lunes, 24 de mayo de 2010

Nos salvará


Otra noche,

la nieve de tu piel y de tu vida

reposan milagrosamente al lado

de un resplandor de llamas,

del amor que se enciende en más amor.

El que te salvará.

El que nos salvará.

Fragmento del poema Nocturno de Antonio Colinas
Fotografía de Mauro Fiorese

7 comentarios:

Nieves Soriano Nieto dijo...

ELLA

Ella daba dos pasos hacia delante
Daba dos pasos hacia atrás
El primer paso decía buenos días señor
El segundo paso decía buenos días señora
Y los otros decían cómo está la familia
Hoy es un día hermoso como una paloma en el cielo

Ella llevaba una camisa ardiente
Ella tenía ojos de adormecedora de mares
Ella había escondido un sueño en un armario oscuro
Ella había encontrado un muerto en medio de su cabeza

Cuando ella llegaba dejaba una parte más hermosa muy lejos
Cuando ella se iba algo se formaba en el horizonte para esperarla

Sus miradas estaban heridas y sangraban sobre la colina
Tenía los senos abiertos y cantaba las tinieblas de su edad
Era hermosa como un cielo bajo una paloma

Tenía una boca de acero
Y una bandera mortal dibujada entre los labios
Reía como el mar que siente carbones en su vientre
Como el mar cuando la luna se mira ahogarse
Como el mar que ha mordido todas las playas
El mar que desborda y cae en el vacío en los tiempos de abundancia
Cuando las estrellas arrullan sobre nuestras cabezas
Antes que el viento norte abra sus ojos
Era hermosa en sus horizontes de huesos
Con su camisa ardiente y sus miradas de árbol fatigado
Como el cielo a caballo sobre las palomas

Vicente Huidobro

Say dijo...

Nieves,
es un poema hermosísimo.
Visionario...mágico...el mar que desborda...los mares derramados...qué bien traduce lo que ocurre dentro...

Un beso

"Cuando ella llegaba dejaba una parte más hermosa muy lejos
Cuando ella se iba algo se formaba en el horizonte para esperarla"

Sonja dijo...

Sin duda solo el amor puede salvarnos.

Hombre

Observo tu áspero rostro,
Hombre-que-Duerme,
solo gracias a ti florecieron mis alas,

No importa a donde pueda llegar,
tu sol permanece por encima de todo,
algo me dice que cuando termine de comprender,
veré lo que tú ya sabías sin buscar,
Hombre-que-Es.

Y sin embargo no dejas de ser un niño,
una fuerza desatada en el Principio,
con miles de hilos invisibles,
y sin embargo, de alguna forma tú eres,
Hombre-Misterio.

Solo contigo es posible el descanso,
en tu recodo lo pequeño es suficiente,
a tu lado basta tan solo Estar,
un fragmento de Paraíso en la Tierra,
eso eres, Hombre-Montaña.

Say dijo...

Sonja, ¿lo has escrito tú?.

"en tu recodo lo pequeño es suficiente,
a tu lado basta tan solo Estar"

El amor que puede decir esto...es que nos está salvando...sentimos que tenemos a nuestro lado, como dice el poema,"un fragmento de Paraíso en el Tierra"

Sonja dijo...

Hola Say, pues sí, ha sido un impulso ponerlo, no lo he podido remediar ;-)
Creo que en el fondo también quería reivindicar al hombre como sujeto poético.

Leonardo dijo...

Sin duda el amor es uno de los regazos donde Estar. No olvidarlo.
Saludo

Say dijo...

Leonardo,
a veces nos olvidamos...

Las personas que llevan ese sentimiento dentro tienen la llave para ofrecer siempre el bien de su regazo.

Un abrazo