lunes, 30 de abril de 2012

Mala conducta


la naturaleza en una casa de las hiperruinas y los tributos, guiño en la oscuridad, a veces tengo los ojos locos de niebla, y presiento que nada podrá ser. en la memoria, los compartimentos de la infancia. mala conducta castigada, pero en mi habitación llena de miedo, el pan con crema de ciruela que mi madre me traía a escondidas mientras mi padre dormía. era mi tigre de bengala en el cielo de mi vida. nunca jamás la he oído gritar (me pregunto cómo has aguantado toda esta existencia sin dar un grito). entraba descalza, sigilosa y muy pálida en esferas rosas, como el color de los globos aerostáticos en los que decía que íbamos a viajar. recuerdo oírla hablar algo de los labios de azúcar, manos de piano, niños llegando, hocicos, manzanas y ciclámenes, (que yo pensaba que eran seres invisibles), hablaba de gaviotas que transportaban barcos sobre sus alas, así esas noches oía rugir en mi habitación el viento salado y veía el aire lleno de niños llegando en los barcos. cuando se marchaba dejando el beso lenguaje del sueño, yo con mis dedos pegajosos y los dientes llenos de dulce me guarecía bajo las sábanas muy dentro para dormir. esas noches traía del patio a mi perra Lina para que estuviera conmigo. luego te despiertas y sabes que todo va a ir, que la sangre sabia materna está, que el animal está y que el mundo va a caer como una pluma en tu mano. todavía hay una cosa tal como un amanecer. y luego la evidencia de un amor que trasciende el hambre. las cruces en el cuerpo, y yo poniendo mi boca en todo el mundo. el telón en medio, ocurre con todos nosotros. plegarias que no se cumplen otras sí. alguien está tallando una oración y aporreando en estos momentos. están los ríos, y están los monstruos que siempre vuelven. y está el cuerpo lleno de cenizas, y la construcción del lugar para ti. dejo pistas para que nada desaparezca. todo está en el fuego, difícil regreso. pero cada día al dejar los grandes edificios y las vías del tren, justo después de la sima, veo el tiempo más allá esperando, árboles suavizando el torcido dolor y mi cuerpo en tus manos, me tienes entre tus brazos latiendo como un animal...todo puede estar en un destino profundamente hundido bajo las olas…pero hoy necesito saber que puedo esperar…el fuego vuela…voy a memorizar los poemas que más amo…

Imagen, Alex Stoddard

15 comentarios:

stalker dijo...

Querida Say:

el sueño de la perra Lina junto a ti me recuerda cuando metía en mi cama a mis perritos, y luego a una gata, desafiando la prohibición de los adultos... (es una lástima que priven a los niños de dormir con animales, de despertar junto a los animales, y qué limpio es un animal si lo comparamos con las inmundicias industrialmente generadas de nuestra sociedad, con nuestro mundo de plástico y falsa profilaxis...)

deseo que su aliento cálido de perro suture el tiempo fracturado, y que la llama, aunque temblorosa, siga viva (pero ha de seguir viva, no se detiene la llama en les coeurs tendres, que tienen en el poema la infinita combustión y la delicadeza...)

vas a memorizar los poemas que amas y ¿sabes? creo que ellos también te van a leer a ti: te leerán y aprenderán, asimilarán tu ritmo vertiginosamente dulce y así encontrarán nuevas formas de vibrar, en silencio, nuevas formas de proyectarse hacia ojos ávidos y sanar el fuego oculto, dolorido bajo las palabras comunes...

y nada desaparecerá en la construcción del lugar: en esta impermanencia la fragilidad queda suspendida, la fragilidad invita a demorarse, y de ahí tienen que brotar cosas siempre nuevas: una canción, un tallo de hierba, el pelaje de un gato disolviéndose en el paisaje: ritos de paso, huellas que una conciencia alerta pronunciará con fervor, pequeñas estrategias de salvación...

el animal está, y el mundo va a caer como una pluma en tu mano...

lo presiento, puedo seguir la pista de ese calor ebrio de vida,

un abrazo!

vera eikon dijo...

Pues yo presiento que todo puede ser en esos ojos locos de niebla. Porque a veces lo bello y la vida, necesitan refugiarse entre blancas hilachas, o guarecerse en las sombras, o adelgazarse hasta cobijarse en lo pequeño. Las cosas precisan de su tiempo, como nosotras necesitamos de esa madre que hace poesía en cada gesto, que nos arrancaba los miedos del pelo, o que era el baluarte del ogro masculino con el que alguna de nosotras tuvo que aprender a convivir durante la infancia. Al escucharte hablar de ella una está más cerca de comprender el modo en qué tú eres, y por qué el amor me conmueve de tal modo cuando tú lo hablas. Hermoso texto. Bicos, Say, y sigue así, con los ojos locos de niebla, y ya verás como ha de ser....

vera eikon dijo...

Ay, ahora veo que me expresé mal, quería decir "el baluarte contra el ogro masculino", aclaro!! Bicos, de nuevo...

Luis dijo...

¿Qué me cabe esperar?, se preguntaba el maestro Kant. Y tú dices que cabe el refugio en las oscuras melancolías, en los ojos locos de niebla, el cuerpo animal en celo o el aliento de la bestia. También propone enfrentarte al fuego con tu voluntariosa memorización de poemas - como el profeta Daniel en Babilonia, tú te enfrentas a los monstruos sedicentes. Preguntas por lo que cabe, y no sé si preguntas a la razón o a la emoción, o al abismo que cubre a ambas, al pulso romántico o a la estricta geometría. ¿Qué me cabe esperar? y digo "la naturaleza en una casa de las hiperruinas y los tributos".

En todo caso, verdad y belleza liofilizada, en vena presunta de la subjetividad maldita.

Palabras que se unen haciendo ecos que, te lo juro, no entiendo.

Un saludo

Say dijo...

Luis,
Kant nos dice "ten el valor de servirte de tu propia razón"

luego, él mismo se pregunta, ¿qué me cabe esperar?,

creo que ahí está la respuesta...

sólo nos cabe esperar en la emoción.

la razón ha dado la medida de su metodología de la destrucción. en muchos de los sistemas filosóficos, hemos visto el clasismo, la discriminación del débil y el diferente, la prepotencia de los aristocráticos burgueses sobre el resto de la humanidad desprotegida.

y todo esto esgrimido como cuna de la civilización perfecta!

en definitiva, la filosofía es una estructura mental más. puede ser una camisa de fuerza...

que podríamos romper siguiendo la única máxima real y honesta que existe,

"Siento, luego puedo ser libre” Audre Lorde

Audre Lorde: “Las herramientas del amo nunca desmantelarán la casa del amo”

sí.

yo digo que,

y lo voy a decir con tus hermosas y exactas palabras, porque así es como lo vivo y como lo siento.

"cabe el refugio en las oscuras melancolías, en los ojos locos de niebla, el cuerpo animal en celo o el aliento de la bestia. También propones enfrentarte al fuego con tu voluntariosa memorización de poemas - como el profeta Daniel en Babilonia, tú te enfrentas a los monstruos sedicentes. Preguntas por lo que cabe, y no sé si preguntas a la razón o a la emoción, o al abismo que cubre a ambas, al pulso romántico o a la estricta geometría. ¿Qué me cabe esperar? y digo "la naturaleza en una casa de las hiperruinas y los tributos".

Luis, palabras que se unen haciendo ecos, y, te lo juro, que lo entiendes todo!!

esta subjetividad maldita que tenemos!!

Un beso babilónico de emoción y desmantelamiento!

Say dijo...

Vera,
casi te puedo sentir a mi lado de pequeña en tantos momentos de “ese” miedo...

no habrá nada que deshaga este fuerte misterio de la memoria infantil,

los terribles indicios y la dulzura valiente de una mujer casi tan frágil como la misma niña a la que protegía,

ah, la recta intransigencia de las mentalidades de los ogros que nos tocaron en suerte...cuánto daño puede hacer una absurda mentalidad!!!

y para contrarrestar el amor, los escondites, los secretos, las fábulas, las fantasías inventadas por la madre para suavizar los miedos...

Vera, iluminas con partículas de belleza la niebla de mis ojos y casi ensueño que, como dices, todo podrá ser...que la vida y el alma, soñando y soñando, podrán llegar a tiempo...

Bicos!

p.d.yo había leído tal cual la palabra "contra" aunque no estuviera escrita. Gracias Vera!!

Say dijo...

stalker,
sé la verdadera dimensión que en tu vida y en la mía han tenido los animales. los perros y los gatos que nos han acompañado y nos acompañan a lo largo de nuestra vida. sus cuerpos y su aliento, su inteligencia animal, tan inmensamente conmovedora, dándonos ese cariño inclasificable!

es tan emocionante sentirlos cerca!!!

te imagino de niño. yo también hacía subir a mi perra Lina a la cama conmigo, a pesar de que mi madre me decía que era mejor que ella durmiera en la alfombra a los pies de mi cama, en cuanto mi madre se iba, yo la llamaba, ¡Lina sube!. tocarla y abrazarla me daba vida!, ella me salvó de muchas noches de pánico. ah bueno los gatos siempre me han rodeado, son tan amorosos y apasionados como un amante.

stalker,
luego, esta sociedad que tanta prepotencia tiene hacia sí misma, trata a los animales como mero objeto de entretenimiento e incluso de pose imbécil para sus tonterías...pero nunca respetando la dimensión de sus vidas.

ah, cuánto tenemos que tragar, como bien dices, tantas "inmundicias industrialmente generadas de nuestra sociedad, con nuestro mundo de plástico y falsa profilaxis" y ahí están siempre los humanos con sus ínfulas!!!

stalker,
les coeurs tendres inevitables...

memorizar los poemas para sentir el mismo vértigo en otro corazón..."oculto, dolorido bajo las palabras comunes..."

un beso mi querido búfalo!

Carmela dijo...

Entre tus palabras que siempre me trasmiten algo, incluso cosas que no dices o que nada tienen que ver con lo que escribes y los estupendos comentaristas que te visitan, casi me da vertigo escribir muchas veces. Los compartimentos de la infancia para quien los tienen deben ser mágicos, y lugares entre globos y mermeladas nunca deberían olvidarse. Poder volver a esos lugares debe ser mágico. Enfine, no me hagas mucho caso, pero que sepas que me gusta mucho leerte y siempre me llegan tus palabras.
Un beso.

ana dijo...

...memorizar los poemas que más amo es una de mis más antiguas y eficaces estrategias para enfrentar las hiperruinas del alma. Dejas pistas, y nada desaparece, mira cómo se ve que vuelves con los dedos pegajosos de crema de ciruela, con el dulce en los dientes,las gaviotas y los ciclámenes, que , por supuesto, son seres invisibles, y aunque el monstruo siempre vuelve, en cada sima de las tribulaciones late una sangre sabia, ya sea de la madre o de algún ser que transporte barcos en sus alas, con los monstruos también regresa el antiguo animal que nos cobija... y sí, sí, puedes esperar con algún poema lamiéndote el oído...
tu mala conducta te llevó a ser una buena niña!

un fuerte abrazo que huela a ciruela

Say dijo...

Carmela,
vivencias proyectadas sobre la memoria de forma tan visual como las fotografías que tú haces, imágenes espejo, imágenes que nos traducen.

con la memoria vivimos dos veces y cientos de veces, por los significados encadenados en el presente...

entre tus palabras hermosas cosas que abren senderos,

un beso Carmela

Say dijo...

ana,
memorizar los poemas que amamos nos lleva al paraíso de las complicidades. es un hermoso conjuro, un rezo,

nuestras pertenencias es todo lo vivido. nuestras posesiones son los gestos de amor, nos resumen.

todo tiene sentido, hay seres que transportan barcos en sus alas, y existe el amor despojado sin fortificaciones ni barreras, y si vienen los monstruos también regresa el antiguo animal que nos cobija...

un beso de hermosos árboles frutales, frutos que nos alimentan de carne dulce y jugosa

c c Rider dijo...

…para bien y para mal, mi frágil memoria no me permite agregar al presente los versos que más amo. Sería fabuloso observar las sombras de los poemas en diversos momentos de la vida, así como los recuerdos más deliciosos del pasado. Pero será esta tela inacabada que nos cubre bordea como una colonia de hormigas “sedicentes” la que me previene. La satisfacción no es suficiente. Adoro, está de más decir pero por ser margen no deja de ser menos textual, vuestras palabras. Las tuyas que se me antojan hilos que aparecen y desaparecen atravesando los huecos, los trapos de la expresión para ser eso, palabras que siento cercanas. Las de de Stalker que son como latidos en una concha de mar que por cierto, he de enviarle un correo en breves pues estoy acabando de leer un “groso” de libros, susurros del lenguaje y demás filosofías y quisiera intercambiar opinión. Luís con su espeleología, su antropología salvaje y tan a contrapunto, sacudida y dinámica. Vera cuyos poemas… me dejan tan admirado, los hermosos comentarios de Ana… haciéndome sentir diminuto. Una palma que acoge mientras lee o ahora mientras escribo el cuerpo de mi gata. Genial compañera de lecturas, y preveo también de escritura y sabrosas cosmogonías… tan cero de conducta.

un fuerte abrazo

Say dijo...

cc,
tu memoria es frágil, pero los versos que más amamos, más que en la memoria, quedan inscriptos en el alma para siempre...

nuestra sombra lleva en sí todas las sombras del pasado. no podemos bordear la vida. la cruzamos a pecho descubierto. no podemos prevenir nada. todo nos llega rompiendo y entrando dentro, dentro, dentro.

ah, cc, no podrías tener mejor ser de latido honesto y profundo como stalker. así, me imagino tu hermoso correo para comentar ese “groso” de libros, susurros del lenguaje y demás filosofías. intercambiarás con él, no opiniones, sino algo más valioso, "eso", que sólo tienen los seres incorruptibles.

y qué decirte de Luís "con su espeleología, su antropología salvaje y tan a contrapunto, sacudida y dinámica". no lo podías haber expresado mejor. es así. remueve y te sacude hermosamente.

y de Vera tan llena de hondas connotaciones para mí, por su maravillosa fiebre, su ser apasionado y honesto, y su incansable creatividad poética.

ah, y "los hermosos comentarios de Ana… haciéndome sentir diminuto". y es verdad, Anamaría es la hacedora de mundos y palabras increíbles...que nos dejan temblando en ese hermoso bosque lleno de ruidos, de pisadas, de sonidos, donde retumban respiraciones, susurros, deseos, tacto de la piel, y la alegría, cuando alzamos la vista, y entre las ramas, vemos el cielo azul, después de haber gozado...

y los demás seres, esos que transportan barcos sobre sus alas. como tú que te imagino con tu genial compañera de lectura, tu gata, envueltos los dos en sabrosas cosmogonías… tan cero de conducta...

cc, un beso feliniano!!, que viene de felino y de Fellini tan gatuno y fuera de conducta como nosotros...

fiorella dijo...

Lo leí varias veces y me quedo con lo que, para mí claro está, es la escencia básica del sentir, de la protección, de un nido necesario..."yo con mis dedos pegajosos y los dientes llenos de dulce me guarecía bajo las sábanas muy dentro para dormir. esas noches traía del patio a mi perra Lina para que estuviera conmigo. luego te despiertas y sabes que todo va a ir,"...Un beso

Say dijo...

fiorella,
es el hilo, la ilación de pasado y presente.

es la constatación de que en el mundo, a lo largo de nuestra vida, encontramos seres que, como el significado de amor de mi perra Lina, son cobijo, y son cobijo, aunque sólo fuese por el mero hecho de sus hermosas existencias.

son los seres que cuando los conocemos, por su bondad, amor y ternura, encontramos, como dices, la esencia básica del sentir, del existir, del vivir...

un beso fiorella