lunes, 20 de septiembre de 2010

Los hilos no se cambian


Feliciana Piris es la dueña de la mercería Blau Marí que tuvo que cambiar el nombre original de su negocio, Azul Marino, al catalán, tras la instauración de la imposición lingüística de la Generalitat.

En febrero de 2009, Piris recibió la inesperada visita de una inspectora de la Oficina de Consumo. Le recriminó que no podía mantener en castellano el sufijo "lanas y telas, etc." del cartel principal y que no estaba permitido tener en el interior de la tienda los carteles de "prohibido fumar", "los hilos no se cambian" y "ofertas de retales a cinco euros".

La inspectora, que estuvo haciendo fotos sin pedir permiso, impuso a Piris una multa de 1.200 euros.

Además la amenazó con que "en dos meses irían a ver los cambios y, si no había ninguno, le pondrían una 'buena' multa", con lo que no les quedó otra que tapar parte del letrero principal y quitar los carteles que estaban dentro en castellano.

Sin embargo, con el paso de los meses la historia se fue complicando aún más. La sanción que se tenía que haber recibido antes del verano, llegó el 4 de agosto del 2009, con el establecimiento cerrado y con Felicidad Piris en plena baja de un año por enfermedad.
La sorpresa fue al abrir la multa. En el interior se aludía a que un vecino la había denunciado en 2008. "No es verdad, nadie te denuncia por hablar en castellano", ha comentado Piris, que ha acusado a la asociación independentista Catalunya Acció, liderada por Santiago Espot, de ser la responsable de estas denuncias ciudadanas.

Santiado Espot en febrero de 2010 en Canal Català TV, reconocía que su asociación había puesto "3.000 denuncias".

Por último, Feliciana Piris ha comentado que tendrá que cerrar su negocio una vez que se incorpore tras su enfermedad. "Con un año de baja, con los impuestos y con las multas, voy a tener que cerrar"

Feliciana Peris es nacida en Cardona y catalanohablante. Pese a que la tienda, ya posee un nombre en catalán, el otro texto, motivo de la polémica, es el que acompaña al nombre de la tienda, donde se puede leer “Textil, hogar y tapicería. Sedas, lanas, sastrería y fantasía”.

16 comentarios:

Curiyú dijo...

Todavía los inquisodores andan desparramando su odio por el mundo. No me extraña. No sólo son este tipo de funcionarios mediocres. Tambièn los hay entre nosotros, vos sabés.
Un abrazo.

Say dijo...

Curiyú,
es lo malo de todo. La persecución se hace en contra de personas que sólo quieren ganarse la vida sin hacer daño a nadie. Y encima, es verdad, cómplices de esa represión los hay entre nosotros.

Qué sencillo sería dejar que cada uno se exprese como quiera. Y seguir el proverbio:
"Vivir y dejar vivir"

Un abrazo

Stalker dijo...

Terrible, Say,

¿qué puede decirse ante una atrocidad así?

Este nacionalismo cegador, devastador (tanto el periférico como el centralista, porque se alimentan uno al otro) es una lacra de la que, no lo olvidemos, muchos obtienen pingües beneficios, regalías, réditos electorales, etc.

Y además está incentivado políticamente, porque desde un punto de vista social, sin ser aguijoneado desde ciertas esferas, no creo que tenga tanto calado.

Creo que ya conoces mi posición política, a la izquierda de la izquierda, pero nunca entendí el nacionalismo, y menos aún el autodenominado "nacionalismo de izquierdas" (ERC): una burda contradictio in adjecto, una imposibilidad filosófica, ya que el nacionalismo es siempre, por definición, conservador y excluyente, incluso en sus formas "suaves" (nacionalismo cultural: leer sólo a los poetas de nuestra lengua, fomentar sólo la cultura en una lengua a través de prebendas, etc.)

Además, la operacion de transformar la cultura en ideología -en la que se cifra la perversión esencial de todo nacionalismo- es tan indigna desde un punto de vista intelectual que poco más puede decirse...

Muy triste, Say.

un abrazo

Say dijo...

Stalker,
es asfixiante desde hace años aguantar la degradación cultural y ética que estamos viviendo por estos lares. Este nacionalismo, efectivamente, tan incentivado políticamente, hace que algunas personas se pierdan en los discursos radicales y llenos de odio hacia "el resto del estado", y acepten una serie de ideas tan incompatibles con lo que significa compartir . Luego los ves en sus trabajos, repitiendo como loros, las mismas palabras de estos mezquinos aspirantes a emperadores de "su" país.

Lo de ERC, contradice la más elemental filosofía de la izquierda, la idea de la humanidad como un todo natural.

La servidumbre de los que se dedican a "la cultura" en cataluña, se ha convertido en moneda de cambio. Los subvencionados, destinatarios de miles de euros de dinero público, han convertido la cultura, el conocimiento, en una doctrina catalanista y sumisa hasta el hartazgo y el ridículo.

Si no fuera porque hacen tanto daño...

Los que silencian afirman la represión. Por eso las palabras de Mariel, que tengo escritas ahí, en mi columna primordial, son tan significativas para mí.

Un abrazo, Stalker

marcela dijo...

Tiemblo después de haber leído.Sé que es así, pero aún quedan muchos que no lo ven.Vendrán muchos otros y nos harán peores. Brech lo contaba, y el nazionalismo avanza con la adquiescencia de los progres bienpensantes que intentan ser diferentes hablando iguales. Es algo que lo vemos avanzar sin pararles,que se pierdan en sus discursos; no me importa, lo peor es que desde nuestra inanidad les dejamos hacer.
Me ha gustado tanto el relato que me gustaría publicarlo en a vueltas con la vida. Difundirlo hasta conseguir que lo vean muchos, lo piensen, lo aborrezcan.
Lo peor son los delatores.
Te abrazo muy indignada.

Edmundo dijo...

La intolerancia nos es natural. Cada vez, entiendo más a los animales.

emmagunst dijo...

entre la nota, la opinión de Curiyú, la tuya Say, la de Stalker y las palabras de Mariel, casi está todo dicho...un abrazo

Say dijo...

marcela,
así es. Brech lo dijo. Con el silencio concatenado, un día vendrán...y nadie habrá para contarlo.

Aquí en Cataluña estamos viviendo una situación de represión y de dictadura. Lo que pasa es que nadie dice nada.
No a todos los ciudadanos les gusta lo que está pasando pero pocos manifiestan su repulsa.

Y lo peor son esos funcionarios delatores, que no se conforman con tener su sueldo asegurado, sino que necesitan humillar, "castigar", hacer daño. Imagínate cómo estarán de entrenados.

Me encantaría que pusieras el texto, como tú consideres, en tu blog. Como dices, cuanto más se difunda mejor.

Un abrazo de otra indignada

Say dijo...

Edmundo,
es verdad. Los humanos dejamos mucho que desear. Cada vez es más insoportable aguantar. Los animales son los únicos que salvan esta tremenda decepción.

Un abrazo!

Say dijo...

emma,
un abrazo!

Adriana Alba dijo...

Te conocí a través del blog de Emma.

Felicitaciones!

Saludos.

Say dijo...

Adriana,
encantada de conocerte.

Hay una frase en el perfil de tu blog que define muy bien lo que compartimos: "todos somos parte del TODO". Me gusta.

Un saludo!

PÁJARO DE CHINA dijo...

querida Say, los hilos no se cambian. no se trafican. estamos hechos de hilos y no debemos soltarnos, a riesgo de convertirnos en marionetas. ojalá todos mis hilos fueran de colores, así. cuando veo colores, allá voy. y me pierdo en las telas, las lanas, las "fantasías". hoy conseguí un perrito hecho de parches de telas de colores.

nacionalismo, para mí, siempre ha rimado con fascismo. ¿no somos inglesas gracias a Woof, francesas gracias a Rimbaud, norteamericanas gracias a Patti Smith, rusas gracias a Dostoievski? es más saludabe estar en tránsito, para no coserse las pupilas y que se atrofien los pies.

Feliciana (nombre bello si los hay) debería borrar lo que está escrito en sus carteles y escribir: "los colores hablan por sí mismos, en todos los idiomas".

Los delatores y los fanáticos viven en los círculos más bajos del infierno. Y Dante, que era tan piadoso, hubiera debido escupirlos.

Beso tu frente beligerante y lúcida.

Say dijo...

Mariel,
el nacionalismo siempre ha sido la más fascista de las ideologías. Y hemos comprobado las guerras inmisericordes, asesinas y criminales que se han producido en el mundo por esta aberración política y codiciosa.

Qué seríamos sin nuestras letras escritas en todos esos idiomas. Soy la más rusa del mundo cuando leo a Dostoievski...Patti... Rimbaud...la más inglesa con Virginia que tanto vió y comprendió. Paseo por Londres con ella, ayudo en su editorial Hogarth Press, y la escucho hablar con su acento especial...

Feliciana compuso unas frases bellísimas que colgaba en pequeños carteles por la tienda. Poesía en estado puro. Y el frontispicio maravilloso en el pórtico de su mercería Azul Marino: “Textil, hogar y tapicería. Sedas, lanas, sastrería y fantasía”.

Si Dante volviese a bajar al infierno se encontraría con estos fanáticos y como bien dices, seguro les escupiría.

Un beso desde la resistencia

Sonja dijo...

Increible, mira al menos los fascistas reconocidos no se andan con rodeos, dejan clara su posición, pero en el caso del nacionalismo catalán es especialmente sangrante porque disfraza de libertades sus imposiciones y se queda tan ancho, por eso encuentro que es especialmente perverso.

Say dijo...

Sonja,
es así, como dices. El nacionalismo catalán es perverso y retorcido. Los fascistas reconocidos los conocemos todos. A los nacionalistas hay que verlos actuando y enterarse de cómo se las gastan.
Tenemos otro ejemplo de sus perversiones hace unos días, con la prohibición de las corridas de toros en la plaza y el blindaje de los correbous como fiesta popular de cataluña. Una salvajada donde los toros quedan ciegos, sufren infartos, quemaduras, y son vejados hasta la extenuación y otros maltratados hasta la muerte.
Hay una larga lista de cosas indignantes que no salen en ningún medio...