domingo, 23 de enero de 2011

Rose, Blue Devils, Tennessee Williams


En cualquier caso, no cabe pedir una soberana más dulce y benévola que Rose, ni, en mi opinión, con más bondad que ella. Después de todo, el sedimento noble en la vida, lo da resistir, sobreponerse a las pruebas terribles”.

Hasta el triunfo que supuso El zoo de cristal, la vida de Tom Williams, luego conocido como Tennessee Williams, fue una sucesión de frustraciones, a las que se añadía lo que él llamaba blue devils, o demonios azules o tristes, una referencia a la depresión. Pero no era ese mal lo que Williams más temía, sino la locura que llevó al psiquiátrico a su hermana Rose.

“No esperes el día que pares de sufrir porque cuando llegues sabrás que estás muerto”
“Todos estamos condenados en una cárcel solitaria dentro de nuestra piel: la vida.”

Tennessee fue un poeta de las pasiones humanas. Sus obras reivindican a los inadaptados sociales y transgresores, los desamparados del mundo. Establece un diálogo asfixiante aunque revelador entre el individuo marginado, en permanente rebeldía, y la sociedad que lo aplasta y envilece.

''Sólo tengo un tema importante para todo mi trabajo, que es el impacto destructivo de la sociedad sobre el individuo sensible, inconformista.''


"Memorias", Tennessee Williams, Bruguera.

"The Selected Letters of Tennessee Williams", Volume I, 1920-1945. Edited by Albert J. Devlin and Nancy M. Tischler.

Imagen, Un Tranvía llamado Deseo

2 comentarios:

emmagunst dijo...

interesantes extractos y frases; para variar, no leí nada de él. La última frase es muy real y triste.
Te dejo un abrazo Say

Say dijo...

emma,
esa frase del final lo dice todo de sus obras. Los propios dramas que él vivió se vieron reflejados en ellas.
En sus memorias habla de su hermana, por la que sentía verdadera adoración. Rose Williams, fue la inspiradora de personajes femeninos que desde sus mundos atormentados, terminan al final, por demostrar una fortaleza y una determinación llena de ganas de vivir.

Un abrazo emma