domingo, 28 de octubre de 2012

Having it Out with Melancholy




“Si muchos remedios se prescriben para una enfermedad, 
puedes estar seguro que la enfermedad no tiene cura.” 
A. Chéjov El jardín de los cerezos
1 DESDE LA INFANCIA

Cuando yo nací, esperaba
detrás de una pila de ropa en el cuarto de los niños,
y cuando nos quedamos solas, se puso
encima de mí, presionando
la bilis de la desolación en cada poro.

Y desde ese día
todo bajo el sol y la luna
me entristeció - incluso los amarillos
de las cuentas de madera que hiladas se deslizaban
a lo largo de un husillo en mi cuna.

Tú me enseñaste a vivir sin gratitud.
Arruinaste mis modales para con Dios:
"Estamos aquí simplemente para esperar la muerte;
los placeres de la tierra están sobrevalorados"

Yo sólo parecía pertenecer a mi madre,
para vivir entre bloques y camisetas de algodón;
entre el estaño rojo de latas de comida
y tarjetas de calificaciones en feos estuches marrones.
Yo ya era suya - el anti-impulso,
el mutilador de las almas.

2 BOTES DE MEDICAMENTOS

Elavil, Ludiomil, doxepina,
Norpramin, Prozac, litio, Xanax,
Wellbutrin, Parnate, Nardil, Zoloft
Las recubiertas tienen un olor dulce o
ningún olor, las en polvo huelen
como el laboratorio de química en la escuela
que me hacía contener la respiración.

3 SUGERENCIA DE UN AMIGO

No estaría tan deprimida
si realmente creyera en Dios.

4 A MENUDO

A menudo voy a la cama tan pronto después de la cena
parezco una anciana
(me refiero a que trato de esperar que oscurezca)
con el fin de alejar
del dolor masivo en el sueño la
barquilla de mimbre frágil.

5 UNA VEZ QUE SE HIZO LA LUZ

Una vez, en mis treinta y pocos años, vi
que yo era un punto de luz en el gran
río de luz que ondula a través del tiempo.

Estaba flotando con toda
la humanidad. Estaban todos los colores - aquellos
que están viviendo ahora, los que han muerto,
los que no han nacido todavía. Para unos pocos

momentos que flotaba, completamente tranquila,
y ya no odiaba tener que existir.

Como un cuervo que huele la sangre caliente
llegaste volando para sacarme
de la corriente que brilla intensamente.
"Te voy a sostener. Nunca dejo a mis seres queridos
ahogarse! "Después de eso, lloré durante días.

6 DENTRO Y FUERA

El perro me busca hasta que me encuentra
arriba, se acuesta con estrépito
de codos, posa su cabeza en mi pie.

A veces el sonido de su respiración
salva mi vida - dentro y fuera, dentro
y fuera, una pausa, un largo suspiro....

7 PERDÓN

Un pedazo de carne quemada
viste mi ropa, habla
con mi voz, despacho las obligaciones,
vacilante, o nada en absoluto.
Cansada de tratar
de ser fuerte de corazón, cansada
sin medida.

Pasamos a la monoamina
inhibidor de la oxidasa. Día y noche
me siento como si hubiera bebido seis tazas
de café, pero el dolor se detiene
abruptamente. Con la maravilla
y la amargura de alguien perdonado
por un crimen que no cometió
vuelvo al matrimonio y los amigos,
a las rosas y malvarrosas; vuelvo
a mi escritorio, libros, y silla.

8 CREDO

Maravillas farmacéuticas para el trabajo
pero creo que sólo en este momento
de bienestar. Fantasma profano,
seguro que va a volver.

Medio torpe, podré poner los pies
sobre la mesa, inclinarme hacia atrás,
y convertirme en alguien que no puede
tomarse la molestia de hablar, alguien
que no puede dormir, o que no hace nada
más que dormir, no puede leer, o llama
pidiendo una cita para obtener ayuda.

No hay nada que yo pueda hacer
contra su llegada.
Cuando despierto, todavía estoy contigo.

9 TORDO DE MADERA

Alto el Nardil y la luz de junio.
Me levanto a las cuatro,
esperando ansiosamente la primera
nota del zorzal. El aire tranquilo
pasa a través de la cortina
con la canción salvaje y compleja
de las aves, y soy invadida

por la alegría común.
¿Qué me dolía terriblemente
toda mi vida hasta este momento?
Cómo me gusta lo pequeño, el rápido
latido del corazón del pájaro
que canta en los grandes arces;
sus ojos brillantes e inequívocos.

Jane Kenyon, Having it Out with Melancholy, de “Constance”

12 comentarios:

Anónimo dijo...

Impresionante este retorno tuyo.
Un saludo,
rama

EMMAGUNST dijo...

Ay ay ay ay ay!!! Jane Kenyon!!! la conocía a través de un libro que tradujo el poeta Hilario Barrero y que luego me envió. Libro que atesoro como uno de los más queridos. Dolorosas palabras, con una terrible fortaleza a pesar de su dura situación.

Y cómo no sentirse como ella, llena de lágrimas después de escuchar:

"Te voy a sostener. Nunca dejo a mis seres queridos
ahogarse! "Después de eso, lloré durante días.


Abrazos Say!!!

Say dijo...

emma,
lo que emociona de Kenyon es eso, su intensidad apasionada, su terrible fortaleza a pesar de su dura situación. su visión sobre la vida, la naturaleza, el funcionamiento de la mente y del alma interior, la fragilidad, la enfermedad...

"Yo creo que escribir esos poemas fue mi esfuerzo para comprender y controlar lo que me estaba ocurriendo. Para mí la poesía es siempre un lugar seguro, un refugio y lo ha sido desde que la estudié en la escuela primaria, así pues era natural para mí escribir sobre estas cosas que ocurrían en mi propia alma" Jane Kenyon

hay tantos poemas de ella preciosos...
"Peonies at Dusk",
August Rain, after Haying”,
"Let Evening Come",
"Not Writing",
"Otherwise"
...

un abrazo grande emma!

Say dijo...

hola rama!

un saludo

Darío dijo...

El poema es la medicación. Qué desolación esta pequeña que sólo espera la muerte desde el nacimiento y quizá, su único poema sea "Mamá". Qué desolación. No hay fármaco para este hueco insondable, sólo agarrárselas con el dios invisible de aquéllos, que optan por engañarse...
Un abrazo.

Say dijo...

Darío,
el poema es la medicación. es así como lo dices.

pero no.

no hay desolación en jane kenyon,

ni en los atormentados por esa clase de melancolía...

hay fuerza, y apasionamiento desbordante...

en sus poéticas vemos, palpamos, ese aspecto feroz del pensamiento y del sentimiento que se asocia a la melancolía...la inteligencia veloz, la exaltación, la embriaguez, la capacidad visionaria, la fiebre, la impaciencia, todo un material erótico, latente, que es típica de los melancólicos...

escribir, escribir...

“Cuando yo escribía en la casa todo escribía. La escritura estaba en todas partes...Eso hace salvaje la escritura. Se acerca a un salvajismo anterior a la vida. Y siempre lo reconocemos, es el de los bosques, tan antiguo como el tiempo. El del miedo a todo, distinto e inseparable de la vida misma. Uno se encarniza. No se puede escribir sin la fuerza del cuerpo. Para abordar la escritura hay que ser más fuerte que uno mismo, hay que ser más fuerte que lo que se escribe. Es algo curioso, sí. No es sólo la escritura, lo escrito, también los gritos de las bestias de la noche, los de todos, los vuestros y los míos, los gritos de los perros...” Marguerite Duras

un abrazo Darío!

stalker dijo...

fantástico regreso, y cuántas cosas!

toca leer y demorarse: hacer morada en esta querida casa...

otro abrazo!

stalker dijo...

me ha conmovido especialmente el pequeño poema del perro... ahí está todo, es un poema muy pequeño y que habla en voz baja, pero lo dice todo...

revelación, aliento cálido de perro...

Say dijo...

stalker,
hace unas semanas le regalé a mi amiga B. el libro de Kenyon, cuando lo leyó hace unos días me dijo publica un poema, yo le dije, ahora no tengo tiempo de traducir el que quisiera poner, ella al poco, me envió esta traducción y ahí está. me gusta verlo ahí, es un sentimiento de mucha ternura, sus manos están ahí, su mirada, es su versión. a ella también le gustó mucho este libro.

y sí es para sentir toda su fuerza.

un abrazo

Say dijo...

el pequeño poema del perro... ahí está todo...

habla en voz baja, pero lo dice todo...

revelación, aliento cálido...

es así, stalker,
es muy visual, lo ves, escuchas los ruidos...sientes el aliento el
aliento cálido.

un abrazo

Carmela dijo...

Qué fuerza, que amor a la vida.....no la conocía, como verás mis lagunas son enormes ante tanta maravilla, pero me encanta ir descubriéndolas y siempre encuentro aquí algo que me enamora perdidamente.
De primera me pareció terriblemente triste y casi deprimente, pero la vuelvo a leer y noto como desde ese dolor a veces o desde esa melancolía bestial, surge el amor incondicional a la vida,a los pequeños destellos y a cualquier brillo de la noche, El poema Tordo de Madera. me la muestra tal cual.
Un beso Say.

Say dijo...

Carmela,
sí, el poema puede parecer sombrío o deprimente al principio, pero la poética de esta mujer intensamente apasionada, que pone su alma en la página con tanta simplicidad, precisión y valentía te produce un efecto de serenidad y fuerza. como dices, es al final cuando te das cuenta de que en los actos simples y ordinarios de la existencia, y esa intensa conexión con la vida y el mundo natural "surge el amor incondicional a la vida,a los pequeños destellos y a cualquier brillo de la noche" y el poema resplandece y se transforma.

un beso Carmela