lunes, 17 de enero de 2011

Ceremonia



COMO DEDICATORIA

Deambulo por las olas y me oculto en el bosque,
me imagino en esmalte.
Seguramente soportaré la despedida,
pero otro encuentro contigo, lo dudo.

Anna Ajmátova


Imagen, Gregory Dummies

6 comentarios:

Curiyú dijo...

Que preciosa es la pintura. Y el poema...qué somos capaces de soportar?

Say dijo...

Curiyú,
al final, pudiendo o no pudiendo lo soportamos todo...

fiorella dijo...

Soportamos más de lo que creemos,no tengo ninguna duda al respecto....pero hay días en que escribiría exactamente las palabras de Ajmátova.Un beso

Say dijo...

fiorella,
es cierto, hay días en que no podríamos soportar otro encuentro, el sufrimiento sería demasiado grande...

Besos

:Isza: dijo...

Que identificada me siento con este poema...
Yo soy de las que puedo llegar a soportar una despedida pero no otro encuentro con esa persona a la que ya he despedido.. no me da el alma...

Muy lindo tu blog! te sigo a partir de hoy =)

Say dijo...

:Isza,
es verdad, una vez que todo acaba es muy doloroso otro encuentro con esa persona. Se sufre demasiado.
Es imprescindible la distancia para olvidar y para que el corazón se cure.

Un abrazo!