jueves, 2 de diciembre de 2010

Mientras lees



AL LECTOR

Mientras lees, un oso blanco perezosamente
orina, tiñendo la nieve
de azafrán.

y mientras lees, muchos dioses
yacen entre lianas: ojos de obsidiana
miran las generaciones de las hojas,

y mientras lees
el mar vuelve sus oscuras páginas,
vuelve
sus oscuras páginas.

Denise Levertov

2 comentarios:

emmagunst dijo...

Sentí las olas volverse mar adentro...

qué bonito poema de Denise, nunca me imaginé nada de lo que nos dice y es verdad, mientras leemos pasa de todo, hasta lo que menos nos imaginamos y todo lo que debe pasar. Tiempo sin tiempo

Say dijo...

emma,
es verdad, el poema crea imágenes nítidas...se aguza el oído...puedes escuchar los pasos del oso en la nieve...las olas del mar volverse...

La mística de los gestos sin tiempo...Levertov transporta a esos espacios sonoros y físicos...