miércoles, 25 de enero de 2012

Outsider

Resuena en la mente, por todo el cuerpo, outsider, transgresiva, vibración, intersecciones suicidas de nombres, en un sufrimiento oculto. en una noche como esta puedo imaginar. no son las sombras de mi propio abismo ahora, la voz que queda en la memoria, haber amado sobre un lecho de hojas. un círculo de nieve, aquel que hicimos a orillas del Spree. amando en el gran descenso, en esta sensación de irreversibilidad. siempre ocurre un día que algo se rompe dentro. y todavía somos niñas, y a partir de ahí un pájaro comienza a picotear el corazón. y cada acto de amor lo envolvemos en la mistificación. somos devoradoras de cielos, pero nuestras alas no nos alcanzan, y sentimos la punta de los dedos de una mujer sobre nuestro coxis, introduciéndose más allá, y a Ezra Pound con los Cantos, su pasión por Mussolini, los misticismos fascistas en su vida, y algunas no aceptamos el maltrato a la compañera, y hay tantos otros poetas que ponen una manzana sobre la cabeza de una mujer jugando a gángsters. ó hijos de las flores. cuánta vertiginosidad en este campo anárquico en que vivo, un destacamento en el alma que lucha por sobrevivir...veo las bayas rojas brillantes entre la hierba, rodábamos llenándonos la camiseta de manchas rosas, sangre saliendo. la chica que sostiene la caja mágica a bordo del empire ship atrae mi nuca para besarme, ¿qué estoy soñando en esta caída?

4 comentarios:

Carmela dijo...

Y yo me digo, no será que a veces nos autopicamos las alas porque no queremos empezar a devorar otros cielos, y nos autolimitamos y nos autocompadecemos de nuestaras alas y nuestro vuelo roto.Bueno Say, jajja, no enloquezcas, es un desvarío que no tiene que ver con lo que has escrito, pero eso tiene la escritura una escribe y otra lee y asocia con algo que nada tiene que ver.
Un beso

Say dijo...

sí,Carmela, tienes razón...

pero somos el desvarío, no tenemos control, ni sabemos ser fuertes, conocemos la teoría pero en la práctica somos las fragilidadades pegando los trozos...


besos alados alzando el vuelo otra vez

ana dijo...

sabes que hay un desvarío, un ser outsider sin remedio y afortunadamente, y algo siempre se rompe dentro y seguimos siendo niñas, con el corazón picoteado,( esa imagen me encantó)
besos que devoren los cielos

Say dijo...

ana,
una outsider sin remedio...fuera de todo sistema,

los amores, los casi imposibles, picoteando el corazón...

pero seguimos queriendo devorar el cielo,

besos ícarianos