viernes, 30 de marzo de 2012

Flor azul



"pero ¿quién puede distinguir
una voz humana

en medio de coros tales
de deseo?


Lucille Clifton, "Sorrow"


Imagen, Georgia O´Keeffe

16 comentarios:

stalker dijo...

Querida Say:

encontré esto y pensé que te interesaría:

http://books.google.es/books?id=0fuB-SNsa88C&pg=PA145&lpg=PA145&dq=chantal+maillard+el+deseo&source=bl&ots=ZvoaJvZtXS&sig=WvSWvQkHFBLgCAX4h9UbbpSn1T8&hl=es&sa=X&ei=JL92T-Ad6KPRBefhhK4N&ved=0CC8Q6AEwAQ#v=onepage&q=chantal%20maillard%20el%20deseo&f=false

... pensé que en ese texto también se abre una flor azul para ti...

un abrazo!

Say dijo...

stalker,
el enlace no se abre!

es de Chantal Maillard!

entonces la flor azul debe de ser muy hermosa.

si puedes vuelve a traerlo o dime alguna referencia e intento buscarlo,

un abrazo mi querido búfalo

stalker dijo...

Say:

no sé qué habrá pasado...

te digo cómo llegar al enlace:

escribe: "políticas del deseo google books" en Google y pincha el primer enlace que aparece (es un libro de ensayos de la editorial Icaría).

Se te abre la página y en el índice, pincha donde dice: "Políticas del deseo en Olvido García Valdés y Chantal Maillard". Ahí hay una flor azul, aunque por desgracia acabo de comprobar que no están todas las páginas...

un abrazo!

Say dijo...

stalker,
gracias por indicar el camino hacia esa flor azul...

he leído todo, excepto claro, las páginas que no nos han dejado.

eso de cercenar la lectura me parece penosamente miserable. dicen: "página x no forma parte de esta cita previa"

¿porqué?

¿por derechos de autor?

¿no se dan cuenta que una persona que ame la lectura y que sea afín y cómplice de cierta escritura, hará todo lo posible para poder comprar el libro?

con estas absurdideces mercantilistas, como la famosa ley Sinde, ministra que ha dado subvenciones millonarias a su hermano, y a su novio para hacer películas que parece ser que forman parte del mundo invisible e intangible, porque nunca se rodaron, pero eso sí, les ha servido para hacerse sus viajes, comprar sus maravillosos apartamentos en el centro de Madrid, y vivir a lo grande con dinero público.

¿derechos de autor?

¿no desea un autor que sus palabras se difundan, se expandan por el mundo?

¿qué quiere un autor? ¿que lo lean sólo los que tienen dinero o posibilidad de acceder a determinado "status cultural"?

¿o prefiere que lo lean desde cualquier parte del mundo?

internet les ofrece esta posibilidad y ellos por ¿avaricia? o por esa patética vanidad guardan su obra como si fuera la obra de los siglos.

bueno, pero he leído y me ha encantado. Segarra se acerca mucho a lo que rompe y grita la poesía de estas autoras.

ah, sobre la poesía hiperrealista como la denomina la autora de este ensayo, ya Safo hace 25 siglos, fue la primera poeta que cantó lo lo personal y no de los dioses, y eso es lo que después, ahora, sigue siendo lo más profundo de la poesía.

un abrazo stalker

y gracias!

El Joven llamado Cuervo dijo...

Realmente, ese coro puede ser atronador...

stalker dijo...

Say:

ya sabes lo que pienso de estos temas. Para mí la cultura debería ser gratuita siempre, no habría que pagar por un libro o un concierto, no creo en el copyright (ni tampoco, por cierto, en la propiedad privada, por mucho que esta sociedad nos fuerce a aceptarla...)

una política cultural realmente de izquierdas haría posible ese sueño de la cultura libre, pero me temo que, una vez más, con el partido fascista en el poder, la cultura volverá a ser privilegio de unos pocos, y será una cultura folclórica, entregada a la perpetuación de las esencias reaccionaras, provincianas y casposas...

sí se puede decir algo en favor de los titulares de los libros subidos a Googlebooks (Marta Segarra en este caso): generalmente ignoran que sus libros están ahí, y no cobran por ello...

el artículo en cuestión es muy bueno y es una pena que no pueda leerse entero

un abrazo!

Say dijo...

Stalker,
sabes lo que temo?,

que estos fascistas se acuerden que hay bibliotecas gratuitas y nos hagan pagar por los libros que nos prestan.

CIU, con el copago ya nos hace pagar doblemente por la sanidad.

¿cuánto tiempo nos quedará antes de que destrocen todo?

yo también pienso que la cultura tiene que ser gratuita, aunque cada vez, ahora, ya la cultura es sólo un negocio, o institucionalmente una forma de manipulación, como bien dices, entregada a la perpetuación de las esencias reaccionaras, provincianas y casposas..

el artículo de Marta Segarra es muy bueno, a pesar de las páginas que faltan, hemos tenido acceso a él, así que es cierto, eso hay que decirlo en favor de Googlebooks.

Un beso stalker!

Say dijo...

Joven,
sí, realmente, ese coro puede ser atronador, un verdadero desbordamiento de sonido animal:)

Carmela dijo...

Las palabras, el sonido de la voz, enmudece y se pierde entre la piel erizada que solo atiende al deseo.
Un beso, Say

Say dijo...

Carmela,
el deseo nos hace frágiles,

el deseo es el alma, el corazón, el cuerpo ofrecido,

es la desesperación y el placer del amor,

es como estar rozando el límite de un mundo extremo, único. la máxima ternura. el cuerpo en la máxima comunicación amorosa...,

por eso no existe lenguaje, sólo sonido y susurro animal...

un beso Carmela, desde el extremo de ese cielo

c c Rider dijo...

No permitir la contradicción, no permitir la unicidad, no permitir ser niños y niñas ante la magia, no saben que escuchar y ver es “dar”, que desear es no poseer… Me ha encantado el enlace. Olvido dice que lleva media vida ver con los propios ojos, reconocer nuestra idealizante necesidad de fuga como una de las trampas más peligrosas y regresar. La honestidad es un camino de largo recorrido parece. Un saludo y me quedo con la gana de leer un libro por ahí mencionado, de Tanizaki “El elogio de la sombra”, apuntado queda.

stalker dijo...

Say:

como siempre, vuelves a poner el dedo en la llaga de la difícil situación que estamos atravesando...

la cultura está siendo desmantelada a marchas forzadas, y en el voraz esfuerzo privatizador, más tarde o más temprano le llegará el turno a las bibliotecas. El co-pago de la sanidad es un escándalo tal que no me explico cómo las manifestaciones no son aún más masivas y constantes... No entiendo cómo se puede tolerar eso, o los recortes en educación, o la eliminación de la (ya de por sí escasa) ayuda a los países más pobres, o la elminación de programas de formación para el desempleo, o la gravísima paralización de las (también escasas) partidas presupuestarias destinadas a combatir el cambio climático fomentando las energías renovables, reciclaje más eficaz, etc.

lo van a destruir todo con la excusa de que hay que "cumplir con los mercados" (expresión sagrada de esta época). Las ganancias se privatizan y las pérdidas se nacionalizan: de modo que hay que salvar al sistema bancario con dinero público, cuando es ese sistema el que ha originado la crisis. Es una mentira y un cinismo tan colosal, tan absolutamente insuperable, que los historiadores de siglos venideros se preguntarán, perplejos, por qué fuimos tan obedientes, por qué no estalló una revolución ante un atropello tan brutal e indiscriminado...

mientras tanto, CIU dice que los antidisturbios se entrenarán en tácticas anti-guerrilla, y el gobierno en Madrid prepara una reforma legal para considerar a los antisistema como "terroristas" (utilizan esa expresión) y reforzar las penas de prisión por destrozo de mobiliario urbano. Hasta cuatro años de cárcel por romper un cristal o quemar un contenedor...

¿Cómo se puede soportar todo esto, esta deriva fascista, esta ceguera con la que se ha hecho creer al ciudadano medio que los manifestantes que provocan disturbios son "criminales"? ¿Hemos olvidado ya cuántas revoluciones, "vandalismo" y sufrimiento han costado los derechos civiles y laborales que ahora están dinamitando? ¿Tan poca memoria tenemos?

¿Realmente esperan que las lógicas de la obediencia, tan férreamente inculcadas, bastarán para contener la ira de tantos jóvenes que ya no tienen nada que perder, que han perdido el miedo, como rezaban algunos carteles en la última manifestación en Barcelona?

Vivimos tiempos sumamente exasperantes y revueltos, Say...

un abrazo de ternura e insurrección

Say dijo...

Stalker,
lo que está pasando es algo insoportable, pero parece que no esté pasando nada…

vamos hacia un estado dictatorial y retrógrado más grande de lo que nunca ha existido. estamos en el siglo XXI, y resulta que las consignas morales y económicas son más vergonzosas que las del Medievo. sólo hay que escuchar al patético Gallardón hablando de qué es una mujer. o ver, como bien dices, al ministro de interior, católico y opusiano, haciendo su cruzada para destruir y encarcelar a todo aquel que se mueva de la fila.

stalker, yo estoy contigo, los que se están jugando el pellejo en estas revueltas son los únicos que merecen un reconocimiento. ni partidos de izquierdas, ni sindicatos. sólo ellos. pero ¿qué pasará cuando las sentencias de prisión se equiparen a los actos terroristas?. muchos, comprensiblemente, se echarán para atrás. eso lo sabe el torticero ministro y la sociedad "democrática" consentidora y sumisa.

ah, y claro que lo harán!. este gobierno lo privatizará todo.

los desclasados estaremos peor que nunca, en esta Europa cínica, clasista, soberbia y colosalmente machista. sólo tenemos que ver el panorama que se nos ofrece en cada despreciable cumbre que organizan. todo lleno de testosterona andante, hombres orgullos de sus gracietas, su incultura y su mediocridad lacerante. hoy, todavía, las mujeres aparecen para traerles los cafés, barrer el suelo por donde pisan, o para después sus asuetos lúdicos…esta es la Europa progresista.

me pregunto como Dubravka Ugresic,

“A menudo me pregunto de dónde les viene a los políticos, a los poderosos, a los medios de comunicación y a los pensadores de turno europeos la seguridad para juzgar la moral humana y ser árbitros en asuntos como son la "democracia" y los "derechos humanos", haciéndolo con frecuencia en campo ajeno: en Europa oriental, en los Balcanes, en África, en Asia... Me pregunto de dónde optienen los europeos esta seguridad en su derecho al arbitraje: ¿vendrá de la conciencia sobre el crimen que Europa cometió a penas unas décadas atrás, o de su olvido?."

ojalá que la ira de tantos jóvenes no pare, y que a quien padamos parar sea a esta panda de energúmenos fascistas y ultracatólicos que hace política para los mafiosos.

un beso enorme de insurrección stalker!

Say dijo...

cc,
cierto, la honestidad es un camino de largo recorrido, pero, en este magnífico artículo de Marta Segarra, queda nombrada la escritura honesta, Chantal Maillard, Olvido García Valdés, María Zambrano, Clarice Lispector, Anna Ajmátova, Dulce Chacón, Concha García, Hélène Cixous, Deleuze, Tanizaki...

escritores que se han alejado del logocentrismo, el que da la espalda a la vida, y de aquellos poderosos que inventan conceptos vacuos y abstracciones que salvan de implicarse en la vida.

dice Maillard, "únicamente la herida nos precede siempre" y después no hay meta sino diversidad de senderos, no hay esencia, sino vida, la que sea, pero vida.

"deseo desear y crecer en el hueco de mí misma" Maillard

estas son las mujeres que se atreven a hablar de personas no de dioses.

de Tanizaki “El elogio de la sombra”,te gustará...

un beso!

ana dijo...

Es tan bella y consistente esta entrada: el texto, la imagen, los colores, los comentarios...me quedo muda ante tanta voz humana que se hace ladrido, gemido, mugido, canto y vuelo
abrazos

Say dijo...

voz grito, voz mugido, voz ladrido...

sonido gutural...

sonido que canta, que vuela...

ana, voz que vive en la pasión...

ana un fiero beso de amor