miércoles, 30 de enero de 2013




Cosas fabulosas, las estrellas.

Cuando era niña sufría de insomnio.
En las noches de verano mis padres me dejaban ir a la orilla del lago
con el perro por compañía.

¿Dije "sufría"? Así explicaban mis padres
gustos a su juicio
inexplicables: mejor "sufría" que "prefería vivir con el perro".

Oscuridad. Un silencio que anulaba la mortalidad.
Los botes amarrados subían y bajaban.
Con la luna llena podía leer los nombres de chicas
pintados en las barcas:
Ruth,  Ann, Dulce Izzy, Mi amor Peggy.

No iban a ninguna parte, aquellas chicas.
No había nada
que aprender de ellas.

Extendía mi chaqueta en la arena húmeda,
el perro se acurrucaba junto a mí.
Mis padres no podían ver el ascenso en mi cabeza.
Cuando escribía, me corregían la ortografía.

Sonidos del lago. Los dulces e inhumanos
sonidos del agua azotando el muelle, el perro jadeando
por entre los juncos.  

Louise Glück, Averno

Imagen, Laura Makabresku

4 comentarios:

stalker dijo...

fantástico poema... me gusta mucho cómo Louise Glück se acerca a lo cotidiano, mostrando siempre el envés de la realidad, alguna fisura o estrato que normalmente pasa desapercibido... es lo que debería ser la poesía de la experiencia, siempre: no recrear una anécdota cotidiana, sino despertar en la realidad el fuego dormido, la intensidad de los seres y las cosas que duermen su antiguo sueño si no estamos atentos...

y el perro entre los juntos, testigo de los sonidos del lago...

Say dijo...

stalker,
es un tipo de poesía que a mí también me gusta mucho,

escritura que rompe con tendencias poéticas instituidas. no es composición retórica o mera persecución de la belleza en artificios estilísticos, como esas escrituras enfocadas sólo como propósito profesional,

sino que podemos reconocer nos en una reflexión poética donde la lírica se concibe como expresión de sugerencias sensoriales y emocionales que enlazan con nuestro propio recorrido vital y nuestra gran fragilidad llena de dudas, heridas y búsquedas...fisuras, rompimientos, invocaciones o imperceptibles epifanías que hemos vivido y que han cambiado nuestra vida...la poesía es el reconocimiento de ese camino, de lo que dejamos en él...

nuestra vida ha estado atenta...

aquí estuvo c c Rider dijo...

“Nel breve spazio del crepuscolo passano intere sconosciute stagioni; allora il cielo si carica di nubi, di correnti che sollevano ceppi e rovi.” antonella anedda …./ la lírica de la cotidianeidad que leo en Louis G. solamente en vuestros hogares, y en el de emma claro, me parece el lenguaje de un guante, que rodea la mano y a la vez los objetos como una especie de dulce entendimiento, ese dulce jadeo, sobre la arena de la ortografía, me gusta coincidir con vosotros say

encuentro también un fuerte rechazo a poéticas con único propósito profesional como dadores de una esperanza-sin-esperanza. Como decía Walter B. a comienzos de la era fascista “Nur um der Hoffnungslosen willen ist uns die Hoffnung gegeben. Sólo gracias a aquellos sin esperanza nos es dada la esperanza.”

abrazos atentos

Say dijo...

"corrientes levantando troncos y zarzas", la línea divisoria entre las zonas frágiles y la ilusión de crepúsculo, un mundo lleno de nubes, el mundo físico que lleva la poesía en su interior, la materia viva de una existencia real del ser,

cc, es verdad lo que dices, reconocemos el lenguaje que nos cubre con un dulce entendimiento. lo conocemos cavado dentro, adentro de la ortografía...

en la poesía todo encuentra su cauce, el dolor y el miedo, lo absurdo, lo desproporcionado, lo prohibido, el rayo inmisericorde que nos cruza dentro...

la poesía, en cualquiera de sus manifestaciones, cuando es expresión brutal, diferente, anárquica y sincera. nos calma.

“Me gusta la gente en la que las luchas internas son visibles..." Patricia Highsmith

"La poesía cura las heridas infligidas por la razón." Novalis

"Un poema es una historia privada, después de todo, no importa lo aparentemente pública que pueda parecer. El lector siempre escucha una confesión" Jorie Graham

"La nobleza de la poesía", dice Wallace Stevens, "es una violencia que nos protege de una violencia sin fin”'. Es la imaginación presionando contra la presión de la realidad. " Seamus Heaney, de su conferencia en Oxford, "La reparación de la Poesía"


sí, y por último, es cierto, cc, hay una lírica reconocida, una fuerte intuición que nos alerta de lo que se escribe con honestidad y lo que no...

en poesía no todo vale.

“No debes permitir que los poetas te mientan”.Björk

abrazos louisgerianos y rideanos y atentos siempre...