miércoles, 5 de enero de 2011

Requerimientos del agua

"Ni estos brazos ni estas piernas logran concentrar un movimiento tan simple y monocorde. Por eso dejamos que el agua nos lleve. Flotamos la mayor parte del tiempo./ Nuestro cuerpo es como un corcho abandonado a los requerimientos sensibles de las aguas./ Nada tan desconocido, tampoco. La vida en tierra también me hacía flotar como una hoja abandonada a los requerimientos de la vida. Sólo que yo la hallo hermosa. Sé que ocurren cosas implacables. Pero la hallo hermosa./ Cuando le digo al viento que deje de soplar, el viento deja de soplar y el mar se aquieta. Entonces nos quedamos flotando a la deriva. Imaginando que somos la cabeza bicéfala del mar, cuyo cuerpo de agua infinita rebosa lejos de nuestros ojos./ Nada - dice mi hermana./ Y nado."



Malú Urriola, Bracea, Lom Ediciones, Santiago de Chile, 2000

Imagen, Kate Winslet y Melanie Lynskey como Juliet y Pauline en "Criaturas Celestiales" (Heavenly Creatures), Peter Jackson, 1994, 1994

8 comentarios:

Curiyú dijo...

Y el agua de este río debe decir que, simplemente, nos dejemos llevar.
El collage es precioso.

Edmundo dijo...

Saber y querer flotar, me parece central.

Say dijo...

Curiyú,
en el agua de este río nos tenermos que lanzar y que el agua nos lleve...

Entre las imágenes que me gustan he ido eligiendo para componer este collage, y tengo tantas, que se me ha quedado pequeño!!

Gracias, Curiyú

Un beso

Say dijo...

Edmundo,
a veces nos da miedo lanzarnos porque todo nos parece implacable...pero comprobamos que cuando nos lanzamos las brazadas vienen solas para hacernos flotar.

Un abrazo!

marcela dijo...

Siempre que me he lanzado al río me he dado cuenta que no sé nadar.
Todas tus entradas son mías, me las propio, me las guardo.
Todas las mujeres que eres soy. Desde Chantal, a Patti, desde Mafalda a Binoche.
¿Qué hace que nos juntemos y nos quedemos en los sitios que son tan nuestros como nuestra confusión?
Hace unos dias coloqué un trozo de Hotel Monterey en mi blog de "mil imágenes sin más"
Un abrazo

emmagunst dijo...

añoro dejarme llevar por el agua...flotar...recuerdo con exactitud cómo disfruto del "sumergirme". Todos mis sentidos están alertas al hacerlo. Cómo el agua va milímetro a milímetro tomando mi cuerpo. Y debajo del agua siento una intimidad única.
Hermosa foto, hermoso texto.

Say dijo...

marcela,
también, a veces, me he lanzado al río y me he dado cuenta que en esos tramos de agua turbulenta, no sabía nadar, entonces instintivamente, para sobrevivir, braceo para llegar a la orilla, medio ahogada pero a salvo.

Otras veces nos lanzamos con miedo y vemos que el agua nos sostiene y nos lleva...en las dos circunstancias es hermoso lanzarse.

Me gusta la coincidencia de los refugios que sostienen nuestra confusión, la música, el arte, el cine, la literatura...

Un abrazo

Say dijo...

emma,
la sensación de entregarse...y simplemente sentir...

"sumergirse" y notar por dentro un éxtasis silencioso...perderse en esa intimidad azul y a la vez volcánica.

Nadar en la ondulación del agua...