domingo, 6 de febrero de 2011

Vivian Maier



En 2007, un joven llamado John Maalof, agente inmobiliario, acudió a una subasta de muebles y antigüedades en la que adquirió, por 400 dólares, una caja llena de 30.000 negativos.
Eran fotografías tomadas de las calles de Chicago en las décadas de los 60 y 70. Quedó tan fascinado por el trabajo, que compró el resto de cajas de negativos, en total la colección alcanza las 100.000 imágenes.
Desconocía al autor de esas imágenes, pero en una de las últimas compras, encontró un nombre escrito a lápiz en el sobre de una fotografía: Vivian Maier. Investigó y averiguó que Vivian Maier trabajó de niñera y era fotógrafa aficionada, hija de refugiados franceses, nacida en 1926, en Nueva York.
Al final de su vida, cuando Vivian Maier no pudo hacer frente a los pagos del almacén donde guardaba sus fotografías y objetos personales, todo le fue embargado. Y en pública subasta Maadof compró las cajas.
Falleció en Chicago, el 21 de abril de 2009 a los 81 años de edad.

9 comentarios:

Nuevo Ícaro dijo...

Hola. He hecho caso de tu recomendación y me he pasado un buen rato en la ruta recomendada. Excelentes fotografías. Emocionante historia la que traes. Gracias.

Nuevo Ícaro dijo...

Con tu permiso te enlazo.

Say dijo...

Nuevo Ícaro,
esa pasión que tuvo Vivian por la fotografía. Una de sus empleadoras dice que en su día libre, se iba por la mañana y no volvía hasta por la noche, siempre salía con su cámara al cuello.

Un saludo y enlazados estamos:)

marcela dijo...

Hola Say, en mi blog the best of lola
la primera entrada se la dediqué a Vivian Maier, las fotos son buenísismas lo único que ocurre es que la historia está siendo cuestionada.
Es un documento demasido perfecto, moderno y quizás hay una mano que mece la cuna.
Un abrazo.

Say dijo...

marcela,
sí que son buenas las fotografías de Maier.

He visto un video en casa de Maalof con todas las cajas, una maleta llena de vestidos y los sombreros que Vivian siempre solía usar. La cámara, los rollos de películas, etc. Y entrevistas con los niños que cuidó (ahora ya mayores, claro), su esquela en el Tribune de Chicago...No sé. Todo parece normal. Pero bueno nunca se sabe.

Un abrazo

Tera dijo...

Fantásticas fotografías. Gracias, Say.

Say dijo...

Tera,
Vivian nos ofrece su biografía, y su mundo, a través de su preciosa y silenciosa pasión por la fotografía. Hermosos instantes captados...

emmagunst dijo...

Impresionante historia, y ahora leyendo los comentarios me doy cuenta que leí el posteo de Marcela y alguno otro más por ahí, es que es una gran historia!!!

Y qué gusto que hayas visto en vivo y en directo esas fotos y las pertenencias de Vivian, un beso

Say dijo...

emma,
fui a ver la entrada de marcela, es verdad que es una gran historia.

No. Pero todo eso lo vi en un video rodado en la casa de Maloof donde guarda todas esas cosas.

Un beso!