lunes, 7 de mayo de 2012

Plomo sobre madera


"Para mí, los poemas son casi la única realidad." 
Anselm Kiefer

Imagen, Anselm Kiefer

12 comentarios:

stalker dijo...

estoy de acuerdo con Kiefer, aunque añadiría: los poemas y... la prosa liberada (que no prosa poética, cajón de sastre para definir la insurrección de las lenguas híbridas que no se dejan encorsetar en vagas categorías escolásticas), prosa liberada de los ritmos consabidos, de la tentación de facilidad, del reinado de las certidumbres; ahí emerge también la poesía, en esa prosa que corresponde a una mirada liberada... el temblor, entonces, está al alcance, podemos palpar ese temblor y descubrir que esa fragilidad era la vida...

Kiefer sabía mucho de todo eso...

Tera dijo...

"Entre el vivir y el soñar hay una tercera cosa. Adivínala."

Antonio Machado

http://locoxelcine.com/wp-content/uploads/2012/01/las-aventuras-del-baron-munchausen-2-locoxelcine.jpg

:-)

c c Rider dijo...

La poesía no usa un lenguaje dominante ni excluyente. Accede al deseo de una manera natural. Sin una sombra (si son desee una mirada liberada como dice Stalker) interpretativa más allá que desvelar, lentamente, a las personas.

Say dijo...

stalker,
sí, yo creo que Kiefer se refiere a poema como concepto, creo que incluye lo que de modo exacto has definido como prosa liberada, escritura donde emerge la poesía. es un modo de vivir y de percibir el mundo. para mí muy necesaria, imprescindible en mi realidad.

Kiefer sabía de eso y tú también stalker

Say dijo...

Tera,
pues esa tercera cosa es el amar!


ah, me encanta ese globo maravilloso con el que el Barón Munchausen escapa junto con Sally. y menuda expedición hasta la luna!!

:))

Say dijo...

cc,
sí, como dices, el lenguaje poético es el que llega de una percepción libre, mundos, silencios, sonidos, visión necesaria, la poesía, para ver a través.

ana dijo...

¿es que hay otra realidad, Say?
acaso la propia realidad no es un vasto poema que se escribe, que escribimos, que nos escribe, un enorme caleidoscopio poético. Existirá quien la llame de otra manera, que manosee el poema, que lo arrugue , lo empape de sudor o de lluvia, que lo sostenga a la intemperie, reclamándole su levedad y su incompletud.todos esos que dormitan en las salas de espera, no saben que el poema los interpela y los dibuja, que les trae barcos en sus alas, pero el poema zarpa y nos surca, bien que lo sabe Kiefer.

imagen-poema

besos

Tera dijo...

¡Me encantó la respuesta de tu corazón tan grande!

Besos en globo, Say!

Say dijo...

ana,
yo creo que no. que no hay otra cosa, ese enorme caleidoscopio poético es la realidad. aunque, increiblemente, haya gente que pueda vivir en un limbo de indiferencia, inertes ante cada proceso de la vida, gente que no quiere mirar, que no quiere ver, gente que sólo reacciona ante lo tangible, ante lo perfectamente material!

y es cierto, el poema nos escribe, continuamente, el poema nos interpela, nos dibuja, es como si habitáramos en los brazos de Eros todo el tiempo, nos sentimos criaturas llenas de un deseo infinito, que ha surgido de las profundidades de la existencia...

el poema zarpa y nos surca...

anamaría, navegar contigo,

y el viaje es muy, muy hermoso!

Say dijo...

uf, Tera, los latidos de mi corazón en el globo serían atronadores,

contemplaría todo embelesada...

el cielo, el aire, la hierba, los ríos, los árboles,

la tierra tan cerca, tan cerca...

todo, tocado por mis dedos en sintonía con mi felicidad!

Tera dijo...

Estaba leyendo en la cama hace un momento el "Atlas" de Borges y encontré esto en el capítulo titulado "El viaje en globo", que me recordó a la felicidad de tu corazón sobrevolando el gran poema que es la vida:

"Toda palabra presupone una experiencia compartida. Si alguien no ha visto nunca el rojo, es inútil que yo lo compare con la sangrienta luna de San Juan el Teólogo o con la ira; si alguien ignora la peculiar felicidad de un paseo en globo es difícil que yo pueda explicársela. He pronunciado la palabra 'felicidad'; creo que es la más adecuada. [...]

[...] De pie, apoyamos las manos en la borda de la barquilla. Clareaba el día; a nuestros pies a una altura angelical o de alto pájaro se abrían los viñedos y los campos.

El espacio era abierto, el ocioso viento que nos llevaba como si fuera un lento río, nos acariciaba la frente, la nuca o las mejillas. Todos sentimos, creo, una felicidad casi física. Escribo 'casi' porque no hay felicidad o dolor que sean sólo físicos, siempre intervienen el pasado, las circunstancias, el asombro y otros hechos de la conciencia. El paseo, duraría una hora y media, era también un viaje por aquel paraíso perdido que constituye el siglo diecinueve. Viajar en el globo imaginado por Montgolfier era también volver a las páginas de Poe, de Julio Verne y de Wells. Se recordará que sus selenitas, que habitaban el interior de la luna, viajaban de una a otra galería en globos semejantes al nuestro y desconocían el vértigo."

¡Abrazos selenitas!

Say dijo...

Tera,
qué preciosidad estos fragmentos! a Borges se le lee y siempre es como si se le leyese por primera vez. hacedor de estrellas, su universo rebasa en la pluralidad de los mundos de la mente, y sabe de la transmutación ante "el poema de la vida", y sabe del viaje que se desarrolla dentro del corazón...

...y la felicidad "casi" física "porque no hay felicidad o dolor que sean sólo físicos, siempre intervienen el pasado, las circunstancias, el asombro y otros hechos de la conciencia"

los paraísos mentales, las imágenes convocan el presente y pasado, el vuelo de las aves, momentos de la vida, la luz feliz de los habitantes selenitas, el viento recorriendo el mundo...y mis hermosos viajes con Poe, Julio Verne y Wells!...los sonidos de las palabras, el silbido de mis libros, cajas mágicas, amor desaforado, los volúmenes, las enciclopedias,los mapas antiguos, los libros de bolsillo gastados...chispas de color ámbar...

un abrazo en hermosas expediciones!