lunes, 11 de octubre de 2010

Rojo



“Voy a decir sin reservas que desde mi punto de vista no puede haber abstracciones. Cualquier forma o zona que no tiene la concreción palpitante de carne y huesos, su vulnerabilidad al placer o dolor, no es nada en absoluto. Cualquier imagen que no proporciona el entorno en el que el aliento de la vida puede ser elaborado no me interesa.”


De "An Art that lives and breathes" - Mark Rothko: Biographie, James E.B.Breslin. Chicago, 1993.



Estos días en un hospital he encontrado "la concreción palpitante".

2 comentarios:

Curiyú dijo...

Y ahí está, en ese lugar, el dolor. Que, casualmente anoche pensaba, es lo único que dura demasiado.

Say dijo...

Curiyú,
el dolor es algo misterioso. Cómo se empeña en estar presente de esa manera, a veces, tan aniquiladora. El dolor paraliza y agota todas las fuerzas.