miércoles, 9 de junio de 2010

Es imposible quedarse sin ningún amor

En El Navire Night, es la voz la que hace las cosas, el deseo y el sentimiento. La voz es más que la presencia del cuerpo. Es tanto como el rostro, la mirada y la sonrisa. Una auténtica carta trastorna porque es hablada, escrita con la voz hablada. Hay cartas que recibo que me hacen enamorarme de las personas que las han escrito, pero exactamente no se pueden responder. A Yann le respondí. (...) Me acuerdo muy claramente de este día. Yo sólo tenía un deseo, y era escribir a este joven estudiante de Caen para decirle lo difícil que era para mí seguir viviendo. Le dije que bebía mucho, que había vuelto al hospital por culpa de esto, que no sabía por qué bebía hasta ese punto. (...) Escribí una carta a Yann, este hombre que yo no conocía, a causa de las cartas que me escribía. Y luego, un día, al cabo de siete meses, me llamó y me preguntó si podía venir. Era en verano. Nada más oir su voz, supe que era la locura. Le dije que viniera. Abandonó su trabajo, dejó su casa. Se quedó. Ahora hace seis años.


Yo también he escrito cartas, como Yann a mí, durante dos años, a alguien que nunca había conocido. Luego llegó Yann. Reemplazó las cartas. Es imposible quedarse sin ningún amor, incluso si sólo hay palabras, éste se vive siempre. Lo peor es no amar, creo que esto no existe.

"La voz del Navire Night" y "Las Cartas", en "La Vida Material", Marguerite Duras

6 comentarios:

Pulgarcito soñador dijo...

Muy bello...y pensar que en estos tiempos, nos comunicamos todo el tiempo con seres que no conocemos un céntimo...extraño el tiempo de las cartas...

Nieves Soriano Nieto dijo...

Si se da amor, se recibe amor. Si se da violencia, se recibe violencia. La empatía humana hace que seamos veamos el reflejo en los otros de nuestras actitudes. ¿Es imposible quedarse sin ningún amor? Creo que sí, si no se sabe dar amor. Marguerite y Yann sabían darse amor.
Kiss, Nieves

Say dijo...

Pulgarcito soñador,
en este tiempo nos hemos dejado arrastrar por demasiadas cosas: por posturas fingidas o "doctrinas intelectualizadas". Creamos esquemas y estructuras y nos metemos dentro. La mayoría de las veces esos esquemas no tienen nada que ver con los deseos de nuestro interior pero nos hemos amurallado sin darnos cuenta. Hoy nos comunicamos de forma medida. Claro, así no nos conocemos un céntimo!

Antes, menudas historias de amor se vivían a través de las cartas...como dices, extraño tiempo de las cartas...

Say dijo...

Nieves,
A veces con el Corazón
Raramente con el Alma
Casi nunca con la Fuerza
Pocos-aman del todo. E.Dickinson

Ella que era tan apasionada, sabía que Amar de verdad se hace en conjunción de corazón, alma y fuerza. Y lo expresó en sus cartas...
Marguerite que también era salvaje y apasionada no reparó en nada por amor. Escribía cartas...y cuando le llegó el amor a través de las palabras, creyó en él y vivió su intensa historia con Yann.

Creo que la necesidad de todo ser humano es la comunicación y el amor. Es inevitable.
Pero sí, también hay personas carentes de empatía, de un mínimo de ternura y de ninguna necesidad de amor. Desafortunadamente es así.

Kiss

Sonja dijo...

Qué bello, supongo que si alguien se empeña sí que puede quedarse sin ningún amor.
Al fin y al cabo para poder amar hay que tener algo de niño, y hay quienes se empeñan en matar esa criatura a toda costa.

Say dijo...

Sonja,
qué tristísimo es el panorama que le queda a alguien que se "empeña" en quedarse sin amor.

Vivimos con la esperanza de alcanzar el amor, si no hay amor, casi que no merece la pena vivir. Si no lo tenemos, añoramos cada minuto, cada segundo, cumplir nuestro amor. El impulso del amor todo lo transforma, puede una escapar de las desesperaciones y salvarse de los naufragios...