domingo, 4 de marzo de 2012

Goblin



"¿Me extrañaste?

Ven y dame un beso.

No importan mis contusiones,

Abrázame, bésame, chupa mis jugos

He exprimido a partir de frutas goblin

la pulpa y el rocío de los duendes para ti”


Christina Rossetti


Imagen, Benoît Jacquot

10 comentarios:

El Joven llamado Cuervo dijo...

Siempre te extraño, lo juro.

Tera dijo...

Ay, yo haría la compra siempre y siempre en el goblin market! :-)

Say dijo...

Joven,
también te extraño, lo juro

la forma de sucumbir al amor y la vibración...

la forma de entrar a todos los puertos ilegalmente...

Say dijo...

ah, Tera,
y goblin market siempre, siempre, tendrá en su mercado de ojos de jade y en su suave y contusionada piel, los jugos, las frutas, la pulpa y el rocío de los duendes para ti...

ana dijo...

me gusta ese mundo donde la distancia es el anuncio de un abrazo.

frutas y rocío de duendes también para ti por traer a Christina

Say dijo...

ana,
ven y dame un beso
no importan nuestras contusiones,

pulpa, frutas y rocío de los duendes nos salvarán

Tera dijo...

Ayer releí el poema de Rossetti entero y me di cuenta de que había olvidado que los goblins eran malvados!

En la traducción que yo tengo, creo que porque es para niños, censuraron unos versos increíbles:

Eat me, drink me, love me,
Laura, make much of me.

Say dijo...

Tera,
en todas las versiones en español el poema está censurado, y lo que han dejado está tergiversado y horriblemente traducido.

Rossetti escribió este largo, hermoso y rompedor poema para denunciar el corsé social al que estaban sometidas las mujeres.

La intención alegórica del poema es sexual/religiosa.

Laura va al mercado, los hombres quieren que ella se someta, pero Laura quiere vivir libre junto con Lizzie, ellos ese comportamiento rebelde no lo toleran, se revuelven contra ella, le hacen daño, dejándola muy mal herida.

Lizzie, para salvarla va a ese mismo mercado, donde, como tampoco se quiere someter, la reciben a golpes, (los golpes que reciben los insurrectos), atravesando el peligro consigue lo que quiere, traer el alimento que ellos han arrojado sobre su cuerpo, y salvará a Laura.

Lzzie se ofrece a Laura:

"Cómeme, bébeme, ámame
Laura, ten todo de mí"

stalker dijo...

la censura y la tergiversación no son de extrañar ante este poema...

es la clásica reacción de nuestra sociedad, gobernada por la mirada masculina en todos los órdenes, entre ellos el que atañe a las "políticas" del deseo (que el deseo es una construcción androcéntrica y no un libre flujo del eros "cósmico" me parece evidente). Tantas cosas quedan silenciadas en favor de la mirada heterosexual y tendente a construir una familia (unidad de producción del sistema capitalista); las demás formas de deseo se consideran "improductivas" y por lo tanto marginales, peligrosas.

Y no hay que engañarse: desde la época victoriana ha habido algunos cambios, pero esencialmente cosméticos, profilácticos: el desequilibrio, la incomprensión, la apropiación de las políticas del deseo por la razón patriarcal sigue vigente.

Un desdén ecuménico que se reproduce en todos los órdenes: la mujer siempre tendrá que luchar por su deseo (cercenado, acosado, condenado al exilio), tendrá que esforzarse para que su voz -poética, filosófica, reivindicativa- emerja del magma tecnomediático fosilizado en estructuras masculinas, and so on...

lo terrible de todo esto es que esa mirada jerarquizada, vertical y esclerótica (paralela, como sabemos, al capitalismo y a las doctrinas judeocristianas) ha migrado a los pliegues inconscientes del ser humano y allí causa estragos, inadvertida. El machismo y la velada o explícita misoginia de nuestra sociedad no se perciben como tales. Incluso muchas mujeres aceptan las "políticas" del deseo construidas por la mirada masculina como las únicas posibles. Se asume la sumisión y el silencio como algo "natural", ya no se ve que se trata de una construcción cultural artificial...

es muy triste, pero al menos me alegra que Lizzie salvara a Laura...

un abrazo

Say dijo...

Stalker,
desde la antigüedad hasta nuestros días, desde la noción aristotélica de que la condición femenina era en sí misma una deformidad. en su Política, Aristóteles, relaciona la naturaleza del esclavo y la mujer: el buey es el criado de los pobres, la mujer es la criada de los hombres. Y, al mismo tiempo es el animal “sagrado” por excelencia, utilizado para el sacrificio. destino social para la mujer, sacado de la manga por esos próceres excelsos, y que ha estado fuertemente atado y justificado por la filosofía, hasta nuestros días.

Sobre la censura y las tergiversaciones. Cuántos catedráticos de griego y latín hablan, por ejemplo, de Safo como de una prostituta. Sus poemas de amor a las mujeres de las que estuvo enamorada los trastocan perversamente. La sexualiad de la mujer sólo tiene normas sociales impuestas, van desde la sumisión hasta el concepto de amor romántico, y que garantiza un modelo de relación social entre los sexos en el cual el cuerpo de las mujeres es siempre accesible para los hombres.

el fascismo machista potencia que la mujer sólo sea madre y reina del espacio doméstico. las mujeres condicionadas por el miedo y la interiorización de la condena que los hombres hacen de las independientes llegan a disimular su propia manera de ser y su modo de relacionarse para contentarlos.

La mujer ha interiorizado su propia opresión. Cuántos comportamientos machistas he visto en mujeres haciendo de barbies sumisas y tontas, en el espacio laboral y fuera, para reírles las gracias a los compañeros en su roles herméticos, cada cual en el suyo. Duele ver que no hemos avanzado nada. Sobre todo porque la mujer tiene miedo. El sistema patriarcal heterosexual tiene mucho poder. A la mujer se la ha condicionado para que no piense en otras opciones sexuales, e incluso trascendiendo la categoría de preferencia sexual, se le ha prohibido que quiera demasiado a las mujeres.

Y sí, afortunadamente, Lizzie, enfrentándose al peligro, salvó la vida de Laura :)

Un beso enorme Stalker