domingo, 19 de junio de 2011

Plano detalle

“Para sobrevivir habría tenido que ser más cínica o por lo menos estar más cerca de la realidad. En lugar de eso era una poeta callejera intentando recitar sus versos a una multitud que le hacía jirones en la ropa.”

Entrevista,Norman Mailer, habla sobre Marilyn Monroe

10 comentarios:

emmagunst dijo...

Querían cualquier otra cosa de ella menos su corazón, y tan hermosa!!!

ana dijo...

Bella foto
una diminuta sombra
tímida
alcanza los cabellos
inocentes rizos
van de lado hacia el rostro

la mirada a punto de dormirse
a punto de lanzarse hacia el revés
la boca en flama
perpetua
habla hacia los ojos
ambos se miran
no se encuentran
el verso cae de la frente
en jirones
el rostro con un lado en penumbra
se desborda
me invita
le busco las pupilas
pero sólo un sueño se asoma
Alejandra la observa
con sus barcos idos
para siempre


un abrazo
anamaría

Say dijo...

emma,
la quieren como mito, como objeto, pero no quieren su inteligencia, ni quieren a la mujer que siente, que piensa, que escribe, que ama, que sufre...

tan hermosa!

Say dijo...

anamaria,
es hermosísimo este poema. elegí esta imagen por esa mirada de Marilyn...cuánta fragilidad...me emociona tu poema por eso. porque describes la pasión y lo desesperado de su alma sola...

y su final...

"le busco las pupilas
pero sólo un sueño se asoma
Alejandra la observa
con sus barcos idos
para siempre"


es una belleza!

Un fuerte abrazo!

Stalker dijo...

Say:

¿me permites una nota disonante?

Tiene que ver con la conversión de la mujer en icono, en mercancía, en cuerpo expoliado y desmembrado por el deseo del hombre, en alfabeto deletreado por la lengua del Padre... No entiendo cómo una mujer puede entregarse a esa lógica, puede aceptar la cosificación inherente al estrellato. ¿Inconsciencia? Marilyn parece demasiado inteligente para eso. ¿Por qué entonces dejarse arrebatar el "alma" así (y no sólo el alma, también el cuerpo, configurado de acuerdo a los parámetros del deseo masculino imperante en la época)?

Son dudas, Say, para las que no encuentro respuesta aún...

Pero creo sinceramente que una de las condiciones de la emancipación de la mujer es luchar contra esa cosificación de la mirada masculina, colonizadora, brutal, asimétrica. No habrá verdadera libertad sin librarse de esa servidumbre (una de las más atroces, de las más invisibilizadas e inconscientes). El imaginario del hombre heterosexual está envenenado hasta la médula por ese deseo de cosificación. Y es algo muy difícil de desactivar. No importa lo refinados o cultos que sean, en mis amigos heterosexuales observo siempre ese automatismo cosificador que envilece a la mujer incluso por debajo del lenguaje, en los pliegues más íntimos de la palabra. Incluso yo mismo, desde una condición completamente heterosexual, tengo que esforzarme por desactivar ese campo de minas (creo que he avanzado mucho desde la educación machista que recibí, pero sin duda aún queda camino por recorrer, porque lo más difícil de extirpar es lo irreconocible, lo invisible).

Todo este largo rodeo para decir que las estrellas deberían inventar una nueva relación con el eros y con el cuerpo, no aceptar los códigos limitadores de la mirada masculina, que la figura de Marilyn Monroe (no la mujer admirable, sino el icono que accedió a ser) ha contribuido en gran medida a construir...

Un abrazo fuerte

ana dijo...

Stalker, tu comentario no es disonante, sino absolutamente consonante y afinado. Estando de acuerdo contigo,sin embargo, siempre he visto en Marilyn algo que se escapa del alfabeto que la deletrea, algo en su mirada se desliza por alguna hendidura no cifrada,una esquina del alma pareciera negarse, pareciera hundirse hacia otro cielo,no sé... obsérvala, sobre todo en esta imagen, la veo agarrada a la muerte,des-cifrándose, entornándose

Stalker dijo...

Ana!

Tienes razón, de hecho no creo que haya contradicción entre ese des-cifrarse y entornarse, ese temblor hacia el cielo, y el hecho de acceder a ingresar en el panteón iconográfico universalmente dominado por la lengua del Padre. Ambas cosas pertenecen a categorías diferentes y que no se excluyen. De hecho, mi "crítica", si es tal, se refiere a un aspecto muy concreto, quizá mínimo e insignificante, en lo que fue sin duda una mujer admirable...

Aparte de esto, me gusta verte por aquí, Anamaría: éste es uno de los mejores blogs que uno puede habitar. La lucidez y la pasión de Say son contagiosas!

Besos!

Say dijo...

Stalker,
a veces ocurre que la perturbación, el desequilibrio, y el desamparo es tal después de la dominación, que una mujer se ve imposibilitada para salir de ese laberinto.

su fragilidad en ese punto es extrema, y ha perdido las claves para su liberación.

si no hay nadie al lado que de verdad te quiera, que te salve, que te ayude, el descenso puede ser irreversible...

a Marilyn no la quisieron. incluso con Arthur Miller, que quizás pensara que la comprendería, no tuvo en él, más que soledad e indiferencia hacia lo que ella sentía. la utilizó, como todos los demás.

los mecanismos de los mass media son igual de fascistas. toman a una estrella, y después de destrozar su autonomía mental, la programan para su uso. tienen poder para eso. y llegan hasta el final de su destrucción.


el mundo no permite la emancipación de la mujer. necesita a la mujer como criada, como puta, como envase para traer hijos. los sistemas son demasiado poderosos, y una mujer sola, a veces no puede escapar de eso, por alienación, por miedo, porque se conforma en un limbo vacío y por no "complicarse", admiten su reducido papel,

la vida de una mujer, aún, en todo el mundo, tiene menos valor que la de un varoncito (como dicen algunas cuando están esperando el "alumbramiento");

y desde luego, en sociedades donde no está en juego su vida, una mujer es cómplice de esta situación involutiva.

y llevas razón, los micromachismos están agazapados en las palabras y en las acciones, sin ser conscientes de ello,

¿cuándo se conseguirá otro tipo de mentalidad y de mundo?

creo que harán falta siglos!

Un fuerte abrazo!

Say dijo...

anamaría,
es cierto, Marilyn, estaba habitaba por un anhelo desesperado, y mucha soledad.

Say dijo...

Stalker,
sobre un hecho concreto, esa "crítica" mínima mencionas, entra dentro de la cadena de los dominios patriarcales.

por eso la reflexión va mas allá. la situación marcada en esta entrada, es extensible a la totalidad de la sociedad.

Un beso a los dos!