lunes, 29 de octubre de 2012


Cuaderno de Marcel Proust 




Emily Dickinson escribía en pequeños trozos de papel.lo que hubiera a mano...




Diario de Clarlotte Brontë, 
recuerda una noche de tormenta,
y está locamente comprimida 
con esta letra microscópica.



Arvo Pärt son sus sistemas de composición, detrás de la aparente sencillez de la música. este dibujo melódico,es el significado para transmitir los movimientos del ala de un pájaro.




Entrada del diario hecha por John Ruskin, después de su ruptura 1878. La entrada dice,-desde febrero hasta abril-el sueño.




Cy Twombly, en sus lienzos combina la pintura, con la escritura, palabras, garabatos indescifrables, textos, y fragmentos poéticos de varias fuentes. En esta pintura vemos en el lado derecho pasajes de un poema del poeta griego Seferis George, en referencia a la fugacidad de la juventud y el paso del tiempo, es parcialmente legible, en la parte superior de la pintura, a lápiz y crayón rojo, el nombre Baia de Gaeta está superpuesto sobre las palabras “Say goodbye Catullus to the shores of Asi Minor”. El poeta Catulo, muy afectado por su ruptura con Clodia realizó un largo viaje a las provincias del Asia Menor... (Pintura, Quattro Stagioni: Estate) 


12 comentarios:

Anónimo dijo...

“El viajero está bajo el árbol”. Tomas Tranströmer.
El lector está sobre tus post, son preciosos.
Un saludo, rama

marcela dijo...

Say,!qué belleza! la de esos cuadernos. Y que bién escogidos. Siempre he creído que es tan autor el que los hace como el que los escoge.
Te había perdido la pista, he estado mucho en Berlín y me acordaba de tí, pensaba " quizás por aquí fue feliz Say"
Un abrazo, temporada muy triste.

Say dijo...

marcela,
estamos poseídas por los aspectos feroces y ardientes de la escritura, eso es al menos para mí el lenguaje escrito. en estos cuadernos escogidos siento que están las marcas del cuerpo convulso de cada uno de ellos. cuando escuchamos nuestra propia necesidad queremos acercarnos a alguien que nos hable de la persona que fue, o de un cielo adorado...pero necesitamos, necesitamos.

estos meses he estado en vorágines laborales y traspasada, sin tiempo para mí...

Berlín. cuánto me gustan tus viajes a esta nebulosa, increíble y maravillosa ciudad. gracias por ese pensamiento tan hermoso. sí! fuí muy feliz allí...mucho, mucho.

temporada de tristeza y de exaltación. nuestro corazón no para. anhelamos...

"Yo no escribo poesía cuando quiero, escribo cuando no puedo, cuando la laringe está inundada y la garganta cerrada." - Anna Kamienska

un abrazo marcela!

Say dijo...

"Uno es consciente, tumbado bajo los árboles,
de las raíces y las direcciones de todo el ser.
En las percepciones de la tierra y el cielo.
Una vasta curación comienza.“ Cedric Wright

rama, Cedric habla mucho de los árboles, de la naturaleza. era fotógrafo y escritor de la vida humana en ese éxtasis. la tierra, las montañas, la música, el río, el viento, "lo que siempre fluye hacia abajo a través del tiempo", las "agujas de pino esparcidas sobre la nieve"..."árboles trágicos, árboles rotos por el invierno, los árboles en todas las etapas..."

ah, y gracias, por traer a Tomas Tranströmer. me gusta toda su poesía. aquí, hace un tiempo puse un post con uno de sus poemas.

es éste:

"Grados bajo cero"

Estamos en una fiesta que no nos ama. Al final, la fiesta deja
caer su máscara y se muestra como realmente es: una estación
de cambio de trenes. Fríos colosos sobre raíles en la niebla.
Una tiza ha garabateado en las puertas de los vagones.

No se puede mencionar, pero aquí hay mucha violencia
reprimida. Por eso son tan pesados los detalles. Y es tan difícil
ver lo otro que también existe: una mancha de sol que cambia
de sitio en la pared de la casa y resbala a través del inconsciente
bosque de rostros centelleantes; una cita bíblica que nunca ha
sido escrita: "Ven a mí, porque yo soy tan contradictorio como
tú."

Mañana trabajo en otra ciudad. Susurro hacia allá a través de la
niebla matinal que es un cilindro negriazul. Orión cuelga encima
de la capa de hielo. Hay un grupo silencioso de niños esperando
el autobús escolar, niños por los que nadie reza. La luz
crece lentamente como nuestro pelo.
Tomas Tranströmer

un saludo!

stalker dijo...

precioso viaje por los cuadernos en los que tantos autores han escrito nuestros sueños, el hambre, la delicadeza y el furor, la insurreción y la vida toda...

me gusta mucho ver la letra original, el ritmo y la respiración de quien escribe: ¡muy revelador en Emily Dickinson!

otros cuadernos por aquí:

http://www.edobne.com/manuscrtcao/chantal-maillard/

Carmela dijo...

Debí darle mal a las palabrejas esas de verificación y mi comentario se perdió en el camino, :)
Te decía que siempre me han encantado las pequeñas libretas y que siempre llevo alguna en el bolso. Libretas que recogen los pensamientos más personales y verdaderos, quizás porque se quedan recogidos intimamente en ellos, como pequeñas reliquias de un momento especial.
Las imágenes que nos muestras, (nada que ver con lo que te cuento, pero me lo recordaron )son todas muy especiales, por ser de quienes son, y por las maravillas que guardan.
Un beso, Sue

Say dijo...

stalker,
es el cuaderno que me faltaba! el de Chantal Maillard!, lo que pasa que no lo encontré...

si no fuera porque alguna vez he querido corregir algo de una entrada anterior, y luego al volverla a publicar, para reintegrarla al mismo sitio donde estaba le he dado no sé donde y borré la entrada sin querer!, me pasó con la de Beckett y su poema Comment Dire, y esta mañana con la de de Melville... así que ésta de los cuadernos la dejaré como está, me encanta que me la hayas traído, las guardaré :) me encanta ver la diferencia en la expresión, los pequeños matices que los distingue, de cada uno de los cuadernos.

gracias stalker!

Say dijo...

Carmela,
vaya! estos cacharros informáticos cuando quieren...a mí también me pasa, tengo escrito lo que quiero decir y de pronto no sé a qué he dado y desaparece, Grrrr...

también me encantan las libretas y siempre llevo encima una o dos, me gusta hacer dibujitos, garabatos, mientras pienso...y es cierto, son como talismanes, nos dan su bendición cada vez que recurrimos a ellos.

ah, sí Carmela,es muy bonito ver los cuadernos de escritores con los que tienes afinidad y a los que amas.

un beso!

stalker dijo...

Say:

es cierto, cada cuaderno tiene su respiración propia, alguna es más entrecortada, otras fluyen libremente... me ha sorprendido que en algunos cuadernos (donde aparecen fragmentos de "Filosofía en los días críticos" y el poema "Escribir") la escritura es fluida, sin tachaduras, y está todo ahí de una vez: han sido escritos del tirón, sin retoques, tal como han quedado en los libros impresos. Esto es algo que me impresiona: la pureza del momento, el fuego del instante...

generalmente en el tablero del administrador hay un lugar donde se guardan los "borradores" de las entradas, de modo que si una se elimina sin querer, podemos recuperarla...

un abrazo

Say dijo...

stalker,
yo también me fijé en ellos,"Filosofía en los días críticos" y el poema "Escribir", entre tanto lo que me gusta de ella, todo!, estos me gustan mucho, y creo que precisamente escribe seguido sin tachaduras al dictado de ese fuego...los que tienen tachaduras son la lucha, la convulsión, los sentimientos...

simbólicamente cada trozo de tinta dice todo...

estos cuadernos poseen su significado más allá de lo que está escrito.

y me gusta porque estas imágenes están tan nítidas que parece que se puedan tocar.

miraré lo que dices sobre los borradores, pero lo que quiero es que si se guardan en borradores, se reintegren en el lugar donde estaban con su fecha antigua, no que al dar a publicar se coloque como si se publicara en ese momento actual. ya lo probaré más adelante. con alguna otra vez que me pase, a ver.

gracias stalker!

un abrazo

ana dijo...

qué bella entrada

traes los cuadernos y las letras, en ellos respiran y están vivos los autores, cada uno con su rítmo respiratorio, su cadencia vital.
son iluminadores

abrazos

Say dijo...

ana,
es hermoso imaginarlos sobre sus escritorios, escribiendo y escribiendo...

su escritura, su respiración, sus sentimientos, su mundo, sus formas de vivir.

un abrazo