lunes, 30 de abril de 2012

Lo recuerdo todo


“Yo lo veo todo, lo recuerdo todo.
suavemente, con amor, lo conservo en mi corazón.
Sólo hay una cosa que nunca sabré,
y puedo recordar más”

Anna Ajmátova

Imagen, María Certanly

6 comentarios:

Carmela dijo...

Me gusta, y no la conocía.
Un beso

Say dijo...

Carmela,
la poesía de Anna Ajmátova es maravillosa. A mí la literatura rusa es que me encanta. Y dentro de los poetas, Ajmátova en una de las que me gustan mucho. estas mujeres poetas que rompen corrientes poéticas establecidas y emprenden su propia forma de escribir poesía.

creo que te gustarán su poemas.

un beso!

fiorella dijo...

Era una de las preferidas de Idea Vilariño...El amor es un conservante natural, que sería todo sin amor?.Un beso

Say dijo...

ay fiorella,
Idea Vilariño es otra de mis poetas preferidas, en el blog tengo varias entradas con sus poemas, ah y me encanta que a Idea, como a mi, también le gustara tanto Ajmátova, no lo sabía.

no me extraña que le gustara tanto, las dos poetas son muy pasionales, hablan en su poesía sobre el amor de forma muy íntima, de sus tormentos y sus angustias del deseo,la pasión...

un beso!

ana dijo...

verlo todo y recordarlo todo, a veces ocurre, a veces con suerte los recuerdos crecen y se reproducen para dar paso a tibios cachorros de recuerdo en las oquedades del corazón, y uno escucha sus delirantes pequeños aullidos en la noche y se siente una cosquilla dulce y ganas de acurrucarse. Otras veces , todo lo recordado se convierte en daga afilada, y uno quisiera no tener recuerdos, no saber ni recordar nada. lanzan zarpazos los recuerdos, y como dice Anna : "sólo hay una cosa que nunca sabré" y lo peor es que se puede recordar más.

poema para recordarlo de memoria

besos, Say

Say dijo...

"Pero entonces el recuerdo descendía hasta mí como un socorro llegado de lo alto para sacarme de la nada, porque yo solo nunca hubiera podido salir" Marcel Proust Por el camino de Swann.

estos serían los recuerdos que "se reproducen para dar paso a tibios cachorros de recuerdo en las oquedades del corazón, y uno escucha sus delirantes pequeños aullidos en la noche y se siente una cosquilla dulce y ganas de acurrucarse"

ah ana, y después también están los que tienen el dolor del recuerdo, la espina, la daga,

y luego está ese algo no acabado, lo que se queda viviendo para siempre en nosotros, una historia en nuestra vida que nunca sabremos, nunca pudimos vivirla de forma completa y eso es lo que recordaremos más...

es cierto, Anamaría, poema de Ajmátova para recordar

Un beso!