viernes, 3 de febrero de 2012

Mi corazón sismógrafo

Me gustaba ir al parque que hay frente al instituto y escarbar en la tierra para hacerle dibujos de corazones y de palabras, llegaba a clase con las uñas llenas de barro. Sentada junto a ella escribía poemas. (Así, con esas manos de entonces, escribo esto para ti). Al acabar la clase, la llevaba hasta allí. Cierra los ojos, le decía excitada, ella los cerraba. ¡Ábrelos!, reía, mirándome con sus ojos graves, besaba mis manos cuando las llevaba aún llenas de mugre, y yo abrazaba su cabeza loca de alegría, me gustaba oler su pelo, tenía el olor de las naranjas. Sé que me quiere, lanzaba al cielo. Caminábamos en un círculo alrededor del dibujo y después, en la habitación, desnuda me daba las gracias. Nos gustaba tocar la tierra, pasar una y otra vez los dedos por el oloroso brezo, notar la hermosa floración de la hierba, hundirnos en suaves torrentes de almizcle, entrar en grutas resplandecientes, y en las dulces cuevas húmedas llenarnos los dedos de agua salada… Nos encantaba el olor de nuestros dedos...

Imagen, Paul Paper

18 comentarios:

Stalker dijo...

Say:

uno se acerca a estas entradas y observa la quietud del agua. Debajo adivina el estruendo, el derrumbe, la intensidad de quien está tan vivo.

uno celebra esa vida

y también esa forma de decir la vulnerabilidad que somos

al leerte reconozco, en rápidas ráfagas, algunas de mis propias vulnerabilidades: algo se traza en esa estela

algo me dice que, a pesar de tantas mentiras e imposturas, a pesar de la civilización imposible, irrespirable que hemos construido, ha merecido la pena estar aquí

y que merece la pena estar aquí para dar, para seguir dando todo cuanto tenemos: un poco de polvo, el temblor que nos une, la vulnerabilidad que nos invita a entrar, sin mapas, en el bosque como niños perdidos, desamparados y constelaciones (porque las únicas que conocemos han sido escritas por dedos sin memoria en el agua lenta que llaman corazón)

todo eso celebra uno aquí, Say, en la intemperie y el silencio, junto al agua quieta que ya parece despertar, que ya despierta

y es agradecimiento entonces la contemplación de tus destellos de vida

un abrazo, y otro...

Say dijo...

Mi querido búfalo,
a veces me digo pero qué hago yo aquí entre tanta mecanización de los gestos, tanta impostura y tanta manipulación. ahora todo está construido a base de poses y de apariencias. que si las virtudes über alles, que si la configuración de la narratología, ah, y la condescendencia intelectualoide con que miran los pijos del régimen de siempre, desde el trono de su vida fácil, todo el fascismo del partido facha, llamándolo partido pop. tanta lucha por los nombres, la vanidad del poder y la fama. y tanta tontería axfisiándolo todo.

y luego están los confines llenos de otros lugares, lugares hermosos donde viven nuestras emociones intactas, donde viven los niños heridos y ávidos de amor con su emocionante honestidad, con el miedo siempre retándolo, con la frágil vulnerabilidad, con nuestro modo de vivir raro.

para mí, la única gente hermosa es la que se parece a los árboles, las flores, el agua, los colores, la tierra, los animales. la mayoría de mis amores eran perros esquimales del sur, gatos callejeros transiberianos, niñas y niños repudiando la hipocresía.

un abrazo a uno de esos niños hermosos!

ana dijo...

querida Say,resueno tanto con esa manera de estar en este mundo, acá te copio unas palabras mías que me hiciste recordar:

...
me suelo enamorar de las flores que brotan entre los desperdicios
de sus pistilos lascivos horadados
me enamoro de su sonriente desazón
de la timidez de su voz entrecortada
termino enamorada del guiño inocente de los perros
de sus lenguas que miran y se ofrecen
de la pelambre amanecida en la vecindad de los escombros
....
me tiembla el horizonte cuando me enamoro de la tierra preñada
y del negro estiércol que la devora
de toda criatura babosa reptante sin ojos me enamoro ...

y seres como tú y Stalker en cuya existencia la belleza encuentra abrigo

abrazos con las uñas de tierra

Say dijo...

ana,
la captura de las percepciones, de nuestro propio ancestro animal, antes de que todo se tornara tan devastado...

frotamos nuestro deseo sobre la tierra llena de líquenes que entran en nuestra raíz...

poseídas por ese electrizante y apasionado modo de amar, de enamorarnos de la belleza conmocionadora de los seres que viven en tu poema...mirar en la alcantarilla la rosa, hasta pulverizarnos los ojos...

los seres humanos que se parecen mucho a los seres humanos hace tiempo que comenzaron a dar miedo.

anamaría, gracias por los fragmentos vívidos de tu escritura. por "esa" conexión entre los seres que escarbamos la tierra con las uñas, arando desesperados en la violencia de la dulzura nuestros mensajes de amor...

un beso con las uñas llenas de líquenes

PÁJARO DE CHINA dijo...

"Sé que me quiere", sigue lanzando al cielo. Y el balón de nubes azules de aquella edad heroica marca aún su trayectoria ignífuga, ese balón, como aquél del que habló Dylan Thomas, aun no ha tocado el suelo ...

gusto de verte, placer estremecido de sentirte corazón sismógrafo, en los límites más exquisitos y velados de la antigua escala Richter, robada con premeditación y alevosía al meteorólogo de la academia más cercana, solo para trenzar nubes de viento y levantarse la falda hasta donde no sé debe, no se sabe, no se permite, no se admite y tampoco se toca, pero sí, sí, sí.

Say dijo...

Pájaro de China,
aún no ha tocado suelo!

"He oído el contar de muchos años
y muchos años tendrían que atestiguar un cambio.

La pelota que arrojé cuando jugaba en el parque
aún no ha tocado el suelo"

ni todo el desamparo, los precipicios por los que hemos caído, las heridas, perdiciones, fracasos, ni tampoco los golpes, pudieron nada contra la ardiente ráfaga de amor que un día muy temprano, vino a clavarse en nuestro alma-cuerpo para el resto de nuestros días.

ah, con el sismógrafo robado al académico metereólogo de moral intacta:) he palpado, tocado y escuchado, con temblor, estremecimiento y salvaje placer, las tierras más hermosas, los corazones más increíbles, los movimientos sísmicos más delicados, hermosos y profundos de cuevas maravillosas y grutas tan resplandecientes...

sí, sí, sí...

mi querida pájaro de china

L dijo...

¿Puedo suscribir los comentarios ya escritos? ¿Puedo reescribirlos sin tocar una coma ni enmayuscular una letra? ¿Me dejas contar la historia con las misma palabras?.

En esa delicada fuerza está el poder de la resistencia. Debemos infiltrarnos en las palabras del enemigo, saber que el lenguaje es enemigo, saber que en la noche de la palabra somos la quinta columna, que aquí si cabe la lucha innoble, que se apoderarán de nuestros espíritus como bocaditos de diseño y que estos serán cuchillos de carnicero, tijeras de modista, punzones de zapatero. Nos comerán como saturnos pero nosotros arañaremos su esófago, bloquearemos sus intestinos impidiendo la defecación de los sanos, crearemos cálculos en el riñón y piedras vesiculares, trombos en la maquinaria...

Y mientras combatimos, las dos niñas tendrán un espacio de barro y agua salada.

Nos debemos a las niñas y a olor de su pelo.

Gracias porque tu resistencia me permite hablar aquí, en este espacio precario, antes de ser deglutido otra vez-otra vez-otra vez por la galaxia blogger. Soy un bocado de cristales y óxido en el exquisito manjar de las libertades.

L

Say dijo...

L,
es tan fácil ser devorado.

nos defendemos como niños contra las fauces de saturno.

por eso hay quienes deciden vivir en otra forma, su propia rebeldía repudiando las manipulaciones y los cinismos hipócritas, lo penoso y absurdo que es ser devorado por los bocaditos de diseño, o ser desgajado por los cuchillos de carnicero grandilocuente, y cortado por las tijeras de apariencia y vanagloria que todo lo pudre y todo lo destroza.

"antes de ser deglutido otra vez-otra vez-otra vez por la galaxia blogger" quedan las grietas, "en toda cosa hay una grieta,
es por ahí donde entra la luz" Leonard Cohen

oasis distintos donde uno, si quiere, podrá ser como concibe la vida. sin pensar en premios ni castigos. vivir como las niñas amando el olor de los dedos en los espacios de barro y agua salada.

intrincarnos en los bosques de nuestra mente, como todo lo que ocurre en la isla Drop Out, y todo lo que L le escribe a Jane, y todos los espacios de ruinas, y todas las tempestades y las cartografías del libro de L. y las arañas y los molinos góticos y los seres que palpitan...

Un abrazo entre óxido y cristales de cuarzo, de hielo, de sal, de toda clase de minerales que construyen sueños y visiones...

en el espacio de nuestro libertario corazón

marcela dijo...

Say,Witterson cuenta que cuando dijo a los diecisiete años a su madre una fundamentalista religiosa, que se había enamorado de una chica y era feliz, su madre pregunto
¿Por que ser feliz, si se puede ser normal?
Un abrazo, sin acentos en el iPad.

Say dijo...

y, claro, quién quiere ser anormal pudiendo ser normal! :)

marcela, mira lo que escribe la maravillosa, la rebelde Emily Dickinson,

Mucha locura es juicio divino
Para el ojo más sagaz
Mucho juicio, la más estricta locura
Para la mayoría;
En esto y en todo, prevalece
Asiente, y entonces eres normal,
Disiente, y eres directamente peligroso
Y manejado con cadenas. E.Dickinson

ay, recuerdo el precioso libro "Fruta prohibida" de Winterson donde narra ese paso en su adolescencia y el mundo que la ortodoxia y fundamentalimo religioso extremo de sus padres produce en su infancia.

todas hemos conocido esas realidades intransigentes a lo largo de nuestra vida, y a los acérrimos fascistas que pululan por el mundo y sólo admiten para la mujer, la mordaza y las cadenas que han impuesto para ellas. sólo admiten que amemos eso que ellos ordenan,

pero quién puede frenar o encarcelar a un corazón que ama libre y locamente!!

algunas elegimos vivir y amar a quien nos da la gana, (aunque nunca me olvido de la situación de las mujeres en otros paises con regímenes terroristas y terroríficos donde sólo el hecho de ser mujer te convierte en blanco de los ataques más crueles, y donde las represalias por desobedecer son vengativa y cruelmente castigadas)

un fuerte abrazo marcela!

c c Rider dijo...

Los enunciados deberían suavizar y así los recuerdos desperezarse, acaeciendo, acariciando la pulsión, borrando la afasia de los sentimientos. También a mí me sucede al oler el salitre en la piel, se despierta lentamente pero de un modo firme el placer de sentirme de ninguna parte y vencer el viejo pensamiento humanista, cristianismo empobrecido. Sentir la gota en el mar, sentir la pausa en el devenir. Sentir el ritmo de la estrella de mar.

Un abrazo Say, un abrazo que es un latido en una concha de mar.

Say dijo...

cc,
dejarnos caer infinitamente en nuestros sentidos físicos, que son lo más profundo que tenemos. Sacar y vencer cualquier mandato o mandamiento, lastres pesados, absurdos y limitadores.

Dejar que la naturaleza viva en nosotros, sentir los ríos, el agua, el salitre, el aire, los movimientos del día y de la noche, los temblores y los hermosos sonidos, los torrentes suaves y los flujos turbulentos, las vibraciones y los latidos...

un abrazo cc entre latidos de nuestros frágiles y hermosos corazones

Anónimo dijo...

Me encanta tu Blog..es la primera vez que lo leo... encontré muchas cosas interesantes XD

Say dijo...

gracias por tus palabras Anónimo

un saludo

ana dijo...

Querida Say ¿dónde está tu corazón sismógrafo?

saludos

Say dijo...

mi corazón está aquí contigo.

me siento cerca de ti ana. tengo dentro tus palabras, tu poesía, tu alma ardiente...

esta temporada no he tenido tiempo para mí. en estos sistemas laborales, en estos horarios donde nos tienen enterrados para la subsistencia, hay veces que logran agotar y poner enfermas a las personas, pero antes de la trituración total, espero, en unos días, poder salir un poco antes y recuperar fuerzas.

mi querida anamaría las ondas de tu corazón se propagan tan salvaje y dulcemente...

Akaki dijo...

Realmente tierno y natural...

un saludo!

Say dijo...

Hola Akaki, vaquero de las dunas,

un saludo!