jueves, 5 de mayo de 2011

Memoria

"Con inspiración de los sacrílegos

cavé el corazón hasta el fondo.

De mi santoral de amor

arranco los nombres"


Sofía Parnok

8 comentarios:

Curiyú dijo...

Que bello, y cuanta necesidad de cavar ahí, precisamente.

Say dijo...

Curiyú,
en el fonfo del corazón siempre hay mucha vida latiendo...

sophiasabe dijo...

Recuerdas aquel primer perfume...?, el olor de casa de tus abuelos cuando ibas a comer...?
Esos aromas nos trasladan en el tiempo, la niñez, adolescencia..
Al arrancar los nombres del santoral de amor, nos volverán parte de esos aromas..., aromas que en definitiva nos han ido construyendo hasta destilar el olor que somos hoy, por el que nos amarán y amaremos.

Preciosas, sencillas, sonoras, brutales...,las palabras de Sofía Parnok. Gracias

Say dijo...

sophiasabe,
todo lo que guardamos en nuestra memoria!!!...sonidos, olores, gestos, silencios, imágenes...personas que nos dejaron huella...

Todo guardado en nuestro íntimo santoral de amor.

Un beso

Maia dijo...

Los blasfemos se hunden allí donde más duele, es dificil arrancarlos de la memoria, porque el dolor permanece tanto tiempo... Hay que cavar profundo para quitar sus nombres de nuestro corazón. Y a veces ni eso, cavamos y cavamos y no llegamos al agua que los limpie.

Say dijo...

Maia,
muy hondo, muy hondo...cavamos y cavamos y todo permanece ahí dentro...nada podemos arrancar...

Anouk A. dijo...

Qué bonito!

Say dijo...

Anouk,
un beso!