miércoles, 29 de septiembre de 2010

La huella dorada


“Entonces se percató con sorpresa de que no era desdichada. La presencia física de Sabina era mucho menos importante de lo que había supuesto. Lo importante era la huella dorada, la huella mágica que había dejado en su vida y que nadie podría quitarle."

Milan Kundera, La Insoportable Levedad del Ser

Imagen, Lina Scheynius

Mirada felina



Imagen, Edouard Boubat

jueves, 23 de septiembre de 2010

Una luz


El proceso

- ¿Qué voy a hacer?. No aguanto vivir. La vida es tan corta y yo no aguanto vivir.

- No lo sé. Yo siento lo mismo. Pero hay cosas, hay muchas cosas. Hay un punto en que la desesperación es una luz, y un amor.

- ¿Y después?

- Después viene la naturaleza.

- ¿Llamas naturaleza a la muerte?

- No. Llamo a la naturaleza Naturaleza.

- ¿Todas la vidas habrán sido esto?

- Creo que sí.

Clarice Lispector
“Aprendiendo a vivir. Y otras crónicas”

Las tierras inundadas


"La imaginación es la reina de la verdad, y lo posible es una de las provincias de lo verdadero. Ella deviene realmente emparentada con lo infinito"


"He aquí que ya toqué el otoño de las ideas,
y debo usar la pala y los rastrillos
para hacer resurgir las tierras inundadas,
donde el agua ara como tumbas grandes hoyos.
¿Y quién sabe si las flores nuevas de mis sueños,
encontrarán en este suelo estéril como la arena
el místico alimento que les daría su vigor?"

Charles Baudelaire

Oeuvres complètes.
Fragmento de su poema "El enemigo"

lunes, 20 de septiembre de 2010

Los hilos no se cambian


Feliciana Piris es la dueña de la mercería Blau Marí que tuvo que cambiar el nombre original de su negocio, Azul Marino, al catalán, tras la instauración de la imposición lingüística de la Generalitat.

En febrero de 2009, Piris recibió la inesperada visita de una inspectora de la Oficina de Consumo. Le recriminó que no podía mantener en castellano el sufijo "lanas y telas, etc." del cartel principal y que no estaba permitido tener en el interior de la tienda los carteles de "prohibido fumar", "los hilos no se cambian" y "ofertas de retales a cinco euros".

La inspectora, que estuvo haciendo fotos sin pedir permiso, impuso a Piris una multa de 1.200 euros.

Además la amenazó con que "en dos meses irían a ver los cambios y, si no había ninguno, le pondrían una 'buena' multa", con lo que no les quedó otra que tapar parte del letrero principal y quitar los carteles que estaban dentro en castellano.

Sin embargo, con el paso de los meses la historia se fue complicando aún más. La sanción que se tenía que haber recibido antes del verano, llegó el 4 de agosto del 2009, con el establecimiento cerrado y con Felicidad Piris en plena baja de un año por enfermedad.
La sorpresa fue al abrir la multa. En el interior se aludía a que un vecino la había denunciado en 2008. "No es verdad, nadie te denuncia por hablar en castellano", ha comentado Piris, que ha acusado a la asociación independentista Catalunya Acció, liderada por Santiago Espot, de ser la responsable de estas denuncias ciudadanas.

Santiado Espot en febrero de 2010 en Canal Català TV, reconocía que su asociación había puesto "3.000 denuncias".

Por último, Feliciana Piris ha comentado que tendrá que cerrar su negocio una vez que se incorpore tras su enfermedad. "Con un año de baja, con los impuestos y con las multas, voy a tener que cerrar"

Feliciana Peris es nacida en Cardona y catalanohablante. Pese a que la tienda, ya posee un nombre en catalán, el otro texto, motivo de la polémica, es el que acompaña al nombre de la tienda, donde se puede leer “Textil, hogar y tapicería. Sedas, lanas, sastrería y fantasía”.

martes, 7 de septiembre de 2010

Esta mañana soy otra


esta mañana soy otra
toda la noche
el viento me dio alas
para caer

Blanca Varela, Concierto Animal

El amor atraviesa el amor


“Yo elegí. Dirigí el cuño de la vida no hacia el exterior, sino hacia el interior, hacia la fibra desprotegida, blanca, en carne viva.(…) Mi red apenas puede distinguirse de lo que atrapa. Levanta ballenas, enormes leviatanes y blancas medusas, lo amorfo y errante; me doy cuenta, advierto. Se abren ante mi mirada: un libro, veo hasta el fondo; el corazón, lo veo hasta lo más profundo. Sé qué amores arden en el fuego, cómo los celos arrojan luces verdes aquí y allí, qué intrincadamente el amor atraviesa el amor; cómo anuda el amor, con qué brutalidad deshace el amor los nudos. He estado anudado, y me han desanudado con violencia.”
Virginia Woolf, Las Olas
Imagen Federico Erra

Corazón desbocado


“Por la ventana sacan la cabeza las flores. Veo pájaros en libertad, e impulsos más libres que los pájaros más libres se fraguan en mi corazón desbocado. Están febriles mis ojos; los labios, firmemente apretados. Vuela el pájaro, baila la flor, pero yo siempre oigo el sordo golpear de las olas, y patea en la playa la bestia encadenada.”

Virginia Woolf, Las Olas

Imagen Mona Kuhn