lunes, 18 de julio de 2011

Las empedernidas y las inexorables...

la vida va demasiado rápida y el olvido es lento. la simiente, aquella mañana donde tu mano tomó la mía, se estableció el amor, la espalda encorvada cuando te vi escribiendo en la penumbra de nuestra habitación, qué trágica soy, pero cuando hablábamos de estas criaturas perdidas en los campos de los sentimentalismos literarios, reíamos de puro placer, y veíamos con cariño la característica de los seres desplazados, es sólo que nos desplegamos a la necesidad del corazón. como en Las Palmeras Salvajes, entre la pena y la nada, elegimos la pena. y entre lo que está bien y lo que está mal, elegimos lo que está mal. y por eso es todo como ese sol de medianoche sublime y tan doloroso sin coraza. todo lo que quiero es acariciarte. si no sueño ¿tendré un destino mejor?, porque he visto que no existe destino para mis sueños, ni sacrificios ni libertad sirven. soy autodestructiva. y si ya estoy destruida? si ya me he destruido, me podré entregar de nuevo? he pensado que los viajes de mi vida, iluminados sólo con la brújula del corazón, han extralimitado un espacio donde la vías ya no llegaban a ningún sitio. como un vagabundo soñando sobre un gran glaciar a la deriva. posibilidades de amor tropezando con vidas inamovibles. pero en el camino todo el frenesí lo vivo en carne viva, y luego mis brazos quedan heridos, y mi cabeza que estuvo en tu regazo no puede olvidar…

Imagen, Deborah Paauwe

14 comentarios:

El Joven llamado Cuervo dijo...

No podés olvidar, porque el olvido es lento, claramente.
Pero a costa de romperte y rasgarte, vas demostrando cuán factible es vencer a un pantano.

vera eikon dijo...

A veces creo que el corazón es como un arbol al que en ocasiones tenemos que podar, para que crezca más fuerte y sano. Incluso puede que tengamos que talarlo del todo, dejando simplemente la raiz, y esperar que el tronco vuelva a crecer. Esto por supuesto que es muy doloros. ¿Nunca te has preguntado qué sienten los árboles cuando los podan, o cuando los talan? Te entiendo, porque yo también he sentido que he amado de forma autodestructiva. Y uno acaba haciéndose daño a sí mismo, y al otro. No sé si a veces debemos dejar volar al amor, para que no se corrompa, ni derive en odio. Es muy difícil soltar esa amarra a tiempo. Pero bueno, no me hagas caso...Te envío un beso

Say dijo...

en el amor, si superamos la transición infernal de la separación, y milagrosamente, con el tiempo se supera (eso me digo cada día)...las fuerzas para bracear las aguas, incluso otra vez turbulentas, vuelven.

Un beso!

:Isza: dijo...

¨la vida va demasiado rápida y el olvido es lento¨
Uff.. y asi empieza... me gusto mucho!
me gustariam que el olvido fuera tan rapido como la vida...

Besos

Say dijo...

vera,
dejo volar al amor, y cuando algo se acaba, se acaba. en mi afán de libertad, y sobre todo de la libertad de decisión de cada cual, nunca insisto. y entonces ella vuelve para no dejar que la olvide. es como esos amores de ni contigo ni sin ti.

a veces, cuando queremos, como dices, podar el árbol para dejar que se fortalezca, viene en medio,
otro huracán que casi nos arranca...

un beso vera

Say dijo...

Isza,
olvidar, porque los sentimientos permanecen en la misma necesidad de amar...por eso alcanzar la vida para sentir de nuevo cuando nos llegue otra oportunidad.

Besos

Stalker dijo...

Say,

pequeña gran alegría en tu regreso,

con un texto complejo, delicado, emocionante, con tantas aristas, tantas texturas, tanta vida dentro que no sabe uno por dónde hilvanar una oración con sentido. Señal de que la escritura no es necesaria, de que tu texto y tú respiráis en libertad,

ha sido entrañable leerlo,


abrazos

PÁJARO DE CHINA dijo...

qué preciosura en el dolor, cuando Say se suelta y es puro nervio y pulso y terminales sensoriales en estado de alerta máxima y entrega incondicional. juntamos nuestros restos entre los escombros y empezamos de nuevo. malheridos, mal dormidos, medicados. el olvido hace su tarea, las caminatas por los jardines, la inmersión en la música o en los textos. sobre todo, la voluntad de seguir de pie, sea como sea, contra todo pronóstico. el buen amor no debería doler. empedernido, inexorable, debería afirmarnos en nuestros mapas. somos nosotras solas, Say, invariablemente, al final del camino. por eso nos encontramos y nos reconocemos, y afuera truenan relámpagos, en estas casas.

te abrazo fuerte.

Say dijo...

Stalker,
toda la broza en mis pies, las lágrimas y los mocos que nos caen como niños cuando lloramos, el desesperado deseo de seguir amando para salvarnos, la locura de recordar un cuerpo amado, la ilógica, y la inconsciencia, el extravío...

en las manos todo temblando aún. vivo!, queriendo asir, tocar...gritando la abstinencia...

sé que los que aman con hambre, rebelión y furia , sin medir interés, posición o conveniencia, han transitado por estas formas de amor...

un abrazo

Say dijo...

Pájaro de China,
cuando voy hacia el trabajo, escucho la misma canción una y otra vez, unas cincuenta veces (es una que se parece a su voz), el dolor está presente...pero la música...

luego llego a la oficina, pensando si sobreviviré un día más, con los ojos enrojecidos y unas ojeras azules de no haber dormido...sólo me importa lo que viví-sueño con ella...

llego a casa al acabar el suplicio de todo el día..."la" canción otra vez. y antes de dormir textos y blogs especials donde están las letras insumisas...encuentro mi corazón...el refugio...que me dice dulcemente, "buenas noches"...

estoy sin fuerzas. pero esos pocos lugares..."juntamos nuestros restos entre los escombros y empezamos de nuevo. malheridos, mal dormidos, medicados. el olvido hace su tarea, las caminatas por los jardines, la inmersión en la música o en los textos". "nos encontramos y nos reconocemos".

...estos fragmentos que juntamos después de la hecatombe, son los fragmentos totalizadores que nos hacen sentirnos en la máxima exponencia.

hemos aprendido que cuando hay un encuentro se puede empezar de nuevo siempre, con la misma intensidad...y vivir hasta la última sorpresa que la vida es capaz de darnos...

al final del camino estamos solas, y somos tan empedernidas e inexorables que nuestras tormentas abarcan hasta el mínimo instante de la naturaleza animal...eso es lo que queremos vivir.

un abrazo!!

ana dijo...

Say, se te lee y no puede uno dejar de sentirse, amarse y dolerse en tu texto. Palabras de carne viva conocida. De las mismas hebras-entrañas con que está tejido el amor, con esas mismas está destejido el desgarro.

abrazo del regreso
anamaría

Say dijo...

anamaría,
...con las mismas hebras está destejido el desgarro...

qué mujer más hermosa eres.

un abrazo enorme!

sophiaprende dijo...

tal vez cada segundo sea un aprendizaje..., doloroso
No hay más remedio que respirar y estar consciente en cada uno de esos segundos, en cada ahora...

http://www.youtube.com/watch?v=qpom_zMjhdc

letra:
http://letras.terra.com.br/siberry-jane/249623/

un abrazo chillao, cómo no!!

Say dijo...

...love is everything...

el amor es todo lo que dice que es, el amor no se contuvo las riendas,...el amor se realiza, el amor se pierde...

como dices, cada segundo es un aprendizaje, el amor nos da momentos dulces y...

preciosa canción de Jane Siberry! gracias!!

un abrazo chillao fuerte, fuerte para ti.