jueves, 17 de noviembre de 2011

Mi Lenguaje



"El lenguaje es una piel: yo froto mi lenguaje contra el otro. Es como si tuviera palabras en lugar de los dedos o los dedos en la punta de mis palabras. Mi lenguaje tiembla de deseo".

Roland Barthes, Fragmentos de un discurso amoroso

Imagen, Paolo Roversi

26 comentarios:

Stalker dijo...

Un libro que he amado y un autor que no me canso de reivindicar,

ese libro me ayudó a ponerle nombre al temblor, a delimitar los contornos de una piel que grita, la mía, la de todos

El poema es, o debería ser, lenguaje que tiembla de deseo. El deseo puede adquirir varios tonos, incluso teñirse de tristeza, o fracturarse, ofrecerse como letanía o demolición, pero el poema temblará de deseo, se quebrantará de deseo, ofrecerá su deseo como fractura o promesa, o no será...

que tu lenguaje se pierda, Say, en en la piel impronunciable (no se pronuncia el deseo o lo "infinito", sólo se acerca uno a ello). Lenguaje con-tacto, lenguaje que toque y acerque

(muy parecido, quizá, a la lengua sin miedo de los niños de "El gran cuaderno"),

un abrazo

El Joven llamado Cuervo dijo...

Vengo pensando en que no hay piel más delicada, y también, tan resistente.

PÁJARO DE CHINA dijo...

esta casa tuya, tan delicada, tan salvajemente necesaria. una casa de no ceder, excepto para derramarse. de no simular ni pretender. de incendiarse.

tus textos propios son bengalas para mi psiquis. y también todos los que elegís, con mano de cirujana y de sobreviviente.

gracias. y un abrazo largo.

Say dijo...

Stalker,
tengo las tapas de este libro cuarteadas de tanto ir y venir con él. de buscarme en él y de encontrarme en él, en su alfabeto y en las descripciones de los síntomas de esta enfermedad que tenemos los que estamos enamorados. lo que sentimos, la desesperada, dulce, dolorosa y salvaje fragilidad del deseo...

esto hasta quedar en carne viva. nuestro lenguaje tiembla de deseo. y no buscamos coartadas, porque es lo que nos libera y lo que nos da la medida de nosotros mismos. sentimos así y ya está. no pedimos perdón por dolernos ni por amar, ni por todos los rugidos de desesperación que se escuchan de fondo...

el lenguaje es mi piel...

Agota Kristof dice que no le interesa la literatura. ella ama la escritura, sólo la escritura. los niños de El Gran cuaderno escriben sin parar, sólo tenían una condición, que todo fuese verdad...

un abrazo desde ese mundo vivido...

Say dijo...

Joven,
no puede existir mejor lenguaje que ese...

Say dijo...

Pájaro de china,
transmitir sin medida. porque los seres dislocados si alguna vez hemos llevado cadenas las rompimos.

y amamos la tristeza y la rebelión tanto como la vida, porque la vida es un espacio de tragedia y de ángeles expulsados. pero en este lado la ternura, el amor y la libertad, sin imperativos categóricos, de esos que convierten sus leyes en
universales.

y sí, la exaltación, la fiebre, el deseo, y los precipios del amor...y nos aventuramos en el reino de lo que nos motiva.

y hablamos desde fuera de valores mercantiles, y fuera de las representaciones de roles establecidos, y fuera de cualquier posicionamiento de subordinación.

y nuestro lenguaje no es dócil, y está poseído de abismos y de formas fragmentadas de nuestro cuerpo y de nuestro deseo.

gracias a ti por descubrirnos el mundo de la colonia, por romper la línea y traspasar al otro lado para contarlo. las ciudades sitiadas de las colonias socialistas...los opresores y los oprimidos, las niñas sobrevivientes...

un abrazo enorme

C C rider dijo...

Estoy bastante sorprendido. Ultimamente leo en "mis blogs" a los que soy asiduo y amablemente me ofrendan textos como el de Barthes. Mi red de pensamientos siempre de la mano de mi alma, atraviesa ultimamente un lapso confuso, no hago más que leeros, y hacer una velada opinión de lo que percibo. Goteo mi carámbano resinoso y a veces ya pierdo el sentido, diría mejor la corteza. No debo extenderme. Las gotas de stalker, pájaro y las tuyas siempre resuenan en un tono que me fascina y me siento infante. Será que he de hacerme, sin dudas, con esos grandes escritores de los que habláis y sabéis. Cuando esto sucede os agradezco el descubrimiento.
Mis mejores deseos Say.

Say dijo...

C C rider,
yo también siempre soy una infante.

y qué mejor red de pensamientos que de la mano de nuestra alma...

es lo más deseable que alguien nos puede ofrecer.

perder el sentido...y ese hermoso goteo del "carámbano resinoso"...

y es verdad, hay algunas poetas y autoras-es que son como espejos...describen exactamente lo que vivimos, sentimos y pensamos...

un fuerte abrazo C C river

Sonja dijo...

¡¡Es fantástico!!

Say dijo...

Sonja,
todo lenguaje que venga estremecido es así,

como tú lo has expresado.

marcela dijo...

Estremecerse para volver del estremecimiento. Dejar un temblor para regresar a otro. El que conoce sabe. También se deja ese preciso instante que es imposible repetir.
Say, en Barcelona te recuerdo. Casualmente coincidimos sin vernos.
Witterson fue en su momento una etilos encendida en mi oscuridad.
Un beso.

Say dijo...

marcela,
"...quien lo probó lo sabe"

Barthes y Witterson entran en el centro del amor, en el deseo y en el dolor de la ausencia, ellos también lo probaron...

tengo muchas ganas de regresar a Bcn, lo necesito. espero que ya sea pronto. quiero estar en mi casa, que es donde encuentro mi refugio. no quiero pasar tanto frío...

un beso marcela

L. Atienza dijo...

Muy buen blog y buenos versos :)

Say dijo...

L.Atienza,
gracias

un saludo!

ana dijo...

lenguaje piel y también boca, saliva y arenisca que se dona y se busca.traspasado de deseo. lengua-lenguaje con sed y hambre. escritura caricia y temblor. ese es el lenguaje de este blog.

abrazos piel a piel, letra a letra

Say dijo...

ana,
"lenguaje con sed y hambre"

y piel, deseo, caricia, temblor...

lenguaje-piel, como también lo es tu escritura.

un fuerte abrazo marcado de sentimiento y piel...

"de piel a piel, letra a letra"

Stalker dijo...

Querida Say:

he encontrado un artículo que analiza bastante bien aquello que comentamos:

http://ciudadparaotravida.wordpress.com/2011/11/27/sobre-la-indignacion-globalizada/

(y celebro, y mucho, que Anamaría se posee en estas ramas, en este árbol del mundo...)

abrazo

Say dijo...

Vaya Stalker!, una persona que habla del artículo de Javier Marías. Me parece un poco suave, pero por lo menos se ha dado cuenta del retorcimiento del excelso escritor.

Ya comentamos que el engreimiento y sorbebia de Marías lo único que me produce es desprecio. Si no hubiese sido hijo de Julián Marías, él no estaría donde está.

Cuando habla de Maillard en esos términos despreciativos, sin nombrarla, ninguneándola y mofándose de ella, me gustaría tener el poder de quitarle todos sus privilegios y dejarlo en la más absoluta pobreza física.

Javier Marías no sabe lo que es la empatía, no piensa en algo básico, él hubiese podido nacer en cualquier lugar de la tierra e incluso hubiese podido nacer perro, gato, pájaro o búfalo, ese mundo animal que él menosprecia pero donde no existe la sofisticada maldad del ser humano para hacer daño en todas sus categorías.

A este tonto esnob afectado y ridículo, que presume constantemente de su estancia en las universidades inglesas, le diré que sea muy feliz!!!

Stalker, sin Anamaría estaríamos muchísimo más solos. A ella sólo se la puede amar y agradecer su conmovedora sensibilidad y su poesía ardiente.

Como en tu entrada árbol-mundo. árbol donde cobijarse, árboles que nos procuran las necesarias sombras, árboles reconocidos de nuestros bosques interiores.

Un fuerte abrazo!

Stalker dijo...

Querida Say:

comparto tu certero diagnóstico... el problema de individuos como Marías es aún más grave, como queda atestiguado en este artículo:

http://xlsemanal.finanzas.com/web/firma.php?id_edicion=2247&id_firma=4370

Cuesta imaginar que estos dos payasos misóginos sean académicos de la lengua (esto sólo evidencia la lamentable esclerosis de esa institución); y resulta insólito que bufones de este tipo disfruten de un espacio público para expresar no ya el ejercicio crítico, sino los prejuicios, el sectarismo, la ignorancia, la burla, la soberbia, el desprecio a las mujeres...

Esta misoginia "ilustrada", estos chistecillos ibéricos, son especialmente repugnantes y están amparados mediática e institucionalmente (me consta que quienes escriben cartas al director denunciando a los Marías y Pérez-Reverte de turno rara vez las ven publicadas).

En la prepotente respuesta de Marías a Maillard hay algo de desprecio del varón "esclarecido" que pretende poner en su sitio a la mujer "obcecada" ("obcecadas" es un término especialmente querido por Marías para definir a ciertas mujeres): la luz de la razón se impone a las supuestas simplezas de una "poeta". Es evidente que Marías no sabe de quién está hablando, que no la ha leído ni le interesa: opta por la cobardía de no nombrarla y caricaturizar el contenido de su artículo-manifiesto, obviando el contenido más filológico-filosófico, en el que no entra porque ello supondría alejarse del propósito de su escrito: la burla sistemática, el sainete, el escarnio. Y lo curioso es que incurre en la misma simpleza que pretende denunciar: pocas veces he visto una defensa tan ramplona del etnocentrismo, una banalización tan ridícula de los animales ("van depredándose por ahí, mientras el ser humano construye casas y ha inventado el arte"). En fin, ridículo, casposo, profundamente deshonesto.

Stalker dijo...

En cuanto a Anamaría, es uno de los regalos que nos ha deparado el mundo virtual (o real, ya no lo sé) en estos últimos tiempos. Es un fruto que no deja de madurar y multiplicarse: árbol del mundo, también ella; a veces creo que en sus ramas podría cobijar a todos los pájaros errantes, todas las orfandades y todos los anhelos; árbol inmensamente diminuto que respira y cuyas raíces van deslizándose por las nervaduras entre las palabras y las cosas, haciendo mundo, tejiendo mundo, callando mundo en su respiración,

un abrazo, Say

Say dijo...

Stalker,
hace años que ya no leo El País, El Mundo, ni ningún periódico ni suplemento que tenga entre sus filas a cualquiera de estos energúmenos. Me niego a darles el más mínimo de mi tiempo.

Así a lo bestia y después de leer el enlace, la repugnante apología contra la mujer que hace Pérez Reverte, me dan ganas de hacerle también a él, bang, bang, bang...

sobre todo, después de leer "y se nos cruza una rubia de buena cara y mejor figura, vestida de negro y con zapatos de tacón, que camina arqueando las piernas, toc, toc, con tan poca gracia que es como para, piadosamente –¿acaso no se mata a los caballos?–, abatirla de un escopetazo",

es tan insoportable, tan indignante, vomitivo, da tanto asco, tanta rabia, tanta repulsión, es tan imposible de aguantar...son tan insuperablemente repugnantes estos hombres...

si algo funcionase de verdad en este país de mierda llamado españa, este tío tendría una denuncia desde alguna institución oficial Contra el maltrato a la Mujer, por semejante apología cruel, llena de escarnio, odio, menosprecio, tan humillante y vejatoria.

lo increíble es que estos imbéciles anacrónicos, machistas, misóginos tengan la connivencia y complicidad de miles de lectores que compran sus libros. Es terrorífico la mentaliad que impera aún en la sociedad del siglo XXI.

Stalker, estos dos tipejos se superan a sí mismos en su propia abyección, vileza, degradación,indignidad.

Estos son los académicos! Llenos de basura e inmundicia.

les escupimos con toda nuestra rabia! tienen todo mi desprecio.

un fuerte abrazo cómplice y lleno de ira

Say dijo...

Stalker,
Anamaría es una persona bellísima,una poeta llena de honestidad, fuerza, fragiliad y pasión. es una mujer que con su existencia hace que el mundo sea un poco más soportable,
como dices, anamaría es uno de los regalos que nos ha deparado el mundo virtual-real,

un abrazo para los dos!

ana dijo...

Querida Say: He quedado profundamente abrumada y sorprendida de las bellas expresiones que tú y Salker han tenido para conmigo. No puedo dejar de darles con torpeza mi absoluta gratitud y ofrecerles mi silencio-piel-cuenco para recibir tanto cariño de ustedes , que me son tan entrañabes.
Gracias de nuevo, pues sin ustedes una importante parte mía estaría deshabitada

inmenso abrazo-mundo para ustedesanamaría

ana dijo...

Con respecto a los artículos citados, son verdaderamente lamentabes, ambos, aparentes intelectuales,padecen el mismo machismo, etnocentrismo, clasismo,misoginia, etc. El artículo de Pérez Reverté es infame, y además el diálogo con Marias, es de lo peor que he visto en mivida,la grosería y la banaidad juntas, una mezcla indefinible.
otro abrazo

Say dijo...

ana,
los intelectuales, esos que se jactan de ser intelectuales, son, la mayoría de las veces, pura inmundicia. tenemos tantísimos ejemplos a lo largo de la historia!!

estos dos, dan asco. pero como ellos, hay demasiados!

lo insufrible no es aguantarlos, inflados de ego, dinero y prebendas, con páginas en los diarios para que se explayen en su odio hacia las mujeres, lo insufrible, es, que tanta gente compre sus libros, los lean y en su lectura consigan su dosis de porquería, obscenidad, basura, asquerosidad. eso es lo peor.

Pérez Reverte y Javier Marías son dos especímenes que, desafortunadamente, son ejemplo de lo que pulula por el mundo, machismo, misoginia y clasismo.

Say dijo...

anamaría,
me encanta leer en Marienbad tus palabras, y me encanta verlas aquí.

tus palabras son carne, carne, carne, no espíritu, carne!

la vibración, la fragilidad, el eco de tu raíz, de tu alma, que está en la piel, en las entrañas, en la matería sutil y tan profunda de nosotras, se escucha...

habitarás en nosotros para siempre...

un profundo y largo abrazo