sábado, 7 de enero de 2012

Des-realización



hierros me cruzan, sólo me arde la vida o la muerte, y pequeñas marcas en la piel que besé en cuerpos amados, puedes mirar mi corazón cómo se propaga lanzándose, ¿sólo unas noches para toda la vida?, atlas de golpeados clavado en mí, con mis botas de goma por el río, los papeles de mi existencia, como espigas picando mi piel, están inscritos en la visión y el tacto, música spell, sonidos, el pulso de los latidos del cuarto de las dos amantes, y sé que esta cosa frágil que es mi vida, saldrá o no saldrá, el insomnio durante la noche me hace recorrer un infinito bosque donde me inclino a coger orquídeas para beber su veneno narcótico...

Imagen, Franck Juery

4 comentarios:

Carmela dijo...

Leerte me recordó la plenitud que se siente al besar los pulsos, es algo tan simple y tan sublime, sencillo y delicado.
Un beso

Say dijo...

Carmela,
cada deseo trazado en el cuerpo...

ana dijo...

"sólo me arde la vida o la muerte" adentrarse en ese incendio, hallar orquídeas en medio de la devastación. magnífico texto...

abrazos

Say dijo...

sentir nuestras zonas que percibimos en ese rapto de límites...adentrarnos en el bosque , caminar e inclinarnos para tomar y chupar las flores...

un beso anamaría