lunes, 11 de octubre de 2010

Marta



El arco iris que me ha traído Marta.

6 comentarios:

Stalker dijo...

Esa niña, ese nombre y esos colores sí que son una verdadera escalera hacia el cielo-dentro (el cielo siempre está dentro, sólo la falta de imaginación lo arrojó al afuera, a la altura, a la distancia inconmensurable del deseo),

arco iris y mudanza infinita de colores

(se te extrañó en los blogs)

Say dijo...

Stalker,
una escalera preciosa e incommensurable de ternura. Infinitos colores que llegan al cielo-dentro y se esparcen por el alma.

El tiempo repartido entre mis dos quehaceres:trabajo y hospital. Y dentro de poco, seguro, volverá el tiempo para mis placenteras y enriquecedoras lecturas de vuestros blogs...mientras, entre huequecitos, aquí y ahí estaré...

Curiyú dijo...

Es un sueño.

Say dijo...

Curiyú,
Un precioso sueño...

Lilu dijo...

El arco :X
me gusta !
:*:*

Say dijo...

Lilu,
besos!

:)