sábado, 12 de noviembre de 2011

Escrito en el cuerpo

"En el calor de sus manos, pensé, esta es la fogata que se burla del sol. Este lugar me calienta, me alimenta y cuida de mí. Voy a aferrarme a este pulso contra otros ritmos. El mundo va a ir y venir en el curso de un día, pero aquí está la mano con mi futuro en su palma"

Jeanette Winterson, Escrito en el cuerpo

Imagen, Cristina Altieri

6 comentarios:

Carmela dijo...

No la conocía y me ha encantado. Sentir el lugar de una misma es la culminación de una vida.
Saludos Say

Say dijo...

Carmela,
Winterson creo que te gustará.

"sentir el lugar de una misma", el cuerpo como nuestro oráculo de Delfos,los sentidos nuestros dioses, el gran templo, el amor.

en el cuerpo, nuestro ser más profundo.

un beso

Carmela dijo...

La buscaré. Gracias Say
Un beso

Say dijo...

Un beso Carmela

ana dijo...

hallar el lugar del pulso, yacer en unas manos,y el mundo puede ir y venir

Say dijo...

ana,
como criaturas benditas...Eros no disputa en el mundo...busca su lugar de pasión y dulzura...