miércoles, 30 de noviembre de 2011

Silencio


"Tienes que saltar por el precipicio todo el tiempo y construir tus alas en el camino hacia abajo" Ray Bradbury

"Era de noche, y cayó la lluvia, y, cayendo, era la lluvia, pero, después, de haber caído, era sangre. Y yo me paré en la laguna entre los extensos nenúfares, y la lluvia caía sobre mi cabeza y los nenúfares suspiraban uno al otro en la solemnidad de su desolación".

Edgar Allan Poe, "Silencio-Una fábula"

Imagen, Aron Wisenfeld

8 comentarios:

camino roque dijo...

eterno salto

Say dijo...

camino roque,
saltamos por el precipicio...siempre.

Carmela dijo...

En realidad cada paso que damos en la vida, si realmente la vivimos, es un paso al vacío, nunca sabemos lo que nos espera más allá de ese paso. Y hay que tener valor para hacerlo, pero la opción contraria, pararnos y permanecer en lo conocido ....al menos no es para mí. Y aunque a veces nos estrellamos en el suelo antes de poder abrir las alas, creo que en el fondo tenemos más vidas que los gatos.
Un beso Say.

Say dijo...

"tú no puedes volver atrás/ porque la vida ya te empuja/como un aullido interminable, como un aullido interminable" recuerdo el poema de Goytisolo,

es cierto Carmela, vivimos la vida como un salto al vacío continuamente...y cuando nos hemos perdido y hemos caído con las alas rotas, sentimos que lo sentido y lo vivido mereció la pena. siempre tendremos ese mismo anhelo dentro y volveremos a saltar...

un beso dulcemente felino

ana dijo...

así me siento ahora, la causalidad de lo irreal me trae estos textos que escogiste. En la caída , las alas van naciendo,sin duda, y también el camino hacia abajo. Y ahora bajo la lluvia, soy sangre y nenúfar en la desolación.
gracias por la belleza que siempre traes

Say dijo...

mi querida ana,
también así me siento yo, en la caída, y como si traspasara todos los límites del fondo, es la libertad desesperada, el rito de amor que no mide, que no utiliza los instrumentos de pesaje que nos han dado los estamentos sociales. sus indicadores y sus balanzas no nos sirven, por eso saltamos, queremos otro lugar, donde se ame de otra manera,

también la lluvia está cayendo sobre mí, y "soy sangre y nenúfar de desolación"

gracias a ti por ser tan preciosa mujer

Anónimo dijo...

esta pagina es hermosa y poético excelente siga asi

Say dijo...

gracias, Anónimo, por tus palabras,

un saludo