sábado, 28 de agosto de 2010

Bernard Plossu


“Una foto puede parecer hermosa y si tiene fuerza también ser muy poética, pero cuando está hecha con emoción, cada fotografía poderosa es una muestra de rebelión. Creo que no hay arte sin rebelión»

“La fotografía habla de momentos que no parecen tener mucha importancia, pero que de hecho la tienen”

«A pesar de los momentos de desolación y soledad siempre hay un motivo para la esperanza, aunque aparentemente sea un momento sin importancia».

"Una foto es una forma de posicionarse en el mundo».

«Una manera de caminar con una cámara a la espalda y donde nadie sabe dónde está la magia, porque una foto es una foto y no hay truco»

«La idea no es ser reconocido, sino luchar para ver y ver para entender»

«Frente a una geografía sin límites sólo cabe hacer fotografías pequeñas».
Extractos de diversas entrevistas del fotógrafo Bernard Plossu hablando sobre su trabajo.
Imagen de Bernard Plossu.

8 comentarios:

emmagunst dijo...

"una foto es una foto y no hay truco"

"luchar para ver y ver para entender"

quien tuviera la claridad para expresarse así merece toda mi admiración! Saludos Say, hermosa entrada!!!

Stalker dijo...

Say:

me quedo con la última afirmación: ante la inmensidad, fotografías pequeñas, el ojo adelgazado, la conciencia que se hace tenue hasta filtrarse, inadvertida, en los intersticios del mundo, y ahí exhuma la vida secreta de las cosas, lo más pequeño, lo más callado y valioso.

Es también una forma de refutar o demoler las metafísicas de la presencia, ésas que corroen el pensamiento occidental negándole toda porosidad y enclaustrándolo en una única lectura del mundo (unívoca, asfixiante, negadora de la diferencia): frente a las metáforas o imágenes de lo abierto, lo grande, el cielo, la luz, definitorias de esa metafísica que se traduce en mirada (ética y estética) reduccionista, omniabarcante y totalitaria, una visión de lo pequeño, lo mínimo, lo solo, lo salvo:

el lenguaje del entre, que es el de la quietud y la escritura de los cuerpos al amarse y reconocerse.

Me encanta jugar con mi gato, que se parece increíblemente al de la foto.

un abrazo

PÁJARO DE CHINA dijo...

no, sin rebelión no hay arte. la vanguardia exige la creación de un nuevo lenguaje, pero si ese nuevo lenguaje no es crítico, no hay vanguardia sublevada.

supongo que la vida también está hecha, en definitiva, de esos momentos sin importancia que se enhebran para hacer cintas y cintas de años (la cita me recordó los cuentos de Raymond Carver; donde nada sucede, está sucediendo todo, subterráneamente).

la esperanza no es sólo lo último que se pierde; es lo último que debe abandonarse. sin esperanza, ¿qué sentido tendría cada movimiento?

sí, una foto es un modo de pararse en el mundo. es un gesto político. es una declaración de principios, un manifiesto personal.

luchar para entrenar la mirada y llegar a ver y comprender, de alguna forma, lo que vemos. el reconocimiento es bisutería. lo que nos sostiene es la comunión con el otro, poder tocarlo, acompañarlo, acompañarnos, a través de la palabra. enlazarnos, como esa mano humana que busca conectarse a la pata de un gato.

porque en lo pequeño está tallada la geografía de lo inabarcable. está la clave, la cifra y el secreto y no sé exactamente lo que significa, pero sé que está ahí.

cada entrada tuya es un bálsamo y una invitación a pensar y sentir, siguiendo el recorrido de los hilos.

¿y cuándo leeré un poema de Say? porque las palabras que lo forman, las texturas, están todas adentro de tu cuerpo, todas allí.

tula dijo...

Muy buenas fotos....
un beso.

Say dijo...

emmagunst,
los que reflexionan así sobre su arte, sobre su trabajo...captan de la dura realidad las corrientes vitales que nos sostienen...los imperceptibles gestos internos que desarrollamos mientras vivimos pero son invisibles...

Say dijo...

Stalker,
hay muchísima impostura en el arte, muchísimo mercadeo y negocio y muchísima falsedad, donde el clasismo y amiguismo institucional y el dinero suben y muestran a los mediocres y tapona a los de la rebelión.

Las metafísicas de la presencia, han uniformizado las expectativas del arte, no sólo en occidente, sino que han colonizado y cercado cualquier impulso diferente que pudiera nacer en los distintos continentes. Las metáforas e imágenes de esa metafísica occidental han sido creadas artificialmente, y han construido una "ética" "perversa" y una estética "esclavizadora". Son repetidas infinitamente y construyen una sociedad hueca.

Por eso en los rebeldes que miran, viven, aman...lo pequeño tenemos lo que salva. Esa visión poética, íntima, profunda, emocional de la realidad es lo que nos descubre nuestros sentidos vivos y ardientes. Y rebeldes.

Stalker,
si no fuera por la compañia de nuestros perros, nuestros gatos y todos los animales que hay sobre la tierra que sería del ser humano!...toda esa vida animal, espontánea, inocente y maravillosa que tienen dentro de sí...!

Say dijo...

Mariel,
sin crítica no hay sublevación. Sin sublevación no hay renovación y valentía para crear un nuevo lenguaje extremo, extraño. Que detenga y arrase.

En los relatos de Raymond Carver lo maravilloso es ver, percibir, los movimientos internos del alma en los coditianos y caseros movimientos de la realidad. Algo se está fraguando. Se oye el murmullo del dolor, de la frustracion, se percibe la tensión de las vidas a punto de estallar...La escritura de Raimon Carver surge de esos imperceptibles movimientos de la vida, de la insoportable realidad y el trabajo desequilibrante de mantenerse vivo...Me gusta muchísimo Carver.

En un mínimo gesto, en una mínima visión...la vida se calza y se mantiene...

Cómo capta un fotógrafo la imagen, como capta un escritor las sensaciones y qué lenguaje utiliza para expresarlo es la forma de posicionarse en el mundo.

La conexión, la entrega y el amor...

En lo pequeño está la clave porque ahí encontramos la mano que queremos enlazar, la pequeña mancha color miel en los ojos verdes, la cicatriz de la operación para besarla, la tristeza y las lágrimas para poder sentirlas saladas en los labios...
En lo pequeño encontramos el peso de nuestro gato sobre el hombro y el de nuestro perro en el regazo...la emoción.

"porque en lo pequeño está tallada la geografía de lo inabarcable"...

Say dijo...

tula,
un beso!!!