¿no tenéis un nudo en la garganta?, ¿no necesitáis romperlo todo?, compartir besos de saliva ardiente y comenzar a cortar, las sogas, los alambres, las verjas de los burgueses, ¿no necesitáis huir?, despertar en un río de amor en la noche, caer en la oscuridad, besar las canas blancas en las hermosas cabezas de vuestras compañeras, en las noches insomnes de todas nosotras. las diosas blancas no están aquí, ni están las que aparecen en antologías con nombres extremos, ni las del café del sol con el dj millonario en Ibiza. están aquí las cuerdas defraudadas en los perdidos de la historia contemporánea del absurdo, aquí está la enamorada de las bibliotecas o una de las que ha puesto en la palma de su mano cera ardiente para demostrar que se puede hacer...sólo en el amor se usan las manos con eficacia. alguna se perderá por las noches en un bar oscuro y tomará una cerveza mientras la vida late despeñándose, otra arrojará piedras de fuego a un corazón, las imagino silenciosas cuando ven el mar, depende de cómo las golpeen son, hablan de zumbar por este panal de forma desesperada...las chicas de la fábrica no sabemos proteger las yemas de nuestros dedos de los daños...

Imagen, Deborah Parkin

12 comentarios:

virgi dijo...

Un blog delicado y lleno de guiños.
Besos

Say dijo...

virgi,
un beso para la isla, la preciosa tierra emergida del atlántico, un beso para tí.

Almudena Vega dijo...

hace mucho que no paso por mi casa dorada, por fin tengo internet en casa de nuevo...hoy vuelvo y me encuentro con este precioso relato, las manos no más...

Say dijo...

Almudena,
tu casa dorada...nuestra casa dorada...donde los pájaros disonantes se reconocen...

en nuestras alas, la derrota del vuelo, en nuestras manos, las marcas de la cera ardiente...para demostrar que se puede hacer...

Das Radioaktive Mädchen dijo...

Qué preciosidad. Y que razón.

Say dijo...

Radioaktive Mädchen,
un beso

C C rider dijo...

Hola Say. Decir que trabajé en cintas de producción valdría para decir que he presenciado eso que describes, la nada de cada día, la repitición en ocho horas, del mismo quehacer beato, evaporando la razón. Llega a haber momentos, en instantes, un pensamiento que seguro las acompaña durante largas horas, sin poder dominarlo.

Besos.

Say dijo...

Hola CC rider,
yo también hace años, para pagarme la universidad, trabajé en tantos sitios! entre otros, en fábricas y cintas de producción.

ahora, aunque estoy en otras secciones distintas, cuando voy a la zona de fabricación me gustaría hacer un complot con las trabajadoras para destruir todas las multinacionales del mundo.

empresas expertas en beneficios y explotación. el capital todopoderoso han decidido cual va a ser el destino de la humanidad: consumir, consumir y consumir.

mientras, las vidas, para sobrevivir, quedarán sepultadas en horas y horas de trabajo alienante, sin opciones, sin encontrar salida.

"un pensamiento que seguro las acompaña durante largas horas"

Un beso!

C C rider dijo...

El pensamiento no quisiera que llegar a ser un ... "los demás son el infierno, o yo soy en el infierno" y ser así postín de consumo. Son trabajos duros, como otros. Me da un poco de respeto también estar a la altura, miro a la derecha, Pizarnik y Maillard. En especial la mirada de Alejandra, hoy acabé, no sin angustia, un video-documental titulado "memoria iluminada" aceptable, conocedor de su obra, aún así, me estremecía viendo el documento.

Un abrazo Say. No se habrá despiedido nadie de usted, ¿con un sayonara? !Con lo lindo que debe ser el japonés!

Say dijo...

CC,
ante la realidad infernal de dentro y de fuera, el pensamiento se pregunta:¿podré resistir?.

muchas de estas personas tendrán siempre la dificultad de aguantar las imposiciones del sistema, y la dificultad para realizar un trabajo "socialmente correcto".

Pizarnik también era una inadaptada a esta realidad social mercenaria y mercantil. en una de sus cartas:
“Me asusta tal vez caminar por la gare St. Lazare, cuando desciendo del autobús y entrar en la masa anónima de oficinistas y seres que van como si les hubieran dado cuerda, rostros muertos, ojos mudos”, y en 1961 escribe en su diario:“Pero aún me parece tan absurdo, tan irreal que tenga que trabajar para vivir…”, o, “La verdad: trabajar para vivir es más idiota aún que vivir”.

Chantal Maillard en muchas de sus obras habla de una conciencia occidental prepotente. del acoso y la destrucción a este planeta, de las jerarquías y la servidumbre.

Foucault en su libro "Entre filosofía y literatura", menciona las cuatro categorías en las que pueden dividirse las actividades humanas:

–Trabajo, o producción económica.
–Sexualidad, familia, es decir, reproducción de la sociedad.
–Lenguaje, habla.
–Actividades lúdicas.

quienes quieran escapar a estas reglas comunes y predeterminadas serán los “individuos marginales”.

hay quienes se pasan la vida luchando por escapar a estas reglas impuestas.

Alejandra Pizarnik en “Los poseídos entre las lilas”...al verse desprotegida...“las palabras hubieran podido salvarme…”

sayonara

ana dijo...

La contundencia de tu texto ha convocado la epifanía de Alejandra, esa necesidad (imperativa) de liberarse de los corsets,la sensación de pérdida del ser ante la producción en línea de cualquier cosa o sentimiento.dice Alejandra en su diario "Hoy se me ha revelado, con un fugacidad y fuerza increíbles, la posibilidad de ser..."
Regresar las manos al amor: "...sólo en el amor se usan las manos con eficacia."es una ruptura de cadenas, Say! y la posibilidad de unir de nuevo amor, arte y trabajo.
un fuerte abrazo

Say dijo...

...una ruptura de cadenas, ana. todo el tiempo llevamos limando esas cadenas, como lo hace el preso de una cárcel para escapar.
tenemos esa necesidad imperativa,como la de Alejandra, de que "se desmorone el muro, que se vuelva río el muro".

manos para el amor. como vasos comunicantes la transmisión del amor mantiene la revelación de Pizarnik...la posibilidad de ser..."

y "su voz corroe la distancia que se abre entre la sed y la mano que busca el vaso".

un fuerte abrazo anamaría