domingo, 23 de enero de 2011

Regina Spektor - Aquarius



...Querido alguien que mira
desde las sombras:
estoy apretando agua entre los puños.
Las gotas se me escapan
por entre los dedos,
pero tengo agua en los labios,
agua en los labios...

Querido alguien que mira
desde las sombras:
has visto todo el agua
escurrirse de mis manos.
No soy buena para llevar agua,
pero aprendí a llevar amor,
aprendí a llevar amor...

12 comentarios:

Tera dijo...

Precioso.

Say dijo...

Tera,
las gotas de lluvia aún caen sobre mi cabeza...

canciones llenas de agua...de amor.

emmagunst dijo...

no pierdo mis esperanzas, pero me creo mas capáz de sostener agua entre mis manos...
Regina es una ternura total.
Buenos días Say

Precesión del perihelio dijo...

Me ha recordado "Some things last a long time" de Daniel Johnston.

:)

Say dijo...

emma,
quizá va unido. cuando amamos el agua nos inunda...queremos llevar agua y amor.

Buenos días emma

Say dijo...

Precesión,
por las notas del piano puede ser que se parezca, pero llegan distinto. En Regina los registros de su voz nos toma fuerte.

Un orbital saludo celeste:)

PÁJARO DE CHINA dijo...

llevar el amor envuelto en agua, Say, yo puedo verte haciéndolo.

Regina tocó el año pasado en Buenos Aires, diáfana, chiquita, adorable. volcó una taza de té caliente sobre sus pantalones enormes y confesó que el té le había impregnado las bragas.

entonces es: Regina tocó el año pasado en Buenos Aires, envuelta en té.

y yo no podía dejar de mirarla.

te abrazo muy fuerte (y gracias por Agujetas en Marienbad, porque es tuyo).

Stalker dijo...

lo que aprendieron a llevar la manos de Say, las manos del pájaro de China: misma raíz o agua de vida, resurrección.

no hay ternura para traducir ese verbo, ese tránsito, esa piel, ese vuelco: desaforado aquí que se dilata, ahora, ahora

abrazos para las dos

Say dijo...

Mariel,
sólo he visto a Regina una vez en el 2006, en la sala Moby Dick, en Madrid, una sala toda decorada como si fuese un barco y con muchos aderezos, todo relacionado con la ballena Moby Dick…comenzó cantando a capella mientras golpeaba al ritmo de su canción el micrófono con sus dedos, después se sentó al piano. Tocaba y cantaba, y a la vez con sus tacones marcaba el ritmo de cada acorde. Después se quitó los zapatos…El concierto fue muy pequeño, como ella, sólo cantó siete canciones, pero en esa noche sentí mareas abiertas en una inmensa belleza.

El concierto en Buenos Aires…la taza de té…la ropa y las bragas mojadas…:) agua en los dos conciertos…me la imagino y sé porqué no podías dejar de mirarla. Como yo no pude dejar de mirarla aquella noche. Seduce y atrae como un imán.

Mariel, Agujetas en Marienbab... sin ti habría habido un páramo esperando la lluvia . Gracias por acompañar y traer las palabras-lluvia.

Sentimos cosas que nunca se nombran y vienes en nuestra ayuda para nombrarlas. Eso haces. Y yo por dentro digo sí, sí, sí, con euforía. Y por dentro, siento gratitud, gratitud.

Un fuerte abrazo Mariel

Say dijo...

Stalker,
se escucha el agua removerse para llenar las manos...manos ofrecidas. agua ofrecida. como se ofrece el amor...

pájaro de china, trae en sus manos agua de vida, resurrección.

en tus manos ternura y todos los anhelos de rebeldía y de justicia (esta palabra, que aunque esté muy manida,la voy a utilizar) y tantas cosas que nos sublevan y que compartimos con Mariel.

Un fuerte abrazo

marcela dijo...

Yo llevo el amor en un cesto, y al igual que el agua se va escurriendo. Charcos, señales y ahora sé por dónde pasa.
Un beso Say,creo que soy buena para llevar el amor aún y cuando se me derrame.

Say dijo...

marcela,
sí, creo que eres buena para llevar amor...

y aunque se nos derrame, siempre llegamos con mucho.

Un beso