miércoles, 30 de enero de 2013



"El suyo era un mundo crepuscular, donde la luna flotaba sobre los árboles en la noche como un globo de luz trémula plata y los rayos azulados oscilaban por las hojas de afuera a través de su ventana temblando en el líquido de los patrones del papel pintado en el fondo de su habitación. El aire era levemente opaco, y las formas vacilaban y se mezclaban unas con otras. El viento soplaba en ráfagas suaves y caprichosas, ahora aquí, ahora allá, viniendo desde el mar o desde el jardín de rosas (se podría decir por el olor del agua o de las flores )" 

Sylvia Plath,  Johnny Panic y la Biblia de los sueños
Imagen, B.Berenika