lunes, 23 de mayo de 2011

Salobre dicha





“Siempre me ha gustado nadar y un día que estaba en alta mar llegué a una cueva de corales y vi a una sirena que peinaba sus cabellos. Me enamoré de ella en ese instante y después de unos meses de encuentros ilícitos, durante los cuales mi marido se quejó constantemente de que yo apestaba a pescado, huí y comencé a vivir con ella en perfecta y salobre dicha.”

Jeanette Winterson

4 comentarios:

emmagunst dijo...

Fantástico!!! buena decisión

(me mató lo del olor a pescado!!!)

No hay mucho en castellano de Jeanette en la web, al menos yo no pude encontrar gran cosa. Y acá he buscado libros y no hay.

Say dijo...

emma,
Winterson en este libro tiene deliciosos toques de humor.

Aquí en españa sí que hay muchos libros de ella. A mí me encantan "Escrito en el cuerpo" en Anagrama, "Fruta prohibida" en Edhasa, "La niña del faro" Lumen, "Simetrías viscerales", Edhasa...etc, creo que al ser editoriales grandes dentro de poco estarán allí.

Un beso!

Tera dijo...

Sirenas... quién puede con ellas ;)

http://www.youtube.com/watch?v=vMTEtDBHGY4

Say dijo...

Tera,
quién puede con ellas?...imposible resistirse, imposible no enamorarse...

"navega hacia mí
navega hacia mí
déjame abrazarte
aquí estoy
esperando para abrazarte...

¿soñé que soñabas conmigo?

...amor destrozado, perdido
entre tus rocas...

nada hacia mí
déjame abrazarte!"


es tan preciosa...gracias Tera por el enlace.

Un beso!