viernes, 4 de febrero de 2011

Hospital de ranas



"En algún sentido, mi infancia consistió en una especie de proceso en el que yo me iba consumiendo, un paseo sin destino, un paseo en sueños por bosques y después, ilegalmente, por los caños de cemento para desagüe, o yo lo hacía arrastrándome, o sola y cómoda en la casa (¡todo el mundo lejos por una hora¡) masticando la sal en pedacitos de papel, o escondida en la tarde bajo las colchas para formar ahí, de alguna manera, un lugar nuevo, un espacio nuevo que no había existido jamás en la cama, como un ensayo para el amor..."

Lorrie Moore, Hospital de Ranas

Imagen, Helen Van Meene

6 comentarios:

marcela dijo...

Mi infancia la recuerdo con los pies mojados, no sé por qué, comiendo chocolate metido en el pan, leyendo un cuento. Fuí muy cuentera, y allá en un lugar del norte, anochecía pronto y yo leís bajo las sabanas.
me gusta Lorrie.
Beso.

J. G. dijo...

excelente, acompaña muy bien además esa imagen

Say dijo...

marcela,
también recuerdo las meriendas...y el pan con chocolate. Mi madre me decía "ponte sólo dos jícaras, no te vayas a comer media tableta!". Yo me ponía tres, me gustaba ver cómo sobresalía el chocolate por el pan.

Y las lecturas!...cuántos sueños mientras leía...la mente dando vueltas, ya, por espacios "prohibidos". Yo leía mucho en los veranos, de vacaciones en el sur. En el hueco del día, con tanto calor y tanta luz había que guarecerse. Me gustaba ir a remover maletas y estanterías llenas de libros, a una habitación que servía como trastero. Los había de todas clases. Desde Corin Tellado a Marcial Lafuente Estefanía. Dostoievski, Salgari, Verne,Thomas Mann, D.H. Lawrence con El amante de Lady Chatterley...uff para una niña, aquello eran paseos excitantes por bosques intrincados y frondosos...

Este libro de Lorrie es el que más me gusta de ella.

un beso marcela

Say dijo...

J.G.,
esa imagen...en la mente de la niña ocurren cosas...está sola y los espacios nuevos comienzan a surgir...

Un saludo!

emmagunst dijo...

pan con chocolate??? jamás se me hubiese ocurrido!!! =)

Lorrie Moore es muy especial, solo leí un cuento de ella, Cómo (de Autoayuda) muy pero muy bueno.

de mi infancia tengo imagenes entrecortadas, un mundo propio silencioso, mucho miedo y gran sensación de soledad. Mi infancia terminó a los 12 años, cuando mi miedo fue terror.

Por suerte mi sueño se hizo realidad, abandoné esa oscuridad.

Sigo leyendo Say, abrazote

Say dijo...

emma,
:) el pan con chocolate está riquísimo. Pruébalo, verás!

Lorrie Moore es especial. Subterráneamente dice muchas cosas.

En la infancia, es verdad, que hay un momento de gran soledad, de sufrimientos muy profundos. Es cuando siendo tan niñas nos damos cuenta de "estar solas". Es cuando percibimos que nuestros mundos chocan con la realidad más cercana.

También sufrí mucho. Mi padre era demasiado estricto y severo. Yo me buscaba salidas pero a base de miedos y grandes reprimendas.

Por suerte salimos de todo eso.

Un fuerte abrazo emma